David Lau, el Gran Rabino Ashkenazi del estado de Israel, junto a Isaac Sacca, el Gran Rabino Sefardí de la República Argentina, y Galit Ronen, la embajadora de Israel
David Lau, el Gran Rabino Ashkenazi del estado de Israel, junto a Isaac Sacca, el Gran Rabino Sefardí de la República Argentina, y Galit Ronen, la embajadora de Israel

Es la segunda vez que el Gran Rabino Ashkenazi del estado de Israel, David Lau, visita el país. Mantuvo un encuentro de vital importancia rabínica y consolidación de lazos entre los dos rabinatos: participó de la gala anual de la Fundación Menora Argentina, la organización judía para la juventud más grande de Latinoamérica, presidida por el Gran Rabino Sefardí de la República Argentina, Isaac Sacca.

La actividad que presenció consistió en la exposición de 1000 jóvenes universitarios que trabajan en programas de ayuda social, capacitación personal y cultural durante todo el año. “El objetivo de Menora es instruir a los jóvenes y darles herramientas para que estén mejores preparados para la vida y para que sean elementos positivos para la sociedad”, resumió Sacca. Hay grupos que asisten a comedores sociales, otros que construyen casas para poblaciones carenciadas, otros que brindan capacitaciones laborales.

La gala anual de la Fundación Menora Argentina, se realizó en los salones Tattersall del barrio de Palermo
La gala anual de la Fundación Menora Argentina, se realizó en los salones Tattersall del barrio de Palermo

En la reunión se plantearon inquietudes que preocupan en el mundo sobre actitudes intolerantes y no pluralistas. “Yo le comenté sobre nuestra experiencia argentina. Nosotros nos podemos jactar de convivir en una sociedad con multiplicidad de credos. Y él lo constató: Argentina es un ejemplo de convivencia”, remarcó el rabino. Ambos expresaron su preocupación por las dificultades que padece gran parte de la población mundial para practicar su fe religiosa, pero a su vez manifestaron su beneplácito y alivio por comprender que las distintas creencias cohabitan en un clima de paz y armonía.

“Se sorprendió cuando vio cómo los jóvenes están involucrados en la sociedad argentina y que a su vez pueden practicar su fe sin miedos ni prejuicios, de la misma manera que lo pueden hacer católicos o musulmanes. Cualquier persona puede ser ciudadano argentino y ejercer su fe como desee. A veces, creo que los argentinos no somos conscientes de la bendición que tenemos de poder practicar nuestras creencias”, subrayó el rabino Sacca en diálogo con Infobae.

"Lo que un rabino le interesa es que se pueda educar a los feligreses, a las personas de confesión, en una cultura de plurialismo. Por fortuna, es algo que acá en Argentina podemos hacer en paz", expresó Isaac Sacca

El rabino jefe Ashkenazi de Israel expresó su alegría por los jóvenes que están tomando conciencia, los felicitó por involucrarse en la construcción de la sociedad, les pidió que sigan inspirándose en las tradiciones bíblicas para aportar moralidad, que no claudiquen y que insistan en perseguir su misión en la vida. Días atrás, David Lau visitó la AMIA, rindió un homenaje a las víctimas del atentado y también mantuvo un encuentro con el presidente Mauricio Macri en la quinta de Olivos.

Seguí leyendo: