Música Para el Alma realizó un concierto sinfónico coral gratuito con más de 100 artistas en el hall de la estación Constitución

infobae-image

Esta semana, Música Para el Alma realizó un nuevo concierto sinfónico coral gratuito con más de 100 artistas en el hall de la estación Constitución de trenes de la Línea Roca.

Música Para el Alma es un proyecto solidario, de músicos de orquestas sinfónicas y coros, que nació en la Argentina y se ha extendido a otros países como una actividad solidaria gratuita e independiente de profesionales que llevan la música a hospitales públicos, hogares de ancianos, escuelas de educación especial y espacios públicos como la estación de trenes Constitución acercando la música a personas a las que les es difícil acceder a los espacios tradicionales de la música ya sea por falta de recursos económicos o porque se encuentran pasando por situaciones de vida difíciles o por dificultades en su salud que les impide movilizarse.

Música Para el Alma es una iniciativa promovida por músicos profesionales que tocan en la Orquesta Sinfónica Nacional y la Filarmónica del Teatro Colón en Argentina, para llevar música clásica a hospitales, escuelas de educación especial, geriátricos y otras instituciones.

infobae-image

A 7 años del primer concierto, llevan realizados 400 conciertos gratuitos y su presencia alcanza en este momento a 10 países. "Cada vez más músicos se han ido uniendo, empezamos siendo 50 y hoy somos más de 2.500 músicos alrededor de todo el mundo".

Música Para el Alma nace a partir de la enfermedad de María Eugenia Rubio, una joven y talentosa flautista de la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto, quien en su prolongada lucha contra una enfermedad da lugar a su novio, el chelista Jorge Bergero, a llevar la música al hospital donde ella trataba de luchar contra una enfermedad terminal intentando así transformar esa realidad dolorosa en una emoción conmovedora, y nunca más se detuvo. A pesar de su fallecimiento continuaron los conciertos, que cada vez que se repiten, reeditan esa gran emoción de la primera vez.

infobae-image

En cada concierto intentan rescatar los valores humanos y despertar los afectos promoviendo la inclusión del otro por medio de la música.

La entrega a la música por parte del instrumentista reúne a audiencias y a ejecutantes en el poderoso vínculo de emociones provocadas por la música. No hay melodía que puede ser imaginada sin el sentimiento de conmover a otros.
Música Para el Alma intenta recuperar la alegría, entrega y pasión por la profesión que han elegido. El coro, los bronces, las flautas, los clarinetes y los solistas vocales e instrumentales se aúnan para decir 'Sí' a una nueva manera de hacer música a través de la entrega al prójimo. Sin condiciones y sin miedos, dar el alma para fortalecer al otro y fortalecerse. Hacer el bien con el corazón. Música Para el Alma nace del amor y de la pérdida y de la dignidad de estar con el otro.

Jorge Bergero
Jorge Bergero

Nos dice Jorge Bergero director de esta maravillosa propuesta cultural solidaria: "Necesitaba transformar ese gran dolor en algo positivo, donde aún la sintiera a Eugenia. También fue importante el primer concierto que hicimos después de su partida. Habíamos ido a un colegio de niños ciegos en Santa Cecilia, y como los niños tenían el oído súper desarrollado y además amaban la música, se dio un momento mágico: una de las alumnas le pidió a uno de nuestros violinistas acompañarlo en el piano, fue muy emocionante para todos verlos hacer música juntos".

"El contacto con la música permite llorar, reír, cantar, hasta bailar. La música en vivo transmite una energía muy sanadora y en nosotros también produce una conexión muy profunda porque va más allá del resultado, de lo que suena, es simplemente estar presente a través del arte y eso genera una conexión muy especial", dijo Bergero.

infobae-image

En el hall de la estación de trenes de Constitución el lunes 29 de Octubre se fueron acercando cientos de personas que supuestamente tenían que tomar el tren… Atrapados por una música que solo en grandes salas de teatros se puede escuchar y que estaba ahí al alcance de la mano, perdían el tren y gritaban conmovidos y con lagrimas en los ojos; "No quiero que termine…", "No me quiero ir a casa…".

Parecía que la realidad toda había cambiado, trasportados desde el posible sufrimiento cotidiano a un escenario donde lo único que importaba era la felicidad que sentían en ese momento mágico.

infobae-image

Este proyecto se sostiene con el generoso aporte de personas que con gran sensibilidad apoyan esta obra musical solidaria. Entre todos podemos colaborar para que Música para el Alma nos siga acompañando.

Para donar se puede llamar al 011 6091 9377 o visitar este link: musicaparaelalma.org/dona

Fotos: Agustín Benencia

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos