Tras la segunda salida de los runners en CABA, qué opinan los infectólogos que asesoran al Presidente sobre el permiso

En distintas entrevistas, se mostraron preocupados por el aglomeramiento del primer día y desearon que se vaya corrigiendo. Florencia Cahn consideró que “no es aconsejable” y Luis Cámera priorizaría la apertura de actividades comerciales más que las recreativas. Eso sí, todos coincidieron en que la clave pasa por respetar las medidas de prevención durante la práctica deportiva

(Nicolas Stulberg)
(Nicolas Stulberg)

Tras el segundo día de actividad física permitida en la Ciudad de Buenos Aires, algunos de los infectólogos que integran el comité que asesora al presidente Alberto Fernández brindaron sus primeras impresiones sobre ese permiso, en el marco de la cuarentena que la semana pasada se extendió hasta el 28 de junio. Si bien hicieron hincapié en distintas cuestiones, todos se mostraron preocupados por las imágenes que se registraron el lunes y recalcaron la responsabilidad social que recae sobre los ciudadanos, para que cumplan con las medidas de prevención para combatir al coronavirus al momento de salir de casa.

Por su parte, Florencia Cahn se basó en el aspecto epidemiológico. “Las imágenes de ayer (por el lunes), tanto en Parque Centenario como en Palermo, son preocupantes. Se veía que no había un cumplimiento de las medidas de distanciamiento físico entre personas, obviamente había gran cantidad de gente que estaba sin usar barbijo o tapaboca. La realidad es que nosotros sabemos que por cruzarte con una persona, aún si esa persona tuviera COVID, no es que se contagia tan fácilmente. Pero ayer había mucha gente, parecía una maratón, había más gente de lo que suele haber el 21 de septiembre", comenzó contextualizando, en diálogo con C5N.

“Creo que ya se empezó a organizar, en parte por los cortes de las calles aledañas a las plazas y los parques, que permiten que, si hay gran cantidad de gente, esté más distribuida en el espacio. Pero sin duda esto es algo que hay que regular”, continuó Cahn, en alusión a la primera medida correctiva que tomó el Gobierno porteño.

Sin embargo, en rasgos generales, no se mostró convencida sobre la habilitación para salir a correr: “Si bien aún no vamos a tener la respuesta de lo que sucedió estos primeros días y esperamos que no tenga un impacto en los números, realmente no es aconsejable en una ciudad como Buenos Aires, donde se da el mayor número de casos por día”.

Por último, la infectóloga remarcó que la continuidad de este permiso dependerá más de los corredores que de las autoridades: “Siempre digo que cuando se habilitan actividades no es tanto el qué sino el cómo. Si esta actividad se hace de la manera en la que está recomendada por la autoridad sanitaria, no debería configurar ningún riesgo. Ahora, si no se utiliza el sentido común y no se cumple con las recomendaciones, probablemente haya que dar marcha atrás”.

En la segunda jornada, el Gobierno dispuso más agentes para controlar las medidas de prevención y liberó las calles aledañas a los parque para sumar así más espacio destinado a los runners (Foto: Nicolas Stulberg).
En la segunda jornada, el Gobierno dispuso más agentes para controlar las medidas de prevención y liberó las calles aledañas a los parque para sumar así más espacio destinado a los runners (Foto: Nicolas Stulberg).

Otro de los profesionales de la salud que se refirió al tema fue Luis Cámera, en declaraciones a Animales Sueltos (América). “Si tiene algún impacto sanitario lo veremos en los próximos diez o quince días, pero a priori, estéticamente, no dio una impresión agradable”, coincidió sobre las aglomeraciones vistas el lunes.

Asimismo, opinó que las actividades habilitadas deberían ser consensuadas entre las autoridades porteñas y bonaerenses, dado que la Capital Federal y el conurbano conforman el sector más riesgoso del país en cuanto a la propagación del coronavirus: “Creo que hay que verlo como un paquete, tanto CABA como el Gran Buenos Aires, y trabajarlo de forma secuencial. No se pueden trabajar de forma independiente. Tal vez, algún tipo de presión de la gente haya hecho que la Ciudad libere un poco más, pero yo entiendo el temor que tiene la gente de la Provincia”.

Por otro lado, uno de los miembros del panel que comanda Luis Novaresio le trasladó una teoría: que a esta altura habría que priorizar la apertura de actividades económicas por encima de las recreativas, por la necesidad que todavía tienen muchos rubros de volver a trabajar. “Yo seguiría en esa misma línea", afirmó Cámera, apoyando la visión del periodista. “Estoy pensando en que vamos a tener que convivir con el coronavirus. Entonces ya se tendría que pensar de otra manera. No termina de explotar y no se va, así que hay que hacer una nueva estrategia”, agregó, dando a entender que poner el foco solamente en el factor epidemiológico es una postura que, en su visión, habría que dejar atrás, dada la extensión del aislamiento.

En Palermo no sólo salieron muchos runners, sino que mucha gente se inclinó por andar en bicicleta, monopatín y rollers (Nicolas Stulberg).
En Palermo no sólo salieron muchos runners, sino que mucha gente se inclinó por andar en bicicleta, monopatín y rollers (Nicolas Stulberg).

Por su parte, Omar Sued, otro de los infectólogos que asesoran a Alberto Fernández, brindó una entrevista al canal TN, en la que consideró: “Hoy (por el martes) por suerte hubo mucha menos gente que el lunes, que fue preocupante. Había mucha gente amontonada y corriendo en sentido contrario, que es muy peligroso”.

“Si es importante para la persona salir a correr, tiene que tener la precaución de hacerlo muy separado de otras personas y ceder el paso si se acerca alguien. No hay estudios científicos que demuestren si alguien se puede infectar así, pero es razonable pensar que al menos hay que separarse más de los clásicos dos metros que decimos. Corriendo, serían 10 metros de adelante para atrás y 2 metros de costado”, dijo Sued, que en todo momento destacó las medidas de prevención a las que tienen que acostumbrarse los ciudadanos si quieren continuar gozando de esta licencia.

Por el momento, el horario permitido para salir a correr es de 20 a 8, aunque el Gobierno porteño admitió que evalúa extenderlo (Nicolas Stulberg).
Por el momento, el horario permitido para salir a correr es de 20 a 8, aunque el Gobierno porteño admitió que evalúa extenderlo (Nicolas Stulberg).

Tras la primera jornada de actividades deportivas permitidas, desde el Gobierno porteño habían advertido que, por el alto número de concurrencia, evaluarán modificaciones en los horarios de salida. A su vez, advirtieron que si crecen los casos de coronavirus se dará marcha atrás a la medida.

“Podríamos adelantar, tal vez haya que bajar un poco el horario, analizaremos alternativas”, había afirmado Diego Santilli, vicejefe de Gobierno, tras concretar la primera medida correctiva: liberar el tránsito de las calles que rodean a los parques para sumar más espacio libre para los runners. De todas formas, desde las administración de Horacio Rodríguez Larreta alertaron que “si los contagios crecen de manera exponencial”, se retrotraerá la medida.

En ese sentido, El Ministerio de Salud de la Nación informó este martes que durante las últimas 24 horas se registraron 24 muertes y 1141 nuevos casos positivos por coronavirus, por lo que el total de infectados en todo el país asciende a 24.761 y las víctimas fatales suman 717. De los nuevos 1.141 casos, 535 de la Ciudad, que acumula 11.965 infectados y 262 muertes.

Seguí leyendo

Qué calles y avenidas estarán cerradas al tránsito para facilitar la actividad de los runners en la ciudad de Buenos Aires

Coronavirus en la Argentina: se registraron 1.141 contagios en las últimas 24 horas, la cifra más alta para una jornada


MAS NOTICIAS