Detuvieron a cuatro personas por el ataque al jefe antisecuestros de la Policía Federal

Son dos hombres sospechados de participar en el hecho y dos mujeres vinculadas a la banda. Gustavo Santos Díaz sigue internado luego de recibir un disparo

La ministra Patricia Bullrich con el comisario Santos Gustavo Díaz, en el hospital
La ministra Patricia Bullrich con el comisario Santos Gustavo Díaz, en el hospital

Cuatro personas fueron detenidas en las últimas horas en una serie de operativos para dar con la banda que hirió en Vicente López al jefe de la División Antisecuestros de la Policía Federal, comisario inspector Gustavo Santos Díaz.

El hecho se produjo cerca de la medianoche del jueves de la semana pasada en la esquina de las calles Posadas y Lavalle, localidad de Villa Martelli, al norte del conurbano bonaerense. Díaz fue herido en la cara, con una perdigonada de escopeta, en medio de un operativo que seguía los pasos de los secuestradores.

En una serie de allanamientos ordenados por el juez José Luis Rodríguez y el fiscal Carlos Stornelli, efectivos de la Policía Federal -con colaboración de la Bonaerense- detuvieron a dos hombres que se ocultaban en una vivienda ubicada en el fondo de una iglesia evangélica de Merlo. Según informó el Ministerio de Seguridad, ambos -de 18 y 32 años- tenían heridas de bala producto del tiroteo que mantuvieron en el enfrentamiento del que participó Díaz.

Además, las fuerzas de seguridad arrestaron a dos mujeres -de 28 y 32 años- que servían al grupo de secuestradores: alquilaban viviendas, les facilitaban teléfonos y ocultaban a quienes eran buscadas. Cayeron en José C. Paz y San Martín.

Con estas detenciones, suman cuatro los aprehendidos por el caso. Un hombre de 53 años había sido capturado la semana pasada en el Hospital Mercante, a donde llegó para ser atendido tras recibir un disparo.

Díaz permanece internado en el hospital Churruca. Por el tiro, el jefe policial tiene un ojo comprometido. Hoy recibió una nueva visita de la ministra Patricia Bullrich.

"Vamos a luchar hasta las últimas consecuencias contra estos delitos para que los responsables respondan por sus actos; este tipo de hechos no pueden quedar impunes y los que infringen la ley deben saber que hay consecuencias por ello", dijo la ministra.

 
TE PUEDE INTERESAR