Ricardo del Barrio, alias "Tete", titular de Agropicado Lobos SRL, denunció que durante la madrugada del miércoles, un grupo de personas ingresó en su campo de la localidad de Lobos y le destruyó nueve silobolsas en las que había acopio de soja, sorgo y maíz, entre otros.

El productor agropecuario arribó a su predio, ubicado en el kilómetro 105 de la Ruta Nacional 205, cercano al Aeroclub Fortín de Lobos, en donde descubrió las fisuras de los bolsones y los granos desprendidos de ellos y esparcidos sobre el césped.

Los cortes horizontales, tal como se vislumbra en las imágenes y en los videos difundidos, fueron efectuados con intencionalidad en la parte lateral y frontal de las silobolsas. Por la cantidad que cayó, desde el lugar estimaron que tardarán varios días -incluso semanas- en recolectar lo que salió de los bolsones.

Los bolsones rotos y los granos esparcidos (Gentileza: LobosYa)
Los bolsones rotos y los granos esparcidos (Gentileza: LobosYa)

"Perdimos más de $900 mil", estimó Del Barrio cuando llegaron los primeros efectivos policiales al lugar. El damnificado indicó que uno de los galpones del inmueble también fue destrozado y vandalizado con pintadas con aerosol. De allí sustrajeron dos estéreos y una rueda de auxilio de un vehículo que permanecía guardado en el sector.

Del Barrio radicó la denuncia por robo y daños en la Patrulla Rural, dándose intervención a la Fiscalía de Saladillo, a cargo de la doctora Patricia Hortel. Infobae se comunicó con fuentes cercanas a la investigación, quienes precisaron que aún no hay detenidos y continúan recolectando información para dar con el paradero de los involucrados.

(Gentileza: lapalabradelobos)
(Gentileza: lapalabradelobos)

En el campo, pese a que no se modificarán los planes productivos, la situación de incertidumbre política y económica tendrá efecto negativo sobre el nivel de inversiones ya que muchos de los actores de la industria prevén una suba de las retenciones, tal como publicó Infobae, gane quien gane las elecciones presidenciales en octubre.

En el interior productivo no contemplan que en la agenda gubernamental de 2020 se busque ahondar en un mayor nivel de competitividad a través de una reducción de la presión impositiva y regulaciones.

Una encuesta realizada por la consultora Zorraquín + Meneses, en la cual intervinieron unos 500 empresarios agropecuarios, señaló que el 62% de los consultados opina que su empresa salió perjudicada ante el nuevo escenario económico y político que abrió el resultado de las últimas elecciones primarias.

SEGUÍ LEYENDO: