Agentes policiales frente a la sucursal del Banco Río de Acasusso
Agentes policiales frente a la sucursal del Banco Río de Acasusso

Hubo un tiempo en que eran inseparables. Se reunían para debatir el plan hasta el detalle mínimo. Lo ejecutaron a la perfección, con armas de juguete, y la última vez que estuvieron todos juntos fue a la hora de repartir el millonario botín. Cada uno siguió su rumbo y por un
tiempo acordaron no verse. Ni siquiera se reencontraron en el juicio oral, porque dos de ellos nunca fueron atrapados, y otro fue juzgado aparte.

Hoy pareciera más probable que vuelvan a reunirse los miembros de Patricio Rey y Los Redonditos de Ricota que los ex ladrones de la banda que cometió el histórico robo del siglo al banco Río de Acassuso, ocurrido el 13 de enero de 2006.

El disparador es la película basada en el asalto, que comenzará a rodarse este año. Pero ya venían distanciados desde hace rato, entre celos, egos, sospechas, supuestas traiciones y rumores que corren entre ellos, boca en boca o a través de intermediarios.

Sólo dos integrantes de la banda participan en la película: el líder de la banda e ideólogo del golpe (llamado "Maestro" en el robo y ahora productor ejecutivo y guionista del film) y Luis Mario Vitette Sellanes, el negociador del grupo criminal que pudo engañar a los expertos en toma de rehenes.

Vitte Sellanes en Uruguay
Vitte Sellanes en Uruguay

Sin embargo, la idea es volver a reunir a la banda en este proyecto. Ya sea para que cedan sus nombres o participen como extras. Incluso el experto del grupo Halcon que negocio con la banda asesoró en el guion.

Es decir: la película podría unir a los ladrones y a su adversario.

El líder (por un tema legal no puede difundirse su nombre hasta el momento) será interpretado por Diego Peretti y de Vitette hará Guillermo Francella.

"Estoy por filmar otro hecho policial de los más emblemáticos del país. Hay como cinco casos: Robledo Puch; los Schoklender, que lo hizo Federico Luppi con Alicia Bruzzo; Arquímedes Puccio, Ricardo Barreda y el que voy a hacer yo, que es el robo del siglo, el caso de los que se fueron por el túnel subfluvial. No fue violento, robaron con armas de juguete", contó Francella.

El rodaje comenzó el lunes. Por estos días, según trascendió, van a rodar el robo, alternando con escenas en el túnel.

Francella es una réplica de Vitette.

La película está basada en el libro Sin armas ni rencores, el robo contado por sus autores, de Editorial Planeta.

Aunque no lo digan públicamente, un objetivo oculto es demostrar que la historia de ese asalto es superior al que narra La Casa de Papel, la serie española que fue furor en la Argentina y otros países.

Hasta el líder y Vitette encontraron coincidencias notables en la ficción y la realidad. Y tres miembros de la banda hablaron con sus abogados para ver la posibilidad de iniciar una demanda por plagio. Pero no la hicieron.

Imagen de uno de los ladrones dentro del  banco
Imagen de uno de los ladrones dentro del  banco

En su momento, uno de los rufianes hizo una lista de las sospechosas coincidencias:

Infobae accedió al escrito, que dice textualmente:

"Casa de Papel: el Profesor dice: 'Tenemos que ganar tiempo'.

Robo del Siglo: el negociador, que fue Vitette, dijo: 'Hay que ganar tiempo'.

Casa de Papel: el Profesor pide que no haya víctimas.

Robo del Siglo: el Maestro, líder y cerebro del asalto, pide que no haya víctimas.

Casa de Papel: el Profesor busca que la gente apoye a los ladrones.

Robo del Siglo: el líder habla de buscar una sensación de "clamor popular".

Casa de Papel: dos de los ladrones quedan filmados dentro de la Casa de la Moneda.

Robo del Siglo: dos de los ladrones quedan filmados en el banco haciendo inteligencia.

Casa de Papel: la banda se descarta mal de un coche usado para hacer inteligencia.

Robo del Siglo: un miembro de la banda se descarta mal de un coche usado para la fuga.

Casa de Papel: parece una toma de rehenes que se les va de las manos, pero es otra cosa. Un robo millonario.

Robo del Siglo: Lo mismo.

El líder inverosímil

El verdadero ideólogo y líder del audaz robo del siglo nació en San Isidro, en una familia de clase alta. Artista plástico, profesor de karate y jiu-jitsu, con estudios hasta segundo año de Ingeniería electrónica. Era el más chico de la banda. Tenía 36 años en el momento del robo".

Apasionado de los deportes de riesgo, cada tanto hace paracaidismo o vuela en parapente. Podría haber sido ingeniero, empresario, arquitecto, contador, pero un día, allá por septiembre del 2004, después de tomarse dos años sabáticos, mientras cultivaba marihuana en un indoor y pintaba cuadros, se le cruzó por la cabeza una idea: robar
un banco. Y no paró hasta lograrlo. El plan era verse rodeados. Que la Policía desplegara 300 hombres alrededor del edificio y pensara que todo ocurría en la planta baja con los ladrones y los 23 rehenes, pero lo importante pasaba en el subsuelo, donde rompían 145 cajas de seguridad con un artefacto especialmente diseñado por ellos.

La prensa informó que era una toma de rehenes. Los canales de noticias transmitieron en vivo. Después de varias horas de tensión, la Policía entró en el banco y no encontró a ningún ladrón. Los rehenes estaban sanos y salvos. "En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata y no amores", decía una nota escrita por el líder de la banda, que fue encontrada en la bóveda.

El mensaje que dejó la banda del robo del Banco Rio de Acassusso
El mensaje que dejó la banda del robo del Banco Rio de Acassusso

En ese momento, los ladrones iban camino a un escondite a celebrar y repartirse el botín millonario. Fue un robo único en el mundo porque nunca una banda había combinado una toma de rehenes con un boquete.

Cinco de ellos cayeron tiempo después, delatados por Alicia Di tulio, la mujer de Beto de la Torre. Fueron juzgados y condenados, pero al poco tiempo quedaron todos libres porque la Cámara de Casación bonaerense confirmó que actuaron con armas de juguete.

En la actualidad, lo único que parece unir a todos es que juran que están retirados del delito.

Cuando salió en libertad, el jefe de la banda tuvo la idea de escribir la película. Pensarla con la misma meticulosidad con la que planeó el robo. En su atelier escribió escenas con otros guionistas y fue clave en la producción, a la hora de sumar a dos productoras de peso en el cine internacional.

La película se estrenaría en 2020. En ese caso, el líder habrá batido un récord: planeó y ejecutó un robo histórico y una película que busca dar el mismo efecto que el asalto, aunque sin rehenes, ni réplicas de armas de juguetes y mucho menos una fuga con dólares.

No está claro cuánto invirtieron los productores.

"En mi atelier no hago nada ilegal. Escribir escenas para la película y pintar cuadros, además de meditar y hacer yoga", le había dicho el líder a Infobae hace unos meses.

El líder de la banda
El líder de la banda

Sin armas pero con rencores

La banda quedó con grietas. Vitette está peleado con De la Torre (sera interpretado por Rafael Ferro) y Sebastián García Bolster, el "ingeniero" del golpe. Bolster no se lleva bien con De la Torre y Vitette nunca se llevó bien con Bolster. "Es un gil que cuando lo apretaron nos delató", decía Vitette. "El uruguayo este es un agrandado, anda con joyas, se cree superior, pero yo prefiero estudiar y razonar antes que robar", llegó a decir Bolster.

Vitette llama "delator" a De la Torre. Nunca le perdonó que le dijera a su ex esposa, Di Tullio, que estaban por cometer el asalto. Nunca olvida el día que se reunieron en lo de De la Torre para reacondicionar la camioneta de la fuga. Al mediodía apareció la por entonces mujer del bandido con fideos para todos.

Ella los terminó por delatar, al parecer porque su marido pensaba fugarse con otra más joven y, para colmo, no le dejó un anillo que ella habría tomado del botín como "regalo". De la Torre, en cambio, dice que la Policía la amenazó de muerte para que "cantara".

Sebastian Garcia Bolster
Sebastian Garcia Bolster

Otro motivo de pelea es que en su libro, De la Torre minimiza la labor de Vitette.

Enterado de la noticia de la película, otro miembro de la banda se enojó. Se trata de Julián Zalloechevarría, el pistolero que esperó a sus compañeros en una camioneta a la hora de huir por una alcantarilla. También participó con Vitette en el robo de dos autos (sin violencia) que se usaron para el asalto.

"Mi personaje no puede faltar y nadie me consultó nada ni pidió permiso para usar mi imagen. Además mi hijo tenía los derechos de la historia y hasta se había apalabrado a uno de los actores famosos que ahora está con ellos. Quizá mandemos carta documento, aunque creo que ni vale la pena", dijo Zalloechevarría a Infobae.

Beto De la Torre
Beto De la Torre

"La película parte de un libro cuyos derechos fueron cedidos. Todo se hizo como debió hacerse", dijo uno de los abogados de la productora.

De la Torre no quiere meterse en la pelea, aunque le propusieron que mandara una carta documento a la productora de la película. "Es una lástima que la banda haya terminado mal o distanciada. Yo hago la mía: escribo, actué en unas escenas de la serie Un Gallo para Esculapio y el Robo del Siglo fue uno más en mi larga vida delincuencial".

Según un rumor, un productor tentó a De la Torre para que dé conformidad a su personaje e incluso haga un cameo. De la Torre habría aceptado. Al parecer lo intentarán con el resto de la banda.

El único que está a salvo de las peleas es el propio líder. Mantiene su perfil bajo, habla con Vitette por la película y en el estreno de El ángel se reencontró con De la Torre y tuvo una charla amena. Los dos, aunque vienen de orígenes diferentes (el líder de una familia honesta de clase acomodada y Beto del mundo hamponal), se respetan y
aclararon las diferencias en pocos minutos.

Lo cierto es que unos hablan pestes de otros y viceversa. Muchas cosas que dicen son impublicables. E incomprobables.

El que hasta ahora parecía en un limbo, alejado de todo, era el "Ingeniero" Sebastián García Bolster. Nunca asumió ser parte de la banda. Bolster le había dicho a Infobae que quería escribir guiones de cine, aunque no basado en el Robo del Siglo. "Yo no era parte de la banda porque no soy delincuente. Mis familiares no son delincuentes,
es una familia normal. Son todos trabajadores. Sufrieron mucho cuando me detuvieron. Porque ya lo dije: no soy del palo del hampa y es cierto que los policías me hicieron un simulacro de fusilamiento, pero no delaté a nadie, ya estaban delatados por Di Tullio".

"Es probable que haga un cameo, y tengo entendido que el resto de la banda podría sumarse", le dijo Garcia Bolster a Infobae. De ser así, aunque es poco probable, volverían a compartir un proyecto. Esta vez legal, pero que pretende recaudar millones.

Entre los rumores que se corren se dice que hubo amenazas contra un integrante de la banda que quería abandonar el plan. Que dos de ellos se agarraron a trompadas mientras fugaban en el bote. Y otros dos estuvieron a punto de hacerlo por una mujer. Que no se repartió el botín en partes iguales (sólo se halló un millón de dólares que estaban en poder de De la Torre). También celos porque algunos aparecen en los medios y otros no, y se acusan de adjudicarse actos del robo que fueron del otro.

Pero todo esto pareciera más fantasía que realidad.

Pero la pelea está con final abierto. Zalloechevarría promete ir a los medios y quizá en las próximas horas mande una carta documento a los productores de la película. "Dicen que me van a ofrecer un bolo y algo de guita para que le ceda mi nombre al personaje. Lo voy a evaluar", dijo Zalloechevarria.

Y Vitette, cuando De la Torre era entrevistado en un canal de aire por el robo, hace una semana, tuiteó: "Vitette a la pantalla grande y vos a sacar entradas para ver la vida de otro, ya que tu vida ni chicha ni limonada".

El uruguayo, alias "El hombre del traje gris", es la voz y la cara de la banda. Ahora vive en San José, una localidad uruguaya, y atiende la joyería "Verde esmeralda". "Del robo no me quedó nada, no miento. Las joyas son legales y muchas creadas por mí. Lo de la película es trabajo, pero mucho no puedo anticipar", dijo Vitette, experto en
generar intriga, conflictos y estrategias mediáticas, además de haber sido clave en el robo.

"Francella mantuvo una charla telefónica con Vitette para hablar sobre el personaje", dijo un allegado al rodaje.

"Yo soy un ladrón de peso, otros de la banda no habían robado ni un caramelo. A mí y a los que nos dejan afuera nos faltan el respeto", dijo Zallo.

La idea de un productor audiovisual, cuya identidad se mantiene en reserva, es ofrecerle dinero a cada uno de la banda para que ocurra el reencuentro. Todos juntos, otra vez. Sin armas y sin rencores. Pero algo quedó en claro: quizá sea más fácil cometer un robo perfecto que mantener unida a la banda del siglo.