Raúl Alfonsín fue un destacado orador
Raúl Alfonsín fue un destacado orador

Para muchos fue uno de los grandes oradores de la historia política argentina reciente. Protagonista de momentos de auténtico fervor popular, con multitudes en las calles dispuestas a escucharlo, luego de los años de oscuridad de la dictadura militar, Raúl Alfonsín encabezó grandes actos donde brindó discursos encendidos.

A 35 años del regreso de la democracia, un repaso por sus mensajes públicos más salientes.

Cierre de campaña porteño en la Avenida 9 de Julio

La fórmula Raúl Alfonsín-Víctor Martínez realizó su último discurso en la Ciudad de Buenos Aires frente a miles de personas en los alrededores del Obelisco porteño. Fue el 26 de octubre de 1983, ante una multitud que celebraba el fin de la dictadura y la esperada apertura democrática. Dos días después, el dúo de los dirigentes radicales protagonizaría el último acto antes de la veda electoral, en Rosario.

Asunción y discurso desde el Cabildo

Una vez elegido y luego de los distintos actos protocolares por su asunción, Alfonsín se dirigió al pueblo argentino desde el Cabildo, frente a la Plaza de Mayo el 10 de diciembre de 1983.

Un mensaje al país por Navidad en 1984

Por cadena nacional, y para dar comienzo a su segundo año de mandato, el presidente le habló a los argentinos por las fiestas de 1984.

Los primeros 100 días de democracia

Desde el balcón de la Casa Rosada, Alfonsín se dirigió a una multitud fervorosa que lo escuchaba desde la Plaza de Mayo. Se celebraban cien días de democracia que coincidían con un aniversario del golpe de estado de 1976.

Anuncio de partida hacia Campo de Mayo

La crisis desatada por el alzamiento carapintada llega a su momento de mayor tensión. En las primeras horas de la tarde del domingo 19 de abril, Alfonsín habló desde los balcones de la Casa de Gobierno a una enorme multitud que rebalsa la Plaza de Mayo. "Pareciera que en el tiempo histórico ha habido un segundo en que el pasado nos ha alcanzado", señaló Alfonsín, que de inmediato anunció que iría personalmente a Campo de Mayo a obtener la "rendición de los sediciosos".

"Felices Pascuas, la casa está en orden"

A minutos de aterrizar en el helipuerto ubicado sobre la Casa Rosada, Alfonsín se dirige nuevamente a la multitud que se había quedado esperando en la plaza. El presidente se dirigió a los "compatriotas" y anunció: "La casa está en orden". Además, pidió a quienes querían ingresar a Campo de Mayo que se retirasen del predio e invitó a los argentinos a regresar a sus hogares.

SEGUÍ LEYENDO