(El Día)
(El Día)

Todo pasó en cuestión de segundos. Rubén Alberto Romanella (68) estaba parado a las 13 en una esquina en pleno centro comercial de Berisso. En ese momento, su ex mujer Laura Noemí Jara (46), pasó caminando con su actual pareja. El desenlace fue fatal: el hombre disparó contra su ex pareja, la mató, y luego se suicidó.

La víctima era propietaria de un negocio de ropa que ella misma atendía sobre la avenida Montevideo, entre 17 y 18 y, pasado el mediodía del lunes, salió caminando de ahí junto con Germán Luis Lezcano (38) hacia la calle 18, donde estaba esperándola Romanella. "Suponemos que los estaba esperando para emboscarlos", comentó un jefe policial, que indicó que "el hombre conocía a la perfección los movimientos" de su ex pareja.

Según reconstruyó la policía con el aporte de testigos, el hombre se acercó a Laura en el momento en que se disponía a subir al Ford Falcon de Lezcano y le disparó una sola vez, directo a la cabeza, sin mediar palabra ni agredir a su acompañante.

El arma con la cual Romanella atacó a su ex mujer y se suicidó
El arma con la cual Romanella atacó a su ex mujer y se suicidó

Jara no tuvo chances de reaccionar. "Cuando la encontramos todavía tenía la cartera colgada al hombro", describió una fuente judicial al diario El Día. Inmediatamente el atacante apuntó el revólver a su cabeza y se suicidó, tras varios intentos porque el arma se trabó, según contaron testigos. La bala le perforó el cráneo y falleció en el acto al igual que su víctima.

"Yo escuché un disparo. Cuando giré la cabeza para mirar, hubo otro", relató un hombre que estaba en la cuadra donde ocurrió el salvaje episodio. El personal del Comando de Patrullas de Berisso se dirigió inmediatamente al lugar y preservó la escena hasta que llegó personal del SAME, aunque ya ambos estaban muertos.

La fiscal María Eugenia Di Lorenzo también acudió al lugar junto a un grupo de detectives del gabinete de Homicidios de la DDI La Plata y familiares de los protagonistas del episodio, entre ellos dos de los tres hijos que tenía la pareja que estaba separada hace poco más de un año.

Los peritos secuestraron un revólver calibre 38 largo, marca Tiber con dos vainas servidas, proyectiles intactos en el tambor y la numeración visible, que no estaba registrada a nombre del atacante y se investiga cómo la obtuvo.

Aunque los cuerpos fueron trasladados a la morgue para los estudios forenses de rutina, la causa ya cuenta con la carátula provisoria de "homicidio y suicidio".

Allegados a los fallecidos comentaron que el atacante "era extremadamente celoso" y cuando su ex formalizó la pareja con Lezcano, los conflictos se habían agravado. La fiscal Di Lorenzo ordenó además rastrear posibles denuncias que Jara hubiera formulado contra su ex marido. "Romanella aparece en algunas denuncias pero no tenemos certificado que las haya presentado la víctima", indicó e investigan si fueron formuladas por otra mujer.

SEGUÍ LEYENDO: