Según dispuso el Centro de Operaciones y Emergencia (COE) establecido por la Municipalidad de Necochea, la zona de rastrillaje en la que es buscado el nadador Ezequiel Bermejo, desaparecido el pasado sábado mientras participaba de una competencia acuática por el río Quequén y el mar Argentino, se amplió hasta el Arroyo El Moro, en el partido de Lobería.

Fuentes municipales informaron al agencia Télam que, al igual que en las jornadas anteriores, este miércoles trabajaron las dependencias de Tránsito, Guardaparques, guardavidas, la filial Necochea de la Cruz Roja, Bomberos de la Provincia, Policía Bonaerense y Federal, el Radio Club local y la Prefectura Naval Argentina, todo bajo la coordinación de Defensa Civil.

El director de Defensa Civil, Augusto Fulton, explicó que “en la zona de Punta Negra se realizaron rastrillajes a la mañana, el mediodía y por la tarde”, situación que se reitera en toda la costa de Necochea hasta Arenas Verdes, en Lobería.

Por otra parte, luego de analizar la situación de las mareas durante estos días, se decidió ampliar el operativo hasta el Arroyo El Moro, hacia el oeste de Arenas Verdes. “Allí tuvimos la colaboración de la gente del lugar y mañana continuaremos con el rastrillaje”, completó Fulton.

Como es habitual, hoy a primera hora volverá a reunirse el COE para diagramar el trabajo diario tendiente a encontrar al nadador.

Ezequiel Bermejo estaba nadando frente a las costas de Necochea, en una competencia que se llevó a cabo el sábado pasado. Lo último que se sabe de él es que le había dicho al kayakista de apoyo que se tranquilizara, que estaba bien y dispuesto a seguir. Al asistente se le rompió una pala, por lo que debió ser auxiliado por una embarcación. A Ezequiel le faltaban mil metros para llegar a la orilla de la parada 81 del balneario, pero aún no se sabe nada de él.

Bermejo cumplió 43 años hace pocos días. Era la primera vez que se inscribía en una carrera de diez kilómetros. Venía de finalizar una de tres kilómetros y estaba entusiasmado con el desafío. Sebastián Texido, médico y amigo, viajó a Necochea el sábado por la tarde cuando conoció la noticia. “Su estado físico es excelente y su nivel de entrenamiento es muy alto. Venía cumpliendo una buena carrera con los nadadores del medio del pelotón. Si las condiciones eran normales, hubiese terminado en una buena posición”, dijo en diálogo con Infobae.

“La familia y los amigos estamos destrozados”, expresaron desde el círculo íntimo del nadador desaparecido. A Necochea arribaron por la noche del sábado la esposa, la cuñada y la hermana, más un nutrido grupo de amigos. La madre, una mujer de avanzada edad, se enteró recién el domingo. Bermejo es padre de dos hijas de 4 y 9 años.

Seguí leyendo