Un hermano del ex jugador de fútbol Daniel Bertoni, campeón del mundo con Argentina en el mundial de 1978, fue detenido en las últimas horas acusado de formar parte de una asociación ilícita dedicada al robo de vehículos y domicilios particulares con complicidad policial.

Carlos Jorge Bertoni integraba junto a varios ladrones, un barrabrava ya preso y efectivos policiales en actividad, la banda que fue desbaratada a partir de la investigación de un crimen ocurrido en 2010, que derivó en 18 allanamientos en La Plata, City Bell y Berisso.

El momento en el que detienen a Carlos Bertoni, hermano del ex futbolista de Independiente, Sevilla y Fiorentina, entre otros clubes. Foto: @DRecchini
El momento en el que detienen a Carlos Bertoni, hermano del ex futbolista de Independiente, Sevilla y Fiorentina, entre otros clubes. Foto: @DRecchini

Tras esa serie de procedimientos se logró detener a los integrantes de la organización delictiva, de los cuales tres eran efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que, tras traicionar a su institución, fueron exonerados y desafectados de la fuerza bonaerense.

De acuerdo con los investigadores, la banda se dedicaba también al robo y venta de "autopartes" y los autos "mellizos con papeles truchos". Allí es donde entra el accionar de Bertoni, quien además de ser el hermano del ex goleador de Independiente, es productor de seguros. A Bertoni se lo acusa, por un lado, de señalar casas para "escruches", y por otro, de falsificar la documentación de un vehículo.

El crimen que llevó a desarticular la banda

La causa original tenía por objetivo esclarecer el crimen de Juan Roberto Farías, un ex convicto que fue asesinado en su casa, en un lujoso departamento del barrio La Loma, en La Plata, el 1 de diciembre de 2010.

La fiscal de la UFI Nº 2, Betina Lacki, maneja la hipótesis de que el crimen de Farías está vinculado a un robo ocurrido unos meses antes. Se trató de un "escruche" en la casa del director técnico de fútbol Roberto Zapata, ex integrante del cuerpo técnico de Néstor Craviotto en varios clubes, entre ellos Estudiantes.

A pocos días de ese golpe, Farías recibió una visita en su casa. Esa persona, que sería de confianza de la víctima, terminó asesinándolo de tres balazos en el hall del edificio de 44 entre 26 y 27, donde vivía con su mujer y una hija de 9 años.

Se sospecha que Farías había utilizado información sin la autorización de los policías implicados, o habría hecho el "trabajo" en una zona que no estaba "protegida" por los uniformados. Por ese desmanejo, los líderes de la organización habrían ordenado quitarle el dinero y "generar una sanción ejemplificadora", sostuvo una fuente vinculada al expediente judicial.

Para los investigadores, la organización era liderada por dos de los policías detenidos: el comisario inspector Gustavo Bursztyn, del Comando de Patrullas de La Plata; y el teniente 1° Gustavo Mena, un ex jefe de calle de la comisaría 2° de La Plata que fue pasado a disponibilidad en 2015.

El dato sobre el botín que contenía ese domicilio (60 mil pesos y joyas) lo habría aportado Carlos Bertoni, el hermano del histórico futbolista.

Inteligencia criminal, grupos especiales y canes antidrogas, participaron de la desarticulación de esta organización criminal integrada por los agentes, barrabravas y presos de la cárcel de Olmos. Fuentes judiciales le confirmaron a Infobae que un ex juez y un ex fiscal platenses, ambos jubilados a la fecha, fueron demorados en el marco de la causa.

En tanto otras fuentes cercanas a la investigación, le dijeron también a este medio que entre los hechos que se le adjudican a la organización criminal está el robo de unos 4 millones de dólares a un representante de futbolistas platense, dinero que tenía en su casa y que no habría estado declarado.

Según la reconstrucción del hecho, la banda tenía este dato y aprovechando que el empresario en cuestión se encontraba festejando el cumpleaños de su hija en un salón, liberaron zonas, entraron a su casa en ausencia de moradores y se fugaron con el botín.

Seguí leyendo