Adrián Suar está imputado desde el año pasado en una causa por plagio. El empresario fue denunciado por el periodista y escritor Daniel Frescó, quien sostiene que la película El fútbol o yo se basó-sin autorización- en su libro Enfermo de fútbol. Suar negó haber plagiado esa novela.

Además de Suar están imputados el autor del guión Marcos Carnevale y José Levy. Fue Levy-según la denuncia de Frescó- quien se contactó con él cuando la novela estaba por aparecer en las librerías. El productor le había manifestado interés por leer el libro para realizar un guión en conjunto. Levy, siempre según Frescó, le explicó que habían comprado los derechos de la película Soy hincha de Standard, que cuenta la historia de un fanático del equipo belga Standard de Lieja. En la denuncia que originó la causa judicial, Frescó dijo que le había explicado a Levy que las dos historias eran diferentes. La suya versaba sobre la vida de un "enfermo de fútbol", de todo el fútbol. En cambio la otra era de un hincha de un solo equipo.

El protagonista de la novela de Frescó, Jesús José Miranda, un hincha de Independiente que por el fútbol abandona su trabajo y deja de ver a parte de su familia. Se instala en su departamento, compra un sillón y un televisor gigantes y se dedica nada más que a mirar partidos de fútbol de cualquier categoría y continente. Se transforma en verdadero "enfermo de fútbol" que se convierte en una celebridad mundial debido al cariño que le toman miles de personas que creen padecer su misma "condición". Emilse, la sufrida esposa de Miranda y madre de dos hijos, harta de esa situación, lo pone en un aprieto que deja al "enfermo de fútbol" en un callejón sin salida. Un día le dice que tiene que decidir: "El fútbol o yo". Miranda eligió seguir viendo partidos de fútbol y su esposa se marchó.

Aquella frase escrita en la página 94 del libro de Frescó que publicó Emecé, un sello de la Editorial Planeta se transformó luego casualmente en el título de la película que protagonizó Suar y que tuvo más de un millón de espectadores desde que se estrenó el año pasado. Uno de esos espectadores fue Frescó quien detectó muchas mas similitudes entre la película de Suar y su libro que al momento de realizar la denuncia, que fue antes del estreno.

El caso está en el juzgado de Instrucción a cargo del juez Guillermo Carvajal y la investigación está delegada en la fiscalía de Martín Mainardi. Suar y el resto de los imputados tuvieron que designar abogados defensores y peritos para analizar las dos obras.

El fiscal convocó al cuerpo de peritos a iniciar su tarea. Deberán analizar el guión de la película y compararlo con la novela de Frescó. Con esa convocatoria se dio por iniciado el peritaje.

Se espera la opinión de los peritos oficiales. Dos de ellos fueron aportados por la Sociedad Argentina de Escritores: Alejandro Vaccaro y Norberto Regueira. El tercero, Román Pablo Setton fue designado por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

Suar designó como su perito al cineasta Juan José Campanella, Carnevale a la guionista Marcela Geraghty (conocida como Marcela Guerty) y Frescó a Graciela Gliemmo.

Una vez que los peritos terminen con el estudio se sabrá quién tiene razón. Si el autor de la novela que asegura que lo plagiaron o Suar y sus socios que niegan la acusación.