El martes 4 de diciembre, un delincuente de 27 años llamado Juan Acosta intentó robar golosinas y algunos alimentos de un supermercado ubicado en la avenida De Las Américas y Casacuberta. El robo fue frustrado por los clientes y los empleados del lugar, que lo descubrieron cuando intentaba guardarse los alimentos en la ropa.

La historia oficial contó, durante las últimas tres semanas, que los testigos lograron reducir al delincuente en las inmediaciones del supermercado y que éste luego sufrió una descompensación. Finalmente, el hombre murió a la noche de ese día en un hospital local.

Según la autopsia, Acosta murió a causa de un edema pulmonar, posiblemente ocasionado por una dolencia previa. Las primeras teorías apuntaban al excesivo consumo de estupefacientes pero aún así permanecía el misterio sobre los motivos del fallecimiento del ladrón.

Sin embargo, en los últimos días salió a la luz un video de los instantes siguientes al intento del robo en el supermercado. El documento, dramático y tenso, permite a los investigadores de la causa abrir la puerta hacia un posible linchamiento como el motivo de la muerte del delincuente.

En el documento audiovisual, publicado el jueves por el Canal Litoral 9, refleja cómo un hombre de gran porte físico se encuentra encima del delincuente en el medio de la calle mientras le aplica una técnica de sumisión mediante la compresión del cuello con un brazo.

En el medio de la tensión, se puede escuchar cómo Acosta pide en reiteradas oportunidades que lo suelten. "¡No puedo respirar!, ¡Dejame respirar!", gritaba el delincuente de manera desesperada, mientras que el hombre que lo sujetaba le advertía "No te muevas porque te duermo".

Ya en los últimos segundos del video, un testigo que presenciaba la dramática escena le avisa al ciudadano "Lo vas a matar, boludo", y pide que alguien llame al Comando policial para que intermedie en la situación.

El fiscal que lleva la causa, Juan Malvasio, advirtió que la investigación tuvo acceso al contenido del video en los primeros días y que ya se tiene identificados a los empleados del supermercado y al hombre que lo tiene tomado del cuello al delincuente. Además, advirtió que se considera la posibilidad de desacreditar la hipótesis inicial, que establecía que Acosta "se desplomó" durante la huida.

El momento del forcejeo entre el delincuente y los testigos del intento de robo
El momento del forcejeo entre el delincuente y los testigos del intento de robo

"Obviamente el video forma parte de la investigación. Las personas que surgen del video, que serían en principio las personas que estaban en el supermercado más algunas que se sumaron a la persecución, están identificadas desde el primer día en la causa. Tenemos identificadas a las personas que trabajaron ese día en el supermercado, las personas que salieron en persecución tras quien luego resultó fallecido, pero no podemos dar mayores precisiones que eso hasta no tener una conversación con la familia, tomar todas las declaraciones testimoniales y recibir una prueba que es de vital importancia para que el médico pueda construir un poco más respecto a la autopsia que hizo", afirmó el fiscal a los medios locales.

"Vamos a esperar a terminar con las testimoniales y una vez que tengamos los informes toxicológicos y anatomopatológicos, el médico forense va a poder concluir ese resultado que sacó preliminarmente con la apertura del cuerpo: el edema pulmonar es la causal de la muerte, pero ahora tenemos que determinar como consecuencia de qué fue ese edema pulmonar", agregó.

Asi y todo, el fiscal reafirmó los datos arrojados en la autopsia y aseguró que, hasta el momento, "no hay lesiones internas ni externas en el cuello que estén vinculadas con el fallecimiento". El investigador aseguró que el cuerpo de Acosta se encontraba en perfectas condiciones al ser analizado.

Se espera que en los próximos días se continúen las indagatorias para estudiar la chance de que la causa tenga una nueva carátula. Por el momento, el caso continúa bajo el título de "hurto en flagrancia".