Estudiantes de la UBA ganaron una competencia sobre Derecho Internacional Humanitario: por primera vez no triunfa una universidad de EEUU

Maia Czarny, María Candelaria Vito Farrapeira y Santiago Rodríguez Chiantore se impusieron en la final de la Competencia “Clara Barton” ante el equipo de Loyola University. En diálogo con Infobae contaron cómo vivieron la experiencia y la emoción grupal vía Zoom

El momento en que el equipo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires conformado por Maia Czarny, María Candelaria Vito Farrapeira y Santiago Rodríguez Chiantore se consagró campeón de la Competencia “Clara Barton” sobre Derecho Internacional Humanitario.


Juntos frente a una notebook, con nervios, pero mucho entusiasmo, Maia Czarny, María Candelaria Vito Farrapeira y Santiago Rodríguez Chiantore escucharon el veredicto final y virtual que los consagró como el primer equipo argentino campeón de la Competencia “Clara Barton” sobre Derecho Internacional Humanitario. Ese logro significó también que, por primera vez, estudiantes de una universidad no estadounidense habían ganado el certamen del que, también por primera vez, participaron grupos de Brasil y Perú.

La competición reúne cada año a estudiantes avanzados de las carreras de Derecho, Ciencias Políticas, Relaciones Internacionales, Academias Militares y otras disciplinas afines, y plantea una dinámica basada en simulaciones a través de juegos de roles vinculados a situaciones de conflictos armados, que los y las estudiantes asumen en base a un conflicto realista que irá evolucionando con el avance de la competencia.

Fuimos con ganas de darlo todo, pero éramos muy conscientes del nivel de los otros equipos. A la vez sentimos que íbamos a ciegas por no ver cómo era la competencia individual de los demás grupos”, le dice a Infobae María Candelaria Vito Farrapeira (25) sobre la experiencia que tuvo en el certamen virtual que por primera vez se hace online. Hasta 2019 se realizó en Washington y en 2020 fue cancelado por la pandemia de coronavirus en gran parte del mundo.

Maia Czarny, María Candelaria Vito Farrapeira y Santiago Rodríguez Chiantore.
Maia Czarny, María Candelaria Vito Farrapeira y Santiago Rodríguez Chiantore.

“Estamos más que felices por este logro, por la manera en la que debimos prepararnos para competir, porque gran parte del entrenamiento fue virtual, hasta que pudimos reunirnos”, dijo Maia Czarny (22) y destacó la importancia de este tipo de competencias y la posibilidad que brinda la universidad pública a sus estudiantes al entrenarlos para tan prestigioso certamen.

Lo mismo opina Santiago Rodríguez Chiantore (22) y agradece la posibilidad que les brindó la Facultad . Además, confió que los nervios grupales pasaron porque “nos cruzamos con universidades muy importantes y fuimos los primeros latinos en haber llegado hasta ahí. Eso nos llenó de orgullo porque, de alguna manera, se siente el compromiso de representar al país además de la UBA”.

El equipo campeón había sido seleccionado por medio de una aplicación evaluada por el Comité para la Competencia Clara Barton, integrado por un prestigioso cuerpo académico y militares de todo el mundo que cada año formulan los desafíos que representarán los equipos durante la semana que dura la competencia.

"Nos tocó ser delegados de la Cruz Roja y negociar un pabellón trans en un centro de detención de prisioneros de guerra, por ejemplo. El rol de cada equipo se avisaba una hora antes. Ese era el tiempo para resolver el caso". En al foto Santiago Rodríguez Chiantore, María Candelaria Vito Farrapeira y Maia Czarny.
"Nos tocó ser delegados de la Cruz Roja y negociar un pabellón trans en un centro de detención de prisioneros de guerra, por ejemplo. El rol de cada equipo se avisaba una hora antes. Ese era el tiempo para resolver el caso". En al foto Santiago Rodríguez Chiantore, María Candelaria Vito Farrapeira y Maia Czarny.

De qué trata la competencia Clara Barton y el desafío del equipo de la Facultad de Derecho de la UBA

El objetivo es que estudiantes del último tramo de las carreras de Derecho, Ciencias Políticas, Relaciones Internacionales, Academias Militares y otras disciplinas afines compitan en simulaciones a través de juegos de roles vinculados a situaciones de conflictos armados, que asumirán en base a un conflicto realista que evoluciona a medida que avanza la competición. A los finalista queda resolver o defenderlo de la mejor manera, a consideración de los jueces que también participan.

Desde la UBA explicaron que esta dinámica permite al jurado evaluar los conocimientos teóricos y prácticos de Derecho Internacional Humanitario, así como las nociones generales de Derecho Internacional Público, Derecho Internacional Penal y Derecho Internacional de los Derechos Humanos de cada equipo.

El grupo campeón y representante de la UBA fue seleccionado en octubre de 2020 por el comité de selección de la Facultad. Sus tres integrantes fueron entrenados por un cuerpo de docentes y ex participantes de competencias similares y coordinado por el profesor Emiliano Buis. El proceso de preparación incluyó diversas simulaciones sobre situaciones hipotéticas de un conflicto armado, tal como sucedió en el certamen.

Captura tomada por el equipo argentino durante la competencia.
Captura tomada por el equipo argentino durante la competencia.

“El entrenamiento también fue un reto, por esta nueva realidad. Hasta fin de 2020, hicimos todo por Zoom y Meet, y cuando nos pudimos reunir comenzamos a estudiar y a desarrollar todo lo que aprendimos de manera virtual”, recuerda Maia y reconoce que “hay muchas cosas que se pierden en la virtualidad. Es mucho más fácil cuando se está en persona analizar un caso juntos para preparar la simulación”.

Una vez que el equipo argentino quedó conformado participó de las rondas internacionales desarrolladas de manera virtual. Diecisiete equipos (principalmente conformado por academias militares y universidades estadounidenses —entre ellas: American University Washington College of Law, Georgetown University Law Center, University of California, Los Angeles UCLA—, así como universidades de Brasil y Perú) disputaron las rondas preliminares, semifinales y finales de la Competencia que se realizó íntegramente en inglés.

“Uno de los requisitos era tener un nivel de inglés en el que nos hiciéramos entender, pero pese a que los tres lo tenemos caímos en el temor de pensar que el idioma podría jugar en contra, sobre todo en las semifinales porque éramos los únicos no nativos y estaba el miedo de no saber si entenderíamos bien lo que nos preguntaban o si entenderían lo que queríamos decir, pero lo pudimos manejar bien”, recuerda Maia sobre las instancias finales.

Para llegar allí primero disputaron las rondas preliminares contra las prestigiosas universidades United States Military Academy (West Point) y la United States Naval Academy (Annapolis) y el domingo 14 de marzo (en semifinal), el equipo UBA ganó el pase a la final al derrotar a la United States Military Academy (West Point). “Llegamos a esa instancia sabiendo que si lográbamos el pase a la final habríamos logrado una meta institucional muy importante porque era la primera vez que la UBA era finalista”.

Santiago Rodríguez Chiantore, María Candelaria Vito Farrapeira y Maia Czarny.
Santiago Rodríguez Chiantore, María Candelaria Vito Farrapeira y Maia Czarny.

Esa final tan anhelada fue el sábado 20 de marzo, entre la UBA y la Loyola University School of Law. Al equipo argentino le tocó alegar frente a un exigente e incisivo Comité ficticio y, pese a eso, logró la exitosa defensa de una estrategia en procesos de reconciliación y paz en medio de un conflicto armado. Campeones indiscutidos.

“En los minutos previos al resultado final hubo muchos nervios aunque sentíamos que ya habíamos superado nuestras propias expectativas y estábamos muy conformes. Dieron varios premios antes y entre ellos a la ‘Mejor oradora’, que lo ganó la chica que era miembro del equipo opositor... Pensamos que eso era como en los Oscar ¡Si gana el premio a la Mejor Actriz, gana como ‘Mejor película’... Pero no”, recuerda Candelaria. Primero anunciaron el segundo premio. “No lo podíamos creer. Finalmente, nos nombraron como campeones”.

“Este triunfo de la Facultad resulta sumamente significativo ya que es el primero de la UBA en la Competencia Clara Barton y, asimismo, es la primera vez que una universidad no norteamericana gana la competencia”, reconocen desde la Casa de Altos Estudios en un comunicado.

Sin dudas, este resultado corona largos meses de trabajo del equipo de estudiantes y años de ininterrumpida labor del equipo de docentes de la Facultad que, junto a ex participantes de competencias afines, trabajan constantemente con el compromiso de brindar educación pública de calidad en un nivel académico que se destaca en el ámbito internacional.


SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS