Por unanimidad, los 12 ciudadanos que integraron un jurado popular condenaron a un policía de la provincia de Buenos Aires por el crimen de un chico de 14 años y por el disparo que recibió otro de 16.

Se trata del subteniente Hugo Daniel Pos, miembro del Grupo de Apoyo Departamental de la Policía Bonaerense en San Martín. El jurado estuvo conformado por seis mujeres y seis hombres, quienes lo encontraron culpable de dos delitos: homicidio simple agravado por el empleo de arma de fuego y tentativa de homicidio agravada por el empleo de arma de fuego.

El juez de tribunal oral de San Martín Julio Di Giorgio realizará el próximo miércoles una audiencia para fijar la pena para Pos. La Fiscalía y la querella pidieron una pena de 16 años de prisión.

El veredicto del jurado popular -que en la provincia de Buenos Aires comenzaron a actuar en 2015- es vinculante. Así, el juez técnico no puedo absolver al acusado. La ley de la provincia establece que la pena sí la fija el magistrado.

El hecho ocurrió la noche del 17 de julio de 2017 en el barrio Billinghurst del partido bonaerense de San Martín. Rodrigo Correa y otros cinco amigos caminaban por la calle cuando se encontraron con Pos, quien vestido de civil salía de la casa de su novia. Lo que ocurrió fue que Correa terminó con un disparo en la nuca y otros dos amigos internados con heridas de bala, uno de ellos en el gemelo.

Pos -quien fue desafectado de la fuerza y está preso desde que cometió el crimen- dijo que los menores le quisieron robar el celular y que vio que uno de ellos estaba armado. Los chicos dijeron que nunca le quisieron robar y que el policía los creyó en una actitud sospechosa y comenzó a disparar.

La investigación concluyó que los menores no estaban armados y la causa por el intento de robo fue cerrada por un juez de menores que sobreseyó a los acusados. Por otra parte, se encontraron en el lugar 16 vainas de un única arma: la de Pos.

El ex policía Hugo Pos
El ex policía Hugo Pos

El juicio comenzó el martes pasado en los tribunales de San Martín con un jurado popular. Los menores declararon a sala cerrada sobre lo que ocurrió esa noche. También lo hizo un vecino que dijo que no escuchó ninguna discusión y que en un momento comenzó a sentir los disparos.

La fiscal del juicio Noemí Carreiras sostuvo que los menores no tenían armas y que Pos tenía experiencia como policía y que por lo tanto debió actuar de otra manera. Le pidió al jurado que lo condenen a 16 años de prisión. La misma pena solicitó la querella, que representa a las víctimas. Por su parte, la defensa -a cargo del abogado Claudio Nitzcaner– señaló que el acusado se defendió de un intento de robo.

Finalmente los jurados pasaron a deliberar y le dieron el veredicto al juez que presidió el juicio: encontraron a Pos culpable. Tras el veredicto, la defensa pidió que se le aplique la pena mínima. El magistrado dará a conocer en una próxima audiencia la pena que recibirá el oficial.