Arkano, la luz creativa del rap español: “Me gustan los chicos y las chicas, definirse es limitarse”

Guillermo Rodríguez Godinez rompió los moldes de la música urbana y confesó que es bisexual en MasterChef de España. Su intimidad, su vida creativa y la dura historia familiar

Arkano tiene 27 años y nació en Alicante, España
Arkano tiene 27 años y nació en Alicante, España

Arkano tocó el cielo del rap con las manos en 2015. Tenía apenas 21 años cuando conquistó en Chile el título mundial de la Batalla de Gallos. Hizo cumbre y escuela en la música urbana desde muy chico. Subido a la estela de sus instintos, a los 15 ya se había consagrado como el mejor freestylero de España a base de una lírica contundente y rupturista. En medio de un entorno que hace media década era machista y prejuicioso, Guillermo Rodríguez Godinez -su nombre original- rompió las “reglas” y planteó el debate por el respeto a las diversidad sexual incluso con su propio cuerpo: empezó a desafiar a sus rivales raperos con besos en sus bocas.

“Cómo no iba a ganar batallas en el escenario si llevo toda la vida entrenado, peleando con los fachas de mi barrio”, dice una de las canciones de este joven nacido en Alicante en 1994, hijo de un reparador de electrodomésticos y una secretaria.

De las bocas de sus rivales raperos a la boca de todos, Arkano hizo hablar a España en la última semana cuando dijo en una edición de MasterChef Celebrity de su país, sin saber que lo estaban filmando, que era bisexual.

“Pero, entonces, en el Tinder ¿tienes puesto sólo chicas?”, le preguntó el diseñador de modas Edu Navarrete a Arkano mientras la mitad de sus compañeros hacían la compra en el supermercado. “¿Qué quieres saber tú?”, replicó Guillermo, y su compañero de camarín amplió: “Te he visto con la bandera y he pensado que podías ser gay-friendly o bisexual”. El rapero entonces confirmó la presunción de Navarrete y aclaró: “Sí, pero en Tinder tengo puesto sólo chicas. A pesar de eso, he hecho de todo. Estoy abierto a todo”.

Desde su casa en Alicante, al borde del mar Mediterráneo, Arkano contó a Infobae que la emisión de esa “confesión” lo sorprendió, que ni siquiera recordaba haberla dicho y que, lejos de haber estado guionada, la escena fue espontánea y ni él ni Navarrete sabían que los estaban filmando.

No fue guionado el comentario, fui el primer sorprendido cuando lo vi. Fue mientras otros estaban en el supermercado y lo que menos esperas es que te estén grabando aunque están grabando todo el rato. Ni me acordaba del diálogo y fui el primer sorprendido. Pero no me molestó”, comentó el rapero en una charla vía Zoom sobre su carrera, su defensa de los derechos individuales, el feminismo y la juventud.

- Fui rupturista con los besos a mis rivales y estoy muy orgulloso porque en las batallas era tradicional atacar al otro llamándole gay, maricón, como un insulto. Y uno de los cambios que propuse a mi generación fue que eso no podía ser así, que no se puede atacar al otro llamándole gay. Cuando empecé a defender eso, al colectivo y en la final de España de la batalla de gallos de 2009 saqué la bandera del orgullo, me empezaron a atacar que yo era el gay.

"Claro que soy el gay, soy el maricón que te va a ganar y te va a dar un beso", ríe Arkano en desafío a los raperos que lo insultaban al llamarlo homosexual
"Claro que soy el gay, soy el maricón que te va a ganar y te va a dar un beso", ríe Arkano en desafío a los raperos que lo insultaban al llamarlo homosexual

- ¿Y cuál era tu respuesta?

- Y mi respuesta fue ‘claro que soy el gay, soy el maricón que te va a ganar y te va a dar un beso’. Y eso es muy divertido cuando se ven las batallas. Pero por suerte ha cambiado y es muy difícil ver ahora que un rapero ataque otro con homofobia. Las cosas cambian muy rápido y yo me retiré de las batallas, pero tengo 27 años, recién he llegado al mundo.

Arkano ríe desde su casa. Detrás suyo exhibe una gigantografía de Humprey Bogart de la que cuelga el delantal de cocinero del reality donde se convirtió rápidamente en una de las figuras, a pesar de que su talento como rapero no se traduce en los platos que prepara. En muchas entrevistas a lo largo de su carrera musical Guillermo evitó hablar de su sexualidad con la idea de que lo que llamara la atención de los medios sea su trabajo y no su privacidad. Incluso ese hermetismo lo llevó a sus canciones.

En Niño mimado, la canción que abre su hasta ahora único disco, Bioluminiscencia, el rapero respondía con humor y acidez: “Y mientras se preguntan más por mi sexualidad que por mi freestyle / Hasta mediocres periodistas me tantean en entrevistas / Parece que tengo a IKEA de patrocinador secundario / Ya que no dejan de insistirme en que salga del armario”.

“Siempre que me preguntan por mi orientación sexual digo ‘pregúntame por mi arte’ o con otras cosas, no es necesario hablar de esto. Me parece bien que haya salido eso en MasterChef para que se normalice, que podamos ser bisexuales, que te gusten las chicas, los chicos, pero sí que es cierto que a mí a nivel personal me costó poner la etiqueta. Y sí que fue la primera vez que en público me pongo la etiqueta. Y precisamente porque no pensaba que eso fuera a acabar emitiéndose”, ríe a carcajadas Arkano.

Arkano fue campeón mundial de improvisación de rap en 2015, con 21 años: hoy es una de las estrellas de MasterChef Celebrity en España
Arkano fue campeón mundial de improvisación de rap en 2015, con 21 años: hoy es una de las estrellas de MasterChef Celebrity en España

- Pero ya en tus letras, tus videos se puede ver claramente que te gustan hombres y mujeres.

- A nivel personal nunca me colgué ninguna etiqueta pero sobre todo por miedo a que mi realidad no se correspondiera con la etiqueta, y por respeto al colectivo. Yo he dicho que he estado con chicos, con chicas pero nunca he querido decir soy bisexual. Porque en mi caso estuve con más chicas que chicos y a lo mejor no soy yo quien tiene que abanderar el decir ‘soy bisexual’ cuando a lo mejor no se corresponde tanto con lo que se representa al decir que una persona es bisexual, más por respeto a las luchas de esos colectivos.

- ¿Te molestó que se haya emitido el diálogo con Navarrete, que parecía más bien una conversación privada?

- Me parece muy bien que se haya puesto. Las etiquetas son necesarias para debatir. A mí me da miedo colgarme una etiqueta aunque entiendo que son necesarias para visibilizar ciertas causas. Pero por qué ponerme una etiqueta, definirme es limitarse, vamos, ¡a jugar con chicas, chicos, con todo!

Arkano visitó Argentina varias veces. Compitió en la batalla de gallos de 2017 y volvió al país por trabajo al año siguiente. Estuvo en Buenos Aires, Mar del Plata y Tandil en esos viajes que son del hotel al trabajo y al hotel, lo que le dejó la extraña sensación de necesitar volver para conocer más a fondo. “No pude ver la realidad argentina pero sí aprendí que el mate y el fernet no pueden faltar”, ríe.

Guillermo Rodríguez Godinez nació en una casa obrera del barrio San Blas de Alicante. Cuando era un niño atravesó la experiencia de ser, junto a sus padres Antonio, María Teresa y su hermana homónima de su mamá, desalojados de su casa. “Vivimos en un taller de reparaciones durante un tiempo”, cuenta.

El sufrimiento económico lo marcó. A los siete años empezó a escribir canciones, sobre las bases de los ritmos que escuchaba con su hermana. A los 14 subió a un escenario por primera vez y su talento para improvisar, para apuñalar con la palabra a sus rivales raperos, lo hizo campeón y famoso rápidamente.

"Soy de un barrio obrero y mi primer objetivo era jubilar a mis padres, que ellos dejaran de trabajar, y lo logré", cuenta a Infobae Arkano
"Soy de un barrio obrero y mi primer objetivo era jubilar a mis padres, que ellos dejaran de trabajar, y lo logré", cuenta a Infobae Arkano

“Soy de barrio obrero de toda la vida. Y lo que me ayudó en esta carrera es que nunca estuve en una posición especialmente cómoda. Siempre tuve problemas, luchas sociales, un par de años nos quitaron la casa. Calculo que eso habrá hecho aumentar mi sensibilidad social, mi capacidad de lucha, de mejorar. Eso influyó. Todo eso influye”, intuye y admite que su primer objetivo “era jubilar a mis padres, que ellos dejaran de trabajar, y lo logré, pero les costó bastante, sobre todo a mi madre, que disfutara de esa libertad”.

Arkano tiene guardadas las primeras canciones que hizo. Una de las primeras se llama “No al racismo”. También tiene alguna sobre el amor. “Recuerdo que tenía una muy tierna vista desde ahora, que hablaba de la presión social que suponía cuando tus amigos te veían que estabas con una chica que era fea. Era pequeñito pero era uno de los temas que me tocaban a mí, yo hablaba de la maldad de esos comentarios si las personas se quieren, entonces me he dedicado siempre a escribir, improvisar o expresar las cosas que me tocan y que me mueven, en el juego del rap está muy metido lo que pasa a tu alrededor”, comenta.

- ¿Cómo te convertiste en el mejor freestylero de España? ¿Talento o voluntad?

- Aquí veo dos escuelas. Los atletas y los espabilados. Nunca fui el mejor del mundo ni lo voy a ser pese a haber ganado el campeonato del mundo. No soy el más técnico, ni el que mejor rapea, ni el que mejores métricas utiliza. Funciono a chispazos de ingenio, se me ocurren cosas y las digo, te las digo. Soy showman, de ganarme al público. Pero otros son atletas. Y esos son los mejores, los que practican y están ocho horas al día rimando poniéndose a prueba. Y los escuchas y parecen canciones, con métricas complejas, triple sentido de la temática. Hay atletas pero yo no entro en esa categoría porque no entreno, me aburre entrenar y siempre fue un juego esto para mí.

Arkano, recibido en la universidad pública de Ingeniero informático, autor de dos libros, confiesa que, de igual manera que en su vida sexual, no tiene claro qué es en el resto de los aspectos de su vida. “Según el contexto en el que me pilles puedo ser el chaval más introvertido del mundo, calladito, que en una situación social no hablo y me hago pequeñito, en otro momento de repente soy el extrovertido, el que te está jodiendo, haciendo bromas, en otro momento puedo ser el ligón, el chulito a ver si liga, o a lo mejor estoy como más deprimido. Me cuesta cada vez más en mi vida decir ‘soy así'. Por eso cabe en mi vida ser el ingeniero informático, el que escribe canciones o el que publica libros. Al final todas las personas somos muchas cosas cuando no nos encerramos en una categoría y podemos elegir caminos y sacar el jugo de cada una de esas facetas”.

Arkano admite que sólo escribe las letras: "No sé absolutamente nada de música, soy un desastre"
Arkano admite que sólo escribe las letras: "No sé absolutamente nada de música, soy un desastre"

- ¿Tampoco podés definirte en tu proceso creativo?

- Es que el proceso creativo y emocional de la improvisación es muy distinto al de la escritura. No soy el mismo cuando improviso, que soy pura chispa, electricidad, que cuando escribo canciones. Y eso nace más de la calma, de la reflexión. Eso lo hace más profundo.

- ¿Tenés una rutina para escribir canciones?

- Se me ocurren frases y las escribo en el móvil. Pero siempre llega el momento de sentarme, escuchar instrumentales, propuestas que me pasan productores.

- ¿La música la hacés vos?

- No sé absolutamente nada de música. Soy un desastre. Y tampoco sé mucho de Letras. Yo te suelto cosas. Yo vengo de las ciencias, de las ciencias lógicas, tampoco he leído mucho, no soy un literato. Me he dedicado a comunicar lo que llevo dentro a veces en forma de rima, a veces en una charla, en una entrevista, o un libro. Y he tenido la suerte de que ha impactado en ciertas personas y les ha ido gustando y lo han ido compartiendo. En mí no hay esa disciplina, esa base de conocimiento, pero hay mucho instinto y desvergüenza.

A pesar de que en 2022 saldrá su nuevo disco -con el primer simple antes de fin de año- Arkano se perfila más como una figura del show business que un referente eterno del rap, desde donde ya, aunque tiene 27 años, es considerado de la “vieja escuela”: “También en eso estoy abierto a todo”.

"Yo he dicho que he estado con chicos, con chicas pero nunca he querido decir soy bisexual", dijo Arkano
"Yo he dicho que he estado con chicos, con chicas pero nunca he querido decir soy bisexual", dijo Arkano

- ¿Te quieren en el mundo del rap? Te animaste a participar en La Voz y ahora en MasterChef, algo que quizás no sea muy bien visto en el ambiente supuestamente recio de la música urbana.

- Creo que no les caigo muy bien a los otros raperos. Tengo la sospecha (risas). Generalizar es una tontería porque cada rapero pensará una cosa pero creo que hay una idea de eso. En la calle nunca tuve ningún problema pero en las redes tuve todos. Incluso raperos conocidos me han criticado y se han metido conmigo sobre todo por hacer cosas públicas. Pero ya me liberé de eso y hago lo que me apetece. Siempre con muchísimo respeto al rap, a la cultura hip hop.

- ¿Te afectan las críticas?

- Me dan mucho miedo. Lo paso muy mal. Por lo visto me gusta ser querido, me gusta gustar, me da miedo que me rechacen y de repente ves que tu comunidad reniega de ti y te critica. Eso te hace replantear tu identidad y lo que estás haciendo. Me ha generado presiones y cosas feas pero en el momento que empiezo a racionalizar todos esos miedos, a bajarlos a tierra y a entender que son opiniones tan respetables como mi decisión de hacer MasterChef es cuando digo que todo puede existir y no le hago mal nadie y no me tengo que arrepentir de nada.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR