La imagen que impacta a Tucumán: el ex jefe de Policía de Alperovich es esposado durante el juicio por Paulina Lebbos

Imágenes levantadas de las cuentas de Twitter de los periodistas de Todo Noticias @IsaiasCisnero y @JoseInesta

Un ex jefe de la Policía de Tucumán imputado en el juicio por el crimen de Paulina Lebbos, la joven asesinada en 2006, quedó detenido este miércoles luego de que su abogado amenazó a un testigo y fue separado de la defensa técnica.

Se trata de Hugo Sánchez, quien estaba a cargo de la fuerza de seguridad cuando ocurrió el asesinato de Paulina (23) y llegó al juicio oral libre y acusado de encubrimiento, al igual que otros cuatro ex policías y funcionarios del ex gobernador José Jorge Alperovich.

Aunque el otrora responsable de toda la Policía de la provincia pidió no ser esposado, ese momento –para algunos histórico– quedó registrado y el hombre que se creía "todopoderoso" abandonó la sala custodiado.


Imágenes del canal de YouTube de Mariana Romero: http://youtube.com/marianaromero

Así, quien parecía intocable, fue trasladado y alojado en el Escuadrón 55 de Gendarmería Nacional hasta que finalice el juicio.

Fuentes judiciales informaron que ayer declaró por tercera audiencia consecutiva el médico forenses Fernando Vázquez Carranza, quien denunció que Eduardo Andrada Barone, defensor particular de Sánchez, le había enviado mensajes amenazantes durante el fin de semana.

Ante esta situación, el tribunal a cargo del debate, integrado por los jueces Carlos Caramuti, Dante Ibáñez y Rafael Macorito, resolvieron dictar la prisión preventiva del ex jefe de Policía. Además, los magistrados ordenaron la inmediata separación del abogado Adrada Barone de la defensa técnica y su lugar fue ocupado por la codefensora Graciela Verónica Zotes.

El propio letrado sancionado reconoció ante el tribunal que había mandado esos mensajes "a Vázquez Carranza con las declaraciones que la semana pasada había realizado el perito Daniel Díaz", quien en el momento del hallazgo del cuerpo de Paulina era jefe de Criminalística Norte.

Por su parte, el fiscal Diego López Ávila solicitó a los jueces el secuestro de los teléfonos celulares del imputado Sánchez y su abogado para someterlos a peritajes ya que sostuvo que para él "ambos estuvieron involucrados en las amenazas".

"El buen Jesús escucha nuestras plegarias!!! Con lucha la Verdad siempre prevalece!!! Muchísimas gracias a todas las personas de bien que con sus procederes hacen que haya Justicia y se termine la impunidad!!!", celebró en sus redes sociales Alberto Lebbos, padre de Paulina, la decisión del tribunal respecto del imputado Sánchez.

Durante el juicio, el tribunal ya había ordenado la detención de cuatro testigos y el último de estos fue justamente el perito Díaz, quien la semana pasada pasó 48 horas presos por sus "constantes respuestas evasivas y/o parciales ante las preguntas formuladas por las partes", recordaron fuentes judiciales.


Imágenes del canal de YouTube de Mariana Romero: http://youtube.com/marianaromero

Además de Sánchez, son juzgados por encubrimiento el ex subjefe de Policía, Nicolás Barrera; el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; el ex secretario de Seguridad, Eduardo Di Lella; y el ex policía Hugo Waldino Rodríguez. Mientras que hay un sexto acusado, Roberto Luis Gómez, quien es juzgado por la "privación ilegal de la libertad" y el "homicidio" de la joven.

Hasta ahora, Gómez había sido el único de los seis imputados que estuvo preso y que a fines de 2016 fue liberado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación por haberse cumplido los plazos de la prisión preventiva.

El 26 de febrero de 2006, Paulina salió de un boliche de la zona conocida como el ex Abasto, en la capital tucumana, adonde había ido a bailar con su amiga Virginia Mercado. Según determinaron los pesquisas, alrededor de las 6:30 de ese día, ambas jóvenes se subieron a un remís color bordó y mientras Virginia descendió primero en su domicilio de La Rioja al 400, Paulina siguió viaje hasta la casa de su novio, aunque nunca llegó a destino. Al cabo de 13 días de su desaparición, la joven fue hallada asesinada al costado de la ruta provincial 341, a la altura de Tapia, a unos 30 kilómetros de la capital tucumana.

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS