Desde abril, sólo habrá vuelos de cabotaje y con destino a Uruguay desde Aeroparque (Adrián Escandar)
Desde abril, sólo habrá vuelos de cabotaje y con destino a Uruguay desde Aeroparque (Adrián Escandar)

En tan solo 15 días, desde el 1°de abril, en el Aeroparque Jorge Newbery solo habrá vuelos de cabotaje y con destino a Uruguay. Se trata de la fase final del plan de "desregionalización" del aeropuerto de tráfico nacional ubicado en el barrio porteño de Palermo, que implicó la mudanza de más de 100 vuelos internacionales al aeropuerto de Ezeiza, para evitar su saturación.

La medida, anunciada a mediados de 2017 y publicada en abril de 2018 en el Boletín Oficial, estipulaba la mudanza de todos los vuelos internacionales –excepto los vuelos a Uruguay- al Aeropuerto Ministro Pistarini para aliviar "la situación de congestión" que se generaba a partir de "un incremento relativo de las operaciones diarias" agravado por "la estacionalidad de los servicios regionales" y aprovechar el espacio y la infraestructura de Ezeiza.

El objetivo de la medida es aliviar la congestión y concentrar los servicios internacionales en Ezeiza (Matias Baglietto)
El objetivo de la medida es aliviar la congestión y concentrar los servicios internacionales en Ezeiza (Matias Baglietto)

Durante el 2018, se preveía la mudanza del 50% de los servicios internacionales –en el lapso de un año, se trasladaron un centenar de frecuencias semanales, según datos de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC)- y se espera que en los próximos días se terminen de mudar el resto de frecuencias de las únicas cuatro aerolíneas afectadas: Aerolíneas Argentinas, Latam, Gol y Amaszonas.

Aerolíneas deberá trasladar a Ezeiza cerca de 60 vuelos semanales (a Santiago de Chile, San Pablo, Río de Janeiro, Curitiba, Salvador de Bahía y Asunción, entre otros) y sumará dos vuelos a Montevideo que operarán como los que se dirigen a Punta del Este. Latam mudará 35 vuelos (14 frecuencias semanales a San Pablo y 21 a Santiago de Chile), Gol trasladará sus 10 con destino a San Pablo y Amaszonas sus seis a Asunción.

De esta manera, Aeroparque recuperará el status que supo tener hace aproximadamente una década. Sin embargo, a pesar de que se busca concentrar los destinos internacionales en Ezeiza, el aeropuerto de El Palomar continuará operando tanto servicios regionales como vuelos internacionales de aerolíneas low-cost, autorizados en noviembre pasado.

Las principales críticas se centran en las dificultades para acceder a Ezeiza de algunos pasajeros
Las principales críticas se centran en las dificultades para acceder a Ezeiza de algunos pasajeros

Aunque aseguran que de esta manera se organizarán de forma más sencilla las operaciones, las principales críticas a esta modificación se centran en la dificultad para acceder a Ezeiza de algunos pasajeros, especialmente para quienes viven en la ciudad, sobre todo cuando se trata de vuelos regionales de corta distancia.

Para aliviar esta cuestión, las compañías aéreas ya piensan nuevas estrategias para, por ejemplo, conectar vuelos regionales con internacionales con otras aerolíneas con alianzas comerciales (como es el caso de Aerolíneas, con sus socios de la alianza SkyTeam,como Alitalia, Air Europa y Air France) y adaptarse de manera más eficiente a la nueva reglamentación.

SEGUÍ LEYENDO: