Un hombre de 35 años, presunto ladrón, fue linchado en la localidad mendocina Las Heras, luego de ser descubierto cuando intentaba entrar a un domicilio.

En la puerta de la casa del barrio Tamarindo, ubicada en la calle Monteagudo al 2600, el joven identificado como Cristian Bruna fue asesinado a golpes este martes a la noche por los vecinos de la zona.

Fuentes policiales dijeron que el joven fue interceptado por otras personas que lo vieron junto a otros sujetos que robaron varios objetos de la casa -y se fugaron-, lo sacaron a la vereda y lo agredieron brutalmente.

Efectivos de la policía llegaron al lugar por un llamado al 911 y encontraron al hombre agonizando en la calle, hasta que los médicos del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) constataron su muerte.

La investigación quedó en manos de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos. Si bien la figura legal de linchamiento no existe en el Código Penal, los vecinos podrían recibir otras graves imputaciones dentro de la carátula de homicidio en riña, usada cuando varias personas atacan a otra y no se puede determinar quién dio el golpe mortal. En ese caso, el delito prevé condenas que van de dos a seis años de prisión, en caso de que la víctima muera, y de uno a cuatro en caso de lesiones (penas significativamente menores en comparación con el autor de un homicidio simple o doloso).

Igualmente, si la fiscal determina que hay uno o varios autores específicos, el castigo se endurece porque puede ser imputado por homicidio agravado por ensañamiento o alevosía y podría recibir una pena de hasta prisión perpetua. También podría aplicarse la figura de homicidio preterintencional o legítima defensa.

SEGUÍ LEYENDO: