¿Qué día cae? ¿Cuánto falta? ¿Se traslada? ¿Es un día no laborable? ¿Es optativo? Estas son algunas de las preguntas que empiezan a surgir cuando una fecha especial o conmemorativa se aproxima, tal como ocurrirá este mes. Se trata del 20 de noviembre, Día de la Soberanía Nacional, que por tratarse de uno de los feriados trasladables, se pasará para el lunes 18.

De acuerdo con el calendario oficial, es un feriado nacional y conformará el último fin de semana largo del año. En esta oportunidad, tanto organismos y compañías del Estado como las empresas y negocios privados estarán obligados a otorgarles el día a sus empleados o, en caso contrario, liquidarlo según lo establece la Ley de Contrato de Trabajo en su cláusula 166, que precisa que para este tipo de días rigen las normas legales sobre el descanso dominical.

En la misma normativa, asimismo, se diferencian los feriados nacionales (como el próximo 18 de noviembre) de los “días no laborables”. Según la cláusula 167, en estos últimos el empleador tendrá la opción de elegir si se trabaja y, si decide hacerlo, el trabajador percibirá su salario simple, sin ningún pago extra.

El Día de la Soberanía Nacional conmemora la Batalla de la Vuelta de Obligado, ocurrida el 20 de noviembre de 1845, cuando soldados argentinos, comandados por Lucio Mansilla, se enfrentaron en inferioridad de condiciones al ejército anglo-francés, considerado por aquel entonces como uno de los más poderosos del mundo.

Otro dato a tener cuenta es que es por qué se trata de un 'feriado trasladable’. Según la Ley de Establecimiento de Feriados y Fines de Semanas Largos, aquellas fechas especiales que coincidan con los días martes y miércoles se trasladarán al lunes anterior. Esto explica por qué el feriado se festeja dos días antes de la fecha que le correspondería.

Seguí leyendo