Agentes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires detuvieron a un delincuente que circulaba en un auto robado por la zona de Castelar.  El sospechoso desobedeció un pedido de identificación y escapó, primero en el vehículo y luego a pie. Cuando lo capturaron llevaba puesto un chaleco antibalas y se confirmó que tenía antecedentes policiales.

Según trascendió el alerta lo dio un vecino que llamó al 911 para informar sobre un Ford Focus que circulaba a alta velocidad por las calles de Castelar, partido de Morón, poniendo en riesgo a todos los que a plena luz del día circulaban por la zona.

Fue entonces que el vehículo fue detectado por las cámaras del Centro de Operaciones y Monitoreo, que coordinó la intervención de móviles del Comando de Patrullas, la Policía Local, la Motorizada y la Secretaría de Seguridad Ciudadana del municipio de Morón.

Al advertir que lo seguían y que le exigían detenerse, el conductor intentó darse a la fuga. Fuentes policiales precisaron que cuando llegó a la esquina de Villanueva y Pergamino y se vio rodeado, dejó el automóvil y continuó escapando a pie, pero a los pocos metros fue alcanzado y reducido por los agentes.

Los oficiales no tardaron en comprobar que el detenido, que llevaba colocado un chaleco antibalas, ya tenía antecedentes policiales. Tras el informe pedido sobre el dominio del auto se determinó además que había sido robado unos días antes en la Ciudad de Buenos Aires.

El detenido quedó alojado en la Comisaría 7ª de Castelar Norte con los cargos de robo automotor, encubrimiento agravado y resistencia a la autoridad.

SEGUÍ LEYENDO