El martes 10 de agosto, el mismo día que fue vista por última vez por su madre, Débora, Navila Garay subió a una moto roja con el hombre acusado de matarla a golpes de maza y enterrarla, el jardinero Néstor Garay, alias "Lito", de 56 años.

Las cámaras de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Chascomús tomaron su recorrido a las 18 horas de ese día. Los investigadores del caso a cargo de la fiscal Daniela Bertolotti analizaron las imágenes, ubicaron puntos en el mapa: la moto se dirigía hacia la casa-quinta en la calle Mercedes al 700 donde Navila sería finalmente asesinada de 17 golpes de maza en la cabeza y luego enterrada.

El video, al que accedió Infobae, es una prueba altamente incriminadora para Garay, detenido en la noche del domingo por la DDI local luego de que la dueña de la casa-quinta lo denunciara. No solo lo ubica junto a la víctima, también establece el mismo martes 10 como la posible data de muerte.

Ante la fiscal Bertolotti, Néstor Garay se negó a declarar, asistido por un defensor oficial.

Néstor y Navila Garay: victimario y víctima.
Néstor y Navila Garay: victimario y víctima.

El recorrido según las cámaras va desde la esquina de Perón y Dolores hacia la avenida Costanera, luego hacia la calle Artigas, luego hacia la calle Chávez, en dirección al barrio de la casa-quinta.

La fiscal Bertolotti sostiene en sus cálculos que el femicidio ocurrió en un pequeño galpón en la casa-quinta donde se encontraron varias manchas de sangre y herramientas como una maza.

El fiscal general Diego Escoda aseguró en declaraciones radiales de esta mañana que no existen hasta el momento pruebas para imputar a un cómplice o sospechar de su existencia.

La autopsia al cuerpo realizada en la morgue de Dolores marcó un hundimiento en el cráneo y una fuerte hemorragia interna que desembocaron en un paro cardiorrespiratorio. El estudio no reveló signos de un abuso sexual.

SEGUÍ LEYENDO: