Tres presos murieron calcinados y otros cuatro resultaron heridos como consecuencia de un incendio producido de manera intencional producto de una pelea en el interior de la Unidad Penal de Victoria, en el sur de Entre Ríos.

El incendio comenzó en uno de los pabellones, cuando dos facciones de presos iniciaron una violenta gresca. Según trascendió, un grupo de presos prendió fuego un colchón y lo arrojo al interior de una de las celdas y la cerraron con llave.

En la misma celda se encontraban los tres fallecidos y los cuatro heridos, que fueron trasladados al Hospital de Paraná con quemaduras en gran parte del cuerpo. "Tienen pocas posibilidades de sobrevivir", expresó el director del Hospital San Martín de Paraná, Carlos Bantar.

El médico además reconoció que el hospital no se especializa en quemados, aunque aseguró que "en la situación en la que están, no hay ningún centro en el mundo que les pueda brindar una atención mayor. Hay poco para hacer, aun en el mejor centro".

Pero Bantar recordó que al tratarse de convictos, los presos no pueden ser trasladados a otras provincias.

Las víctimas fatales fueron identificadas como Marcelo Rodríguez, Marcelo Weber y Justo Silva, este último condenado por asesinato.