(La Voz de San Justo)
(La Voz de San Justo)

Germán Gomez, acusado de despellejar al perro llamado Chocolate, fue condenado a un año de prisión condicional, luego de que la Justicia corroborara que el perro había sido agredido.

Este miércoles, Gomez fue condenado como autor del delito de violación de domicilio e infractor a la ley 14.346 (Ley Sarmiento), que establece una pena de un mínimo de 15 días a un año de cárcel por maltrato animal, la cual no será efectiva ya que no tiene antecedentes.

El fiscal Oscar Gieco había pedido exactamente esa condena, junto con la querellante, la Fundación Bio Animalis, pero de cumplimiento efectivo.

Hasta el momento, el acusado había cumplido tareas comunitarias y donaciones a las instituciones que defienden a los animales.

Durante el juicio, uno de los testimonios fue el de una vecina del complejo de departamentos, quien indicó que desde su patio "comenzó a escuchar que un cachorro lloraba prolongadamente, que el can lloró y gritó con dolor por espacio de una hora". En la causa también quedó demostrado que las lesiones fueron producidas por una persona y no animales: "El corte fue efectuado con un elemento filoso, de cuchilla plana y sin dientes".

Por su parte, el culpable siempre se declaró inocente, y que cuando ocurrió el hecho el se entero por "trascendidos".

El 2 de enero de 2017, Chocolate un cachorro de tres meses que fue encontrado despellejado en el patio de su casa, en la localidad de San Francisco, y como consecuencia de las heridas murió ocho días después.

Como único culpable del hecho se encontró a Germán Gomez, un peluquero que vivía al lado de la casa en la que se encontraba el perro. En el momento en que quedó detenido, al acusado se le secuestraron elementos que podrían haber sido utilizados para despellejar al animal.

La muerte del cachorro movilizó a toda la ciudad de San Francisco y también a gran parte del país.