Vista del puerto de Mar del Plata.
Vista del puerto de Mar del Plata.

Luego de que las autoridades sanitarias dieran el visto bueno, el juez federal de Mar del Plata Santiago Inchausti autorizó el arribo de un buque al puerto de esta ciudad balnearia y el desembarco de todos sus tripulantes.

Se trata de una embarcación proveniente de Ushuaia, provincia de Tierra del Fuego, con 37 personas a bordo, de las cuales ninguna presentaría síntomas compatibles con la enfermedad del coronavirus, por lo que se descartó la presencia de casos sospechosos entre ellos.

Por esta razón, el magistrado dejó sin efecto una medida cautelar que prohibía el ingreso de este navío a la mencionada terminal marítima y que él mismo había firmado unos días atrás por pedido del fiscal federal general Daniel Adler.

En este mismo sentido se había expresado el intendente marplatense, Guillermo Montenegro, quien rechazó el arribo del crucero “MV Ushuaia” a su ciudad por temor a que hubiera algún infectado entre el personal a bordo.

El buque
El buque "Ushuaia" tiene capacidad para 90 pasajeros y 40 miembros de la tripulación (marinetraffic)

En su momento, el mandatario municipal sostuvo que la embarcación violó la cuarentena obligatoria y aseguró que “algunos tripulantes presentarían síntomas compatibles con el virus COVID-19”, lo cual fue desmentido luego por la Dirección de Sanidad de Fronteras, que se encargó de comprobar el buen estado de salud de los mismos.

“Pedimos que no vengan turistas sabiendo el perjuicio que generaba para nuestra economía, hicimos controles en todos los ingresos de la ciudad, le pedimos el esfuerzo a cada vecino que no salga de sus casas, y encaramos acciones sanitarias de prevención. Todo eso será en vano si dejamos ingresar a la tripulación", explicó Montenero en aquel entonces.

Por su parte, el juez Inchausti había pedido como medida preventiva un informe a la Prefectura Naval que contuviera, por un lado, “toda la documentación respaldatoria con relación a la autorización” del barco para dejar el puerto ushuaiense y, por el otro, un estudio que determinara si pudo “haber incumplido con las reglamentaciones en materia sanitaria dispuestas por el Poder Ejecutivo”.

El crucero zarpó desde Tierra del Fuego el 20 de marzo, el mismo día en que entró en vigencia la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional, y tenía previsto amarrar el sábado próximo en el puerto de Mar del Plata para hacer una parada técnica.

El barco zarpó de Tierra del fuego el pasado 20 de marzo. (marinetraffic)
El barco zarpó de Tierra del fuego el pasado 20 de marzo. (marinetraffic)

A partir de la nueva resolución del titular del Juzgado Federal 3, el desembarco de la tripulación dependerá en las próximas horas de las condiciones meteorológicas, y exigirá la activación de los protocolos de seguridad y salud correspondientes.

El relevamiento de la Dirección de Sanidad de Fronteras indicó que ninguno de ellos presentaba síntomas del coronavirus, principal preocupación de las autoridades municipales por tratarse de una embarcación proveniente de una zona donde existe transmisión counitaria.

A partir de este reporte, el juez autorizó el desembarco, que deberá contar con la intervención de la Dirección de Epidemiología bonaerense y del gobierno local para aplicar "de manera urgente", los protocolos de salud y seguridad necesarios.

Las maniobras de ingreso al espejo de agua del puerto deberán ser autorizadas por el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata y por Prefectura Naval Argentina. Fuentes de esa fuerza de seguridad informaron que “podrían producirse el próximo martes, debido a las condiciones meteorológicas”.

El buque “MV Ushuaia”, de bandera de Togo y tripulación mayoritariamente argentina, permanecía fondeado esta tarde frente a las costas marplatenses y, si bien ya tiene la autorización para amarrar y bajar a las personas que están a bordo, continúa abierta la investigación penal para determinar si la embarcación violó la normativa vigente al momento de zarpar.

Seguí leyendo: