"No me lo esperaba. Yo siempre le descubro absolutamente todo a Pablo y esta vez fue una sorpresa absoluta. Incluso él estaba nervioso porque tuvo que pasar el anillo por la aduana, donde siempre te preguntan si tenés algo para declarar. Y Pablo pensó: 'De últimas, si me lo hacen sacar, ahí mismo me arrodillo en el piso y se lo pido'". El relato es de la periodista uruguaya Evangelina Ortiz. Lo que cuenta es el pedido de matrimonio que le hizo su novio, el piloto argentino Pablo Pérez Companc.

Horacio Pagani parece bendecir la propuesta de matrimonio entre Pablo Pérez Companc y Evangelina Ortiz
Horacio Pagani parece bendecir la propuesta de matrimonio entre Pablo Pérez Companc y Evangelina Ortiz
El abrazo entre Pablo Pérez Companc y Evangelina Ortiz sobre la pista del circuito italiano de Monza
El abrazo entre Pablo Pérez Companc y Evangelina Ortiz sobre la pista del circuito italiano de Monza

Todo ocurrió en el Autódromo Nacional de Monza, en Italia, sobre la pista de carreras donde compite la Fórmula 1. Frente a ellos, un testigo prestigioso: el constructor argentino Horacio Pagani, fundador de Pagani Automobili, una prestigiosa firma italiana de vehículos deportivos de alta gama. En diálogo con Infobae, la flamante prometida contó el detrás de escena del pedido de casamiento: "Viajamos desde Estados Unidos. Primero fuimos a conocer Ámsterdam, estuvimos unos días allí y después fuimos al Raduno de Pagani que se hace todos los años y donde se juntan todos los dueños de Paganis y hacen un recorrido por Italia. Pero este año era más especial aún porque se cumplían 20 años de la primera creación, el Zonda. Fue un evento más grande, hubo muchos autos, más de 40 Paganis. El lugar al que fuimos fue Cerdeña y, el último día, como broche de oro, salimos a probar los autos en el autódromo de Monza. Para Pablo es muy especial porque le encanta ese autódromo. Y se le ocurrió hacer la propuesta en ese lugar".

“No me lo esperaba, por eso la emoción fue aún mayor”, contó la periodista uruguaya Evangelina Ortiz. Él compró la alianza en una casa de la joyería Tiffany en Miami
“No me lo esperaba, por eso la emoción fue aún mayor”, contó la periodista uruguaya Evangelina Ortiz. Él compró la alianza en una casa de la joyería Tiffany en Miami
De fondo, los dos Pagani de Pablo Pérez Companc: un Huayra BC con las puertas de gaviota abiertas y el Black Minion, un Pagani Zonda Revolution
De fondo, los dos Pagani de Pablo Pérez Companc: un Huayra BC con las puertas de gaviota abiertas y el Black Minion, un Pagani Zonda Revolution

Los dos estaban todavía vestidos ya con el mameluco de carrera. Antes de que Pablo hincara su rodilla derecha en el pavimento y sacara de entre sus prendas un estuche de la joyería Tiffany, hubo una previa que el novio ya había planeado. "Él me dijo 'vamos a salir a dar una vuelta en la pista así conocés cómo es Monza'. Pablo llevó a Italia dos autos, sus dos Paganis. Salimos con uno, el Huayra BC, a dar una vuelta. Cuando estábamos llegando me dice que lo va a estacionar al lado del otro para hacer unas fotos. Yo pensé: qué raro, porque no le gustan las fotos. Cuando estamos sacándonos la foto ya sentía que él estaba temblando. '¿Estás bien?', le dije. 'Sí, sí', me respondió. Y de repente empecé a ver algo medio extraño porque estaba todo el mundo parado frente a nosotros, había un par de drones volando, gente filmando. Yo lo miro y ahí como que empiezo a caer. Enseguida él se me pone adelante y me dice 'vida, ¿te querés casar conmigo?'. Tenía los ojos rojos, sus piernas y su cuerpo temblaba. Me quedé realmente shockeada. Tardé como cuarenta segundos en decirle que sí porque no entendía nada, estaba viviendo una película".

Evangelina siempre imaginó que la propuesta de casamiento sería en una ceremonia más íntima y reservada, en virtud de la personalidad introvertida de su pareja. "En este caso sentí como que había gritado '¡me quiero casar con vos!' y para mí eso fue muy especial, muy emocionante", reveló la periodista desde Miami. El pedido ocurrió en el marco del Raduno Pagani – Vanishing Point, la cumbre anual de propietarios de los exclusivísimos vehículos de la compañía ítaloargentina Pagani Automobili.

Pablo y Evangelina están de novios desde hace cinco años. Se conocieron a través de amigos en común. Hoy viven en Miami, Estados Unidos, donde el año próximo se celebrará la fiesta de casamiento. Sobre la posibilidad de convertirse en padres, Evangelina dijo: "Nuestro sueño es el día de mañana formar una familia. Tenemos que dar ciertos pasos antes, pero seguramente para el año que viene vamos a empezar con un proyecto familiar".

Inmediatamente después de la propuesta, ambos le enviaron mensajes a sus familiares para que la noticia no les llegara primero por las redes sociales
Inmediatamente después de la propuesta, ambos le enviaron mensajes a sus familiares para que la noticia no les llegara primero por las redes sociales

Seguí leyendo: