El cadáver fue hallado gracias al llamado de un vecino de la zona que informó sobre un auto que se estaba prendiendo fuego en un descampado.
El cadáver fue hallado gracias al llamado de un vecino de la zona que informó sobre un auto que se estaba prendiendo fuego en un descampado.

Efectivos de la Policía de Bahía Blanca encontraron el cuerpo calcinado de un hombre dentro del baúl de un auto, que había sido incendiado en un descampado de esta ciudad bonaerense. Tras varias tareas de investigación, detuvieron a un sospechoso, que luego se autoincriminó.

De acuerdo con lo que informó la agencia Télam, el cadáver fue hallado a raíz del llamado al 911 de un vecino de la zona, que alertó sobre un vehículo que se estaba prendiendo fuego en un basural ubicado en la intersección de las calles Gorriti y Richieri, a pocos metros del centro.

Luego de recibir el aviso, integrantes del Comando de Patrullas y de distintas seccionales de Bahía Blanca, como así también de la Policía Científica, llegaron al lugar indicado por el testigo. Entre los montículos de tierra y desperdicios, encontraron un Renault Logan color blanco totalmente quemado.

Al revisar el baúl del automóvil, los uniformados hallaron un equipo de gas y el cuerpo calcinado de un hombre, por lo que dieron intervención al fiscal de Homicidios de esta ciudad, Jorge Viego, quien llegó a la escena del crimen junto con distintas autoridades de la Jefatura Departamental y la Delegación Departamental de Investigaciones.

Durante las pesquisas, los detectives hallaron una chapa patente a través de la cual pudieron constatar que el vehículo había sido vendido en mayo en un concesionario de Bahía Blanca e identificaron al comprador, quien sería la víctima: se trata de Cristián Alvarez, "de 38 años, oriundo de Algarrobo y dedicado a tareas agrícolas”, precisó una fuente del caso a la mencionada agencia de noticias.

Tras analizar las cámaras de seguridad de la zona, los investigadores vieron al hombre conduciendo su Renault Logan cerca de las 15 del jueves pasado sobre la ruta nacional 3, a la altura del control del Fitosanitario, yendo en dirección a Bahía Blanca.

Paralelamente, las autoridades a cargo de la investigación dieron con un conocido de la víctima, identificado como Rafael López Machuca, quien luego de ser consultado sobre este homicidio se “autoincriminó al decir que el dueño del auto había empezado a convulsionar, por lo que lo metió adentro del auto y lo prendió fuego”, según explicó un miembro de la pesquisa. Además, confesó que había estado con Alvarez en su casa, consimiendo estupefacientes. Por esta razón, el sospechoso quedó en calidad de aprehendido y en las próximas horas deberá ser indagado por el fiscal Jorge Viego.

Por otra parte, la autopsia realizada por la tarde de este viernes determinó en forma preliminar que la víctima ya estaba fallecida al momento en el que se originó el incendio, pero no se logró determinar si presentaba lesiones de arma blanca o de fuego.

Seguí leyendo: