Coronavirus en Argentina: la Municipalidad de San Nicolás denunció a la UOCRA y a una prepaga por difundir resultados falsos de hisopados

Lo hizo ante la Fiscalía Federal por presunta transgresión del artículo 211 del Código Penal, que implica la difusión de información engañosa para infundir temor público. La respuesta del secretario general de la UOCRA regional

Desde la UOCRA regional, informaron que aún no han sido notificados de la denuncia y aseguraron que solo difundieron lo que les dieron quienes hicieron los hisopados (Matías Arbotto)
Desde la UOCRA regional, informaron que aún no han sido notificados de la denuncia y aseguraron que solo difundieron lo que les dieron quienes hicieron los hisopados (Matías Arbotto)


El jueves 30 de julio San Nicolás tenía catorce casos vigentes de coronavirus. Ese día por la mañana, Juan Rebuffo, delegado de UOCRA en la localidad bonaerense, confirmó a través de medios locales el contagio de otras siete personas. El anuncio significaba un incremento del 50% de la infección a nivel municipal. Los resultados obedecían a los 150 hisopados que un laboratorio privado les había realizado a trabajadores que desarrollan tareas en una central termoeléctrica de General Rojo, un pueblo ubicado al norte del partido.

La noche siguiente, el intendente Manuel Passaglia publicó en sus redes sociales: “Nos informaron que los hisopados realizados a los siete operarios de General Rojo dieron negativo. Se trata de los empleados que habían dado positivo en un relevamiento previo, realizado en un laboratorio privado no avalado por Sanidad de Nación, motivo por el cual se solicitó realizar un nuevo testeo con los protocolos correspondientes, y todos dieron negativo”.

El martes 4 de agosto, también por la mañana, la Municipalidad de San Nicolás presentó una denuncia penal contra directivos de UOCRA, Seccional San Nicolás, y la prestadora de medicina prepaga Servin Life por “posible transgresión de lo prescripto por el artículo 211 del Código Penal”. El artículo aborda la figura penal de “intimidación pública” y establece: “Será reprimido con prisión de dos a seis años, el que, para infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes hiciere señales, diere voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común, o empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos”.

El intendente del partido de San Nicolás, Manuel Passaglia
El intendente del partido de San Nicolás, Manuel Passaglia


La denuncia surge a raíz de la contraprueba que realizó el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Dr. Julio I. Maiztegui” de la ciudad de Pergamino, que integra la red de laboratorios del Ministerio de Salud de la Nación. Las muestras de los hisopados positivos fueron revertidas por los organismos oficiales. Ninguno de los siete empleados (seis oriundos de San Nicolás y uno del Área Metropolitana de Buenos Aires) de la empresa contratista AESA, que realiza obras de construcción en la planta, fueron incluidos como contagios en las estadísticas provinciales.

La acusación, presentada ante la Fiscalía General, expone el contexto: “Las manifestaciones respecto a los falsos positivos, trascendieron rápidamente a la comunidad generando temor, alarma y preocupación en los habitantes de la ciudad, en perjuicio del temperamento que se pretende transmitir desde los distintos estamentos de gobierno, para evitar pánico y desconcierto en la población y mantener la emergencia dentro de parámetros reales”.

Desde el municipio cuestionan que tanto el sindicato como la empresa de medicina prepaga se encargaron de difundir la información sin notificar previamente a las autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires ni a la Mesa de Salud local, tal como ordenan los protocolos. El hecho de realizar los análisis de test diagnósticos, tras el contagio positivo de un hombre oriundo de Merlo que ingresó a San Nicolás para trabajar para la empresa AESA, y de confirmar los casos por los medios generó desconfianza en las autoridades comunales.

De acuerdo a trascendidos del seno del Municipio, el pedido de investigación por información falsa obedece a la sospecha por un teórico arreglo entre la UOCRA y la prepaga para cobrar los hisopados y el tratamiento de los enfermos como supuestos pacientes de coronavirus. La denuncia es un capítulo más entre las tensiones políticas y de poder entre los sindicatos y el municipio conducido por el intendente de Juntos por el Cambio de San Nicolás, Manuel Passaglia.

Argentina ya superó las 4.000 muertes por coronavirus: más de la mitad de las víctimas fatales vivían en la provincia de Buenos Aires (EFE)
Argentina ya superó las 4.000 muertes por coronavirus: más de la mitad de las víctimas fatales vivían en la provincia de Buenos Aires (EFE)


Infobae se comunicó con Mario Almirón, secretario general de la UOCRA regional San Nicolás. “No hemos sido notificados de la denuncia aún. Hoy por la mañana nos hemos presentado en la Fiscalía Federal. Nos dijeron que existe la presentación, pero no nos lo notificaron por el momento. Tenemos que esperar”, contó. El gremialista tomó distancia de la acusación: “No es un problema nuestro, es un problema entre el municipio y la empresa que hizo los hisopados. Nosotros no tuvimos nada que ver. No dimos ninguna información falsa, solo la que nos dio la empresa de medicina prepaga”. Este medio también intentó comunicarse con la empresa de salud, hasta la publicación de esta nota, sin suerte.

“No entiendo la posición del intendente y por qué nos mete en esta causa”, respondió Almirón. Explicó que la firma AESA contrató a la empresa de medicina prepaga Servi Life para realizar los hisopados porque tiene un servicio de ambulancia dentro del establecimiento e indicó que la acusación debería recaer sobre ellos, y no sobre el sindicato. “Nos presentaremos y diremos todo lo que tenemos para decir, pero por el momento no nos han notificado”, argumentó.

De hecho, según sus propias palabras, los siete empleados que dieron positivo y después negativo en la contraprueba siguen cumpliendo aislamiento en sus casas junto a sus familiares porque las autoridades comunales nunca les presentaron la documentación que acredite que los casos son, finalmente, descartados de COVID-19 positivo. A su vez, anunció que la Central Termoeléctrica ya volvió a su funcionamiento habitual, luego de que la Municipalidad decretara su cierre preventivo por 72 horas hasta que los casos sean oficializados y se haga un seguimiento de sus nexos epidemiológicos.

San Nicolás, por el momento, permanece en fase 5 de la cuarentena. El último parte de las autoridades sanitarias informó cinco nuevos contagios, corroborados por el Instituto Maiztegui, lo que representa el día de mayor número de casos confirmados desde el comienzo de la pandemia. Hasta el momento son 20 casos activos, 25 los pacientes ya recuperados y un solo fallecido sobre una población total de aproximadamente 160 mil habitantes.

Seguí leyendo:

La Argentina superó las 4000 muertes por coronavirus y acumuló más contagios que Alemania

Ordenan que la justicia federal siga investigando al intendente de San Nicolás por lavado de dinero

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos