El recuerdo del hombre que luchó por los derechos LGBTI+ hasta el final de su vida: “Fue mi gran amor y compañero”

César Cigliutti impulsó la Marcha del Orgullo en 1992 y dedicó su vida al activismo junto a Marcelo Suntheim, su esposo, con quien contrajo la primera unión civil homosexual en América Latina. “Me cautivó su vocación por cambiar el mundo y conseguir derechos”, dijo el viudo a Infobae

César Cigliutti y Marcelo Suntheim durante el casamiento en España
César Cigliutti y Marcelo Suntheim durante el casamiento en España

La celebración del 29° aniversario de la Marcha del Orgullo LGBTI+ transcurrirá de un modo particular. Por primera vez desde 1992, el evento se convertirá en un encuentro virtual, masivo, en donde no habrá no habrá color ni bailes pero sí una consigna: reclamar por la Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans.

También será especial por un homenaje que fue incluido en la imagen que promociona la cita: el recuerdo de César Cigliutti, quien hasta su muerte (ocurrida el 31 de agosto de este año) presenció todas las movilizaciones. El histórico presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) se convirtió, a lo largo de los años, en uno de los principales militantes por los derechos LGBTI+ en el país e impulsor de la Marcha del Orgullo.

Marcelo Suntheim fue su esposo y juntos protagonizaron un hito histórico para la comunidad, que trascendió la Argentina y las naciones latinoamericanas. El 18 de julio de 2003, cientos de periodistas de todo el mundo viajaron hasta Buenos Aires para presenciar el primer casamiento homosexual en el país. La unión civil rompió fronteras: fue el primer vínculo entre dos personas del mismo sexo que se consagró de manera legal en América Latina.

Marcelo Suntheim y César Cigliutti fueron pareja durante 22 años
Marcelo Suntheim y César Cigliutti fueron pareja durante 22 años

“La primera vez que vi a César fue en 1996. Lo conocí en la quinta Marcha del Orgullo. Me lo presentaron junto a otro activista histórico, Carlos Jáuregui. A partir de ahí me acerqué al Grupo Nexo, que editaba la revista Nx. Fui colaborador, repartía revistas y atendía el teléfono en la redacción. Era eso, un colaborador. Y en el año 98 entré a ser activista en la CHA. Empezamos a salir y en ese mismo año convivimos juntos. Fui a vivir a su casa y a partir de ahí no nos separamos más. Todo se convirtió en una lucha de pareja”, dijo Suntheim a Infobae.

En marzo de 1996, Cigliutti comenzó a presidir la CHA. La agrupación que participará y organizará el encuentro de esta noche, el cual comenzará a las 20 en el sitio orgullo2020.ar, lo recordó de esta forma tras su fallecimiento: "César supo entregar su vida a la defensa y reconocimiento de los derechos de las personas LGBTTI en Argentina, su incansable lucha lo llevó a convertirse en un referente del movimiento LGBTTI de nuestro país, la región y el mundo”.

“¿Mi primera impresión? Lo veía con una admiración increíble por el trabajo que él hacía. Recuerdo en esas épocas que me cautivó su vocación por cambiar el mundo y conseguir derechos. Su vocación por cambiar la comunidad. Ese sentimiento de que somos una comunidad, ayudar a personas que incluso uno no conoce. Cuando llamaba una travesti detenida a las dos de la mañana, César atendía el teléfono, buscábamos un abogado e íbamos a la comisaría. Me cautivó. Ese aspecto de donarse al trabajo colectivo, a personas que no conocíamos. Fui compartiéndolo con él y después se hizo algo mío”, manifestó Suntheim, con quien mantuvo una relación de 22 años.

Él continuó: “Nuestra unión civil fue tapa de muchísimos diarios de otros países. Ese día estaba temblando, él me agarró de la mano y entramos juntos. La exposición que tuvimos como pareja, que por amor había luchado desde la CHA, desde la organización, se había expuesto públicamente, por qué necesitamos la unión. Fue un hito en la lucha por los derechos de familia que culminó con la reforma del Código Civil, no en el matrimonio igualitario”.

Suntheim recordó que fue tal la visibilidad de lo acontecido que durante cinco años no pudo conseguir trabajo. “Había mucha gente que podía contactar para pedirle algún tipo de empleo. Dejé mi carrera de Ingenería Química para estar al lado de César y dedicarme al activismo. En esa época era muy común que los compañeros de trabajo pudieran hacerte chistes o burlas. Y nadie se hacía cargo. Ese es el contexto del que uno habla. Luego, en 2008, ingresé en ANSES por la fuerza gremial de la Asociación de Personal de la Seguridad Social (APERSES)", sostuvo quien continúa desarrollándose en el organismo estatal, en donde también se desempeña como secretario gremial.

En 2007 la CHA decidió, como estrategia, que había que mandar a una pareja de activistas a casarse en España, en donde sí aceptaban el matrimonio homosexual. El objetivo era lograrlo y luego regresar a la Argentina para que inscriban ese registro. “Queríamos que se reconociera el matrimonio entre dos varones. Yo tenía la ciudadanía europea y por ese motivo nos pudimos casar. Con todos los efectos de la ley. En 2009 solicitamos que se inscribiera el matrimonio en la ciudad de Buenos Aires. La misma fue rechazada y el caso llegó a la Corte Suprema”, dijo Suntheim.

El 15 de julio de 2010, antes de que la Corte Suprema se expidiera, la Ley de Matrimonio Igualitario se convirtió en una realidad, por lo que ambos casamientos entre Cigliutti y Suntheim fueron validados.

“Esta noche, a modo de homenaje, mostraremos el recorrido de César, un activista inigualable. En la época de Jáuregui solo eran sueños y metas. Pero la perspectiva del trabajo de César y su afecto es lo que se rescata en los videos. Su recorrido en trayectoria, imágenes, las marchas, los primeros años. Rescatar todo eso para personas de 20/25 años que no saben cómo era vivir en esa época. Tu familia te echaba de tu casa o no te dirigía la palabra cuando le decías que eras homosexual. Y si tenías un trabajo, te echaban. Veníamos de la marginalidad... Y aún continuamos por más derechos, para resolver más situaciones”, relató.

Cigliutti, en el centro de la imagen que promociona la 29° Marcha del Orgullo
Cigliutti, en el centro de la imagen que promociona la 29° Marcha del Orgullo

El evento Orgullo 2020 es organizado por el Frente Orgullo y Lucha y convocan decenas de organizaciones LGBTI+ de todo el país. De la celebración virtual también participan Liga LGBTIQ+ de las Provincias y la Convocatoria Federal Travesti Trans de Argentina, entre otras organización de todas las provincias. Los reclamos y festejos serán acompañados por artistas de diferentes provincias argentinas. Algunos de ellos son Cachitas Now, Paz Kümelen, La Queen, Sudor Marika, Ayelen Beker, desde Rosario, Provincia de Santa Fé; La Taylor Mendez de Mendoza, Liyah Crudencia de Trelew, Provincia de Chubut; la solista Lorena Carpanchay de la Provincia de Salta y la cantante trans Patricia Sharon de la Provincia de Buenos Aires.

Desde la organización señalaron que el evento terminará cerca de la medianoche. También que “nos quedamos en casa, aunque tengamos muchísimas ganas de encontrarnos en la calle, porque redoblamos nuestro compromiso con la salud pública como un derecho y una responsabilidad colectiva también”.

“Estoy con un dolor porque no es solo mi pareja quien falleció. Hemos afrontado el activismo juntos, falleció mi gran amor y compañero de vida, literalmente, el activismo formó parte de nuestras vidas. César era parte del activismo, vivía para el activismo. Hoto dos ausencias dolorosas: una de la personas que amé y la de mi compañero de vida”, completó Suntheim.

Seguí leyendo: