La masiva convocatoria se realizó frente al Parlamento
La masiva convocatoria se realizó frente al Parlamento

Arriba del escenario habla Norma. No dice su edad exacta pero revela que tiene "70 y pico". Abajo, entre la multitud, escucha con atención Sofía, de apenas 10 años. A las dos las separan varias décadas, pero hoy las une una motivación en común: ambas son parte de las miles de personas que concurrieron en la tarde del martes a la Plaza de Congreso para realizar un nuevo pañuelazo para pedir por el aborto legal, seguro y gratuito.

Al igual que hace un año, la marea verde volvió a inundar las inmediaciones del Congreso de la Nación. La convocatoria se realizó en gran parte por las redes sociales, impulsada con el hashtag #19F. Con los pañuelos verdes como símbolo del reclamo, que incluye además la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI), la concentración comenzó desde las 17. La movida se replicó también en otros puntos del país.

Desde temprano representantes de las 500 organizaciones que forman la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito (CNDA) comenzaron a instalarse frente al Parlamento con banderas, banderines, afiches y carteles con consignas a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

Hubo presencia del Partido Revolucionario Marxista Leninista, el Centro de Estudiantes de Ciencias Médicas de la UBA, el Plenario de Trabajadoras, el Partido Comunista Revolucionario, la CTA Autónoma, la Juventud Radical y el MST, entre otras organizaciones.

Alrededor de ellos, se acomodaron los puestos de ventas de productos afines: remeras, pulseras, llaveros, calcomanías, prendedores, carteras, gorras y hasta medias, todos con el verde emblema que se repetía también en las cabelleras teñidas de varios de los concurrentes.

Con el correr de los minutos, chicas y chicos maquillados o con sus cuerpos pintados se fueron sumando para darle mayor fuerza al pedido de mantener el tema en agenda y que la ley vuelva a tratarse este año en el Congreso.

Funcionarias y dirigentes políticas acompañaron la iniciativa. Entre ellos estuvo la diputada nacional Victoria Donda, quien sobre el escenario aseguró: "Las muertes después del 8 de agosto tienen nombre y apellido: el de los senadores y senadoras que votaron por el no. De eso no nos podemos olvidar". Y cerró: "Como diputados nacionales nosotros tenemos una responsabilidad que es que este año tengamos otra media sanción en la Cámara de Diputados. No hay excusas para que no salga".

También hubo presencia del ambiente del espectáculo. Entre otras, dieron el presente la actriz Jazmín Stuart, representando al Colectivo de Actrices Argentinas, y la conductora Carla Conte, quien recitó un texto. Al igual que esta última, por el escenario montado desfilaron decenas de mujeres con diferentes intervenciones artísticas: poemas, canciones, segmentos de humor. Cada discurso fue aclamado con un atronante japapeo, su grito de guerra.

Casi a las 19:10 llegó el momento del pañuelazo. Con la diminuta prenda de enorme peso simbólico en alto, las mujeres y hombres exclamaron:

Hoy les decimos que nuestra lucha nos trajo hasta acá.
Hoy declaramos nuestro cuerpo es tierra de libertad.
Hoy proclamamos: aborto o no aborto lo decido yo.
Hoy exigimos aborto libre, seguro y legal.
En mi cuerpo yo decido que el aborto sea legal.
En mi cuerpo yo decido a la cárcel nunca más.

Luego, todos entonaron al unísono: "Las mujeres abortamos, las solteras y las casadas, las adolescentes y las niñas, las ateas y las creyentes, las lesbianas y bisexuales, los trans masculinos, las activistas y las juezas, las docentes y las milicas, las desobedientes y las correctas, en consultorios y con pastillas, con vergüenza y con orgullos; en todas partes, nosotras abortamos".

La movilización se fue disipando caída la noche. Así pasó un nuevo 19F, el Día de Acción Verde por el Derecho al Aborto.

Fotos: Nicolás Stulberg

SEGUÍ LEYENDO: