El patio del Instituto San Leone Magno
El patio del Instituto San Leone Magno

La Fundación Raoul Wallenberg anunció que la escuela italiana ubicada en Roma Instituto San Leone Magno – Fratelli Maristi será proclamada como Casa de Vida. Según informó la entidad presidida por el empresario Eduardo Eurnekian, la ceremonia se realizará en la primavera de 2019 (con fecha a confirmar) y el invitado de honor será el presidente de Italia, Sergio Mattarella, quien asistió a ese colegio.

La decisión de la Fundación Raoul Wallenberg, fundada por Baruj Tenembaum, está relacionada con que durante la Segunda Guerra Mundial, entre 1943 y 1944, bajo la dirección del padre Alessandro di Pietro, el Instituto San Leone Magno, asumiendo un riesgo monumental, acogió a una veintena de niños judíos y algunos adultos que escapaban del régimen nazi.

En esa época, la escuela regenteada por los hermanos maristas acogió a 24 niños de familias judías, incluyendo a algunos de Alemania y uno de Polonia, así como a diez adultos judíos y un italiano no judío, todos ellos perseguidos por los nazis.

Sergio Mattarella (AFP)
Sergio Mattarella (AFP)

Todos los refugiados recibieron documentos de identidad falsos y los jóvenes asistían a las clases junto con los otros pupilos, con quienes compartían también las comidas y los dormitorios.

En cambio, la situación de los adultos refugiados era más precaria. Durante el día salían de la escuela, pero de noche volvían a la institución y corrían el riesgo de ser descubiertos en alguna inspección alemana.

Con el objetivo de evitar ese problema, el padre Di Pietro diseñó una señal de advertencia y una ruta de rescate que conducía a unos muros en donde los adultos podían permanecer escondidos durante la eventual inspección, que finalmente nunca sucedió.

Sergio Minerbi
Sergio Minerbi

Uno de los niños protegidos por los hermanos maristas, Sergio Minerbi, se convirtió en un diplomático y académico israelí, y él, quien cumplió hace poco 89 años, fue uno de los que pidieron por el reconocimiento del padre Alessandro di Pietro.

Seguí leyendo: