Una escalinata de 50 metros unirá la Avenida de la Rábida, detrás de la Casa Rosada, con Puerto Madero. Así lo anunciaron ayer autoridades del gobierno porteño, que confirmaron que la obra estará concluida para mediados de mayo.

"Con esta obra logramos generar una nueva conexión entre el Bajo porteño y Puerto Madero. Los vecinos y turistas tendrán un nuevo mirador hacia el barrio más nuevo de la ciudad y llegarán mucho más fácil a la costanera", aseguró Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte.

De este modo, se podrá ir caminando desde la Plaza de Mayo casi en línea recta hasta la Reserva Ecológica, ya que en la actualidad La Rábida no tiene cruces hacia la avenida Huergo a esa altura y además Puerto Madero está 6,5 metros más abajo.

El ancho de las escalinatas será de 50 metros y tendrá 47 escalones, que cubrirán las vías de tren y parte del Paseo del Bajo.

En ambos laterales habrá rampas para el ascenso y descenso de carritos y bicicletas, y también se instalará un ascensor que permitirá el acceso de personas con movilidad reducida.

"Las escalinatas serán de hormigón armado y contarán con barandas y pasamanos de acero inoxidable que contarán con luces LED", precisaron desde el gobierno de la Ciudad.

La obra, que vincula el eje histórico conformado por el Congreso de la Nación, la Casa Rosada y el Puente de la Mujer, forma parte del Parque del Bajo, el nuevo espacio verde y peatonal que se desarrollará entre las avenidas Belgrano y Corrientes (eje sur-norte) y Paseo Colón y Huergo/ Madero (eje este-oeste).

Así, "se recuperará una superficie total de 102.000 metros cuadrados para uso público y se incorporará nuevo espacio verde", completaron las autoridades en un comunicado.

SEGUÍ LEYENDO: