Un joven murió y otros siete fueron detenidos luego de que el grupo, acorde a versiones de la Policía, entrara a robar a un supermercado de Martín Coronado, localidad situada al noroeste del conurbano bonaerense, en el partido Tres de Febrero.

Los supuestos asaltantes, movilizados en una camioneta Fiat Ducato, ploteada con la sigla AYSA (Agua y Saneamientos Argentinos), fueron interceptados en la intersección de Campo de Mayo y avenida Márquez, justo en la esquina, a 20 cuadras del supermercado Día situado en Loma Hermosa.

El comercio, ubicado a 20 cuadras del lugar en el que fueron detenidos, está  en Perón al 7300. Apenas se retiraron del negocio, efectivos de la comisaría 5° Eufrasio Álvarez recibieron la denuncia e iniciaron la persecución del vehículo.

Fuentes ligadas a la investigación detallaron que fue un "robo pensado", en donde las ocho personas tenían información sobre una recaudación que el supermercado iba a despachar durante las últimas horas.

"Uno se quedó en el volante, otro en la vereda y un tercero dentro de la camioneta. Calculamos que lo hicieron así por si el operativo policial llegaba al supermercado, algo que no sucedió porque actuaron en pocos minutos. Se llevaron únicamente el efectivo que había en el negocio", relataron las fuentes policiales.

Algunos de los acusados, tal como se exhibe en el video que arrojaron las imágenes de las cámaras de seguridad, descendieron del vehículo con las manos en alto.

La policía informó que hubo un enfrentamiento a tiros y allí uno de los jóvenes fue baleado y murió en el acto. Otro fue herido de gravedad, continúa internado y bajo custodia. Sin embargo, la familia del fallecido, identificado como Diego Cagliero, desmintió a los oficiales y afirmó que no hubo ningún tiroteo porque no estaban armados.

La fuerza de seguridad secuestró una pistola y un revólver que estaban en la camioneta de los perseguidos, pero los involucrados denunciaron que no eran de ellos. Además, no se encontraron casquillos en el vehículo. 

"La escena del crimen no fue preservada y, sospechosamente, en la camioneta aparecieron dos armas que no pertenecían a ninguno de los jóvenes", indicó un comunicado de la Asociación Civil por los Derechos Humanos de Tres de Febrero, que acompaña a la familia Cagliero en lo que denominaron "un gravísimo caso de violencia policial".

La detención se materializó con un operativo cerrojo a través de las cámaras de seguridad. "Un robo de película", le expresaron a este medio fuentes judiciales. En el centro de monitoreo fueron siguiendo el camino de la Ducato y automáticamente le fueron informando a los policías que los perseguían el lugar exacto por el que iban transitando.

El hecho es investigado por el personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial San Martín.

Seguí leyendo: