Entrada del Cementerio Municipal de Campana
Entrada del Cementerio Municipal de Campana

El avance del coronavirus en la Argentina golpeó de lleno la actividad económica y el tiempo que llevará la recuperación todavía es incierto. De hecho, una encuesta reveló que casi el 80% de los argentinos tuvo una reducción en sus ingresos a causa de la cuarentena y es por eso que desde los estados nacionales, provinciales y municipales se decidió congelar tarifas y eximir del pago de algunos impuestos.

Si bien las medidas de asistencia estatal se vienen aplicando en líneas generales en todo el país, en los últimos días se generó una polémica en una localidad bonaerense, donde el gobierno local presentó un proyecto para modificar varias tasas municipales y aplicar aumentos pese al pésimo contexto económico actual. Barrido y limpieza, desinfección o hasta derechos de construcción son algunos de los ítems incluidos en la iniciativa que sufrirán un ajuste. Sin embargo, hubo un incremento dentro del extenso proyecto oficial que no pasó desapercibido y que llamó la atención: los costos para acceder a un espacio dentro del Cementerio Municipal.

Es decir, a través de un proyecto de modificación de la ordenanza fiscal e impositiva, presentado por el ejecutivo que encabeza Sebastián Abella (Juntos por el Cambio), el partido de Campana quiere cobrar más el alquiler y mantenimiento de una parcela del cementerio, en medio de un contexto de pandemia.

De acuerdo con la iniciativa que será tratada hoy a la tarde por el Concejo Deliberante, donde el oficialismo tiene mayoría, los aumentos en algunas de las tasas en el cementerio serán del 50% en promedio. Pero no se trata de la única modificación. La iniciativa prevé subas en varios rubros.

Según explica el texto elevado por el Municipio al que accedió Infobae, “los espacios para la inhumación en tierra en el Cementerio Municipal, serán concedidos en uso por el término de cinco (5) años renovable, por dos (2) períodos de dos (2) años cada uno. Vencido el segundo período caducará definitivamente la concesión, debiéndose proceder a la reducción de los restos”.

Así, el proyecto prevé por ejemplo que el alquiler de la parcela pase de $1.400 a 2.100 pesos, mientras que la renovación por los dos primeros años ascenderá de los 800 pesos a los 1.200. La segunda renovación pasó de 1.000 pesos a 1.500, lo que supone un incremento exacto del 50 por ciento.

“Si bien los valores no son elevados en este caso, es éticamente cuestionable aumentar esta tasa en medio de la pandemia del coronavirus. Además va en contramano de los beneficios y las eximiciones propuestas por la Nación y la Provincia para los ciudadanos en otros pagos, y principalmente desconoce la realidad de miles de vecinos que sufrirán el impacto de la pandemia”, dijo a Infobae la presidenta del bloque de concejales del Frente de Todos, Soledad Calle.

No sólo el alquiler de la parcela sufrirá modificaciones si el Concejo da vía libre. Mantener una bóveda también aumentará de los actuales 1000 pesos anuales a 1500. La conservación de un nicho costará desde ahora $900. Es decir, 200 más que el valor que rige al día de hoy. De acuerdo con el proyecto al que pudo acceder este medio, el mantenimiento del Cementerio Municipal incluye barrido, corte de pasto y limpieza en general.

El concejal Marco Colella, del mismo espacio, también coincidió que “lo reprochable” en este caso es el momento en que lo hacen, más allá de los valores. Según dijo, no se debería hacer en medio de un contexto en el que la pandemia marca la vida cotidiana de la gente. “Esto se debe a una mala administración. No tienen mejor idea que aumentarle a la gente, cuando en ningún lugar lo están haciendo”, aseguró el edil en diálogo con este medio.

Explicó también que el paquete de aumentos que presentó el oficialismo será discutido en una sesión en la que Juntos por el Cambio tiene 11 de 20 concejales. “Los aumentos van a ser inevitables. El Concejo hoy es una escribanía de Cambiemos. Son mayoría”, lamentó Colella.

Al tratarse de temas impositivos y fiscales, la iniciativa se tratará posteriormente en la denominada “sesión de mayores contribuyentes”. Esto quiere decir que cada uno de los concejales puede aportar a un habitante de Campana para que se discutan los aumentos en otro debate y a partir de ahí, establecer definitivamente si se aplicarán o no. “Es lo mismo, porque cada uno de los once concejales va a llevar a uno de sus votantes o amigos. Y la medida se va a aprobar dentro de unos 15 días″, añadió.

Más subas en medio de la cuarentena

En el ajuste que propone el Municipio se incluyen otros incrementos como por ejemplo a la seguridad e higiene, así como la habilitación de nuevos negocios que subió un 30%. En cuanto al barrido y limpieza, las tasas subirán entre un 25 y un 30 por ciento, mientras que a los los combustibles se les aplicará una suba para "el mantenimiento vial”.

“Su magnitud se establece en la Ordenanza Impositiva, en oportunidad de adquirir por cualquier título, combustibles líquidos y) en expendedores localizados en el territorio de la Municipalidad de Campana”, precisa el documento.

Actualmente al diésel, gasoil grado 2 o cualquier combustible de características similares se le agrega una tasa de 20 centavos por cada litro. Con la modificación, este valor será de 55 centavos por litro vendido, lo cual supone un aumento del 275 por ciento.

A la nafta súper, por ejemplo, al día de hoy se le aplica un impuesto de 0,30 pesos por litro expendido. Cuando el Concejo apruebe la iniciativa oficial, ese canon será de $0,80 o 266 por ciento. “Lo de los combustibles es inconstitucional. Esto en lugar de aumentar la recaudación, lo que va a hacer es que caiga porque la gente hoy no tiene cómo pagar. Será muy contraproducente, ya que lejos de resolver la problemática económica aumentará la morosidad. El gobierno debería estar pensando en una moratoria, no en aumentar los impuestos”, continuó.

La reforma que quieren aprobar supone otros impuestos como, la renovación, duplicación o ampliación de categoría en las licencias de conducción que subirá de 800 a 1.200 pesos. O por ejemplo la solicitud para realizar bailes o festivales, que pasará de los 3.000 pesos actuales a $5.000. “Por ejemplo si sos deudor, sólo el hecho de notificarte también subió de precio”, señaló Colella.

La cuarentena en Campana se flexibilizó en las últimas semanas, de acuerdo con lo señalado por los concejales consultados por este medio. La circulación de personas es cada vez mayor y hay varios negocios que atienden casi normalmente. Los últimos datos podrían indicar que la apertura del aislamiento ya se empezó a sentir. Entre el sábado pasado y el reporte de ayer miércoles, hubo un rebrote: según datos oficiales del gobierno local, se confirmaron cinco casos nuevos de contagios de COVID-19 en ese período, lo que llevó el total a 12 infectados desde que llegó el virus al partido boanerense. Esto indica que en sólo cinco días los contagios se dispararon en más de un 70%. De esos, tres perdieron la vida.

Seguí leyendo