Los envoltorios, con una dosis de cocaína cada uno, pegados en los caramelos
Los envoltorios, con una dosis de cocaína cada uno, pegados en los caramelos

Dos meses de investigación que empezó tras una denuncia anónima de un vecino de la zona, cansado de ver cómo a pocos metros de su casa decenas de motos y vehículos se detenían, durante el día y la noche, en "la peluquería del colombiano", como la conocen en Ezpeleta, partido de Quilmes.

"Había reportes de dos o tres personas más del mismo lugar. Fue allí cuando decidimos iniciar la investigación", dijo a Infobae el comisario mayor Diego Díaz Aguirre, quien estuvo al frente del procedimiento en el cual un peluquero, identificado como H.V.R., colombiano, de 20 años, quedó detenido luego de un allanamiento en su local, en el cual comercializaba cocaína, pegada en caramelos masticables Sugus. 

El hombre, de 20 años, es de nacionalidad colombiana y atendía una peluquería
El hombre, de 20 años, es de nacionalidad colombiana y atendía una peluquería

La Policía de la provincia de Buenos Aires irrumpió en su comercio, en donde se encontraba solo, cortándole el pelo a un cliente mientras otros esperaban. "Incautamos decenas de caramelos con dosis de cocaína pegada en ellos. Las vendía a $200 cada una. El operativo estuvo a cargo de integrantes de la Delegación local de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, quienes durante las pesquisas determinaron que en el local se cortaban el pelo, entre otras personas, integrantes de la barra brava del club Quilmes", agregó Díaz Aguirre.

"También tenemos la certeza de que este hombre está relacionado con otro peluquero colombiano, que vive en Buenos Aires, con quien comparte el vínculo con varios jugadores de fútbol de Primera División", sostuvo el comisario mayor.

Además de cocaína también se incautó dinero en efectivo
Además de cocaína también se incautó dinero en efectivo

Además de la droga incautada, también se secuestró dinero en efectivo y elementos de estiramiento. "Cumplía las dos funciones: cortaba el pelo y vendía droga. Es un hombre bastante conocido en el ambiente del fútbol y no tenemos indicios de que haya habido otra persona que lo ayudaba en la comercialización de la cocaína", concluyó Díaz Aguirre.

En la causa interviene la UFI N° 20, a cargo de la doctora María Clarisa Antonini, perteneciente al Departamento Judicial Quilmes.

SEGUÍ LEYENDO: