Muerte del rugbier: cambió la carátula y ahora Julieta Silva podrá recibir la pena de prisión perpetua

El Tribunal de la ciudad de San Rafael aceptó agravar la acusación propuesta por la fiscalía. Ahora, la joven se enfrentará a la posible pena de "homicidio agravado por el vínculo". El jueves se desarrollarán los alegatos finales

La joven de 30 años fue respaldada por más de 30 amigos y familiares después de la audiencia del lunes
La joven de 30 años fue respaldada por más de 30 amigos y familiares después de la audiencia del lunes

Se complicó aún más la situación de Julieta Silva en el juicio por la muerte del rugbier Genaro Fortunato. Es que la joven de 30 años podría enfrentarse a la pena de reclusión perpetua luego de que el Tribunal de la ciudad de San Rafael aceptara el agravamiento de la carátula de la imputación propuesto por la fiscalía.

Los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle aceptaron la solicitud del cambio de carátula propuesto por el fiscal Fernando Guzzo y ahora la jugadora de hockey podrá ser acusada de "homicidio agravado por el vínculo". Precisamente, la pena máxima de ese tipo de imputación es la prisión perpetua.

Guzzo había solicitado el cambio de la acusación el viernes por la tarde, horas antes de que finalizara la etapa probatoria del juicio. El fiscal consideró que, de acuerdo con los testimonios de los 38 testigos, el chequeo de mensajes de Whatsapp, llamados telefónicos y mails, se pudo comprobar que Silva y Fortunato mantenían una relación de noviazgo de tres meses.

El magistrado Rodolfo Luque aseguró el lunes mediante un escrito que "no le corresponde al Tribunal emitir resolución alguna, sino simplemente darle trámite".

También hizo referencia a lo establecido en el código 391 del Código Procesal Penal, que contempla la posibilidad de la defensa de la acusada de suspender el debate para reunir nuevas pruebas y diseñar la estrategia para hacer frente a la nueva acusación.

Sin embargo, el abogado de Silva, Alejandro Cazabán, aseguró que no era necesario posponer el juicio y dio vía libre para que se realicen los alegatos finales.

De este modo, Silva podrá enfrentarse a tres posibles cargos: homicidio agravado por el vínculo, homicidio simple con dolo eventual, que contempla penas de entre 8 y 25 años de cárcel, y homicidio culposo, que tiene un castigo máximo de cinco años de prisión.

La acusada se enfrenta a tres posibles imputaciones
La acusada se enfrenta a tres posibles imputaciones

De este modo, la acusación a Silva volvió al punto inicial. En los días posteriores a ese fatídico 9 de septiembre de 2017 en el que atropelló y asesinó a Fortunato a la salida del bar La Mona, la fiscalía había impuesto el cargo de homicidio agravado por el vínculo. Luego, con el pasar de los meses, la carátula se había modificado a penas potencialmente más leves.

El lunes mismo, en el cierre de ofrecimiento de pruebas, el abogado Cazabán pidió al Tribunal no tener en cuenta los datos obtenidos de la inspección ocular realizada el último jueves en el lugar donde se produjo el incidente mortal. Según su punto de vista, las condiciones de luminosidad "fueron alteradas" y no tenían relación alguna con las existentes en la madrugada de la muerte de Fortunato.

La etapa final del juicio se iniciará el jueves a las 10:30 de la mañana con los alegatos. En primer lugar hablará el fiscal Guzzo, luego será el turno del abogado de la familia Fortunato, Tíndaro Fernández, y finalmente cerrará el abogado de Silva, Cazabán.

SEGUÍ LEYENDO:

Nicolás Pachelo, a juicio oral por el crimen de María Marta García Belsunce

TE PUEDE INTERESAR