Se espera que en los próximos meses, la publicación esté disponible en diversas librerías religiosas de todo el país
Se espera que en los próximos meses, la publicación esté disponible en diversas librerías religiosas de todo el país

El escándalo surgido durante la semana pasada en Pennsilvania, EEUU, donde más de 300 curas de la Iglesia Católica fueron denunciados por abusos sexuales infantiles a más de 1000 víctimas, volvió a sacudir una de las entidades religiosas más grandes del planeta. En medio de semejante escenario internacional, la iglesia de la ciudad entrerriana de Paraná publicó un libro denominado "Abuso sexual infantil, guía orientada a la prevención en ámbitos educativos" (Ed. Bonum).

La publicación, que cuenta con siete capítulos, salió hace dos semanas y generó una importante repercusión en la provincia de Entre Ríos.

El libro fue confeccionado por la Comisión Arquidiocesana para la protección de los menores, agrupación creada dentro del arzobispado de Paraná hace un año y cuyo fin es asistir a los niños víctimas de los abusos sexuales (sufridos tanto en el ámbito eclesiástico como en el familiar) y nutrir de información a las autoridades religiosas y educativas en vistas de prevención de nuevos abusos.

La coordinadora de la Comisión y una de las autoras del libro, María Inés Franck, mantuvo un diálogo telefónico con Infobae en el que analizó los detalles del libro. "Nosotros queremos vivir este problema con la mayor humildad que podamos. Todas estas noticias de los abusos ocurridos en la iglesia son una herida tremenda para nosotros. Nuestro objetivo nunca va a ser proteger a la institución en sí. La prioridad es poder ayudar a las personas abusadas e impedir que esto vuelva a pasar", explicó.

"Sabemos que la gente está indignada con la iglesia y muchos nos recriminan 'recién ahora se acuerdan'. Y tienen razón en decirnos eso. Pero es mejor reaccionar y tratar de actuar antes de que sigan ocurriendo nuevos abusos".

En abril, el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, anunció un protocolo de comportamiento para el trato de la iglesia con los menores de edad
En abril, el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, anunció un protocolo de comportamiento para el trato de la iglesia con los menores de edad

El libro es un producto del protocolo para la prevención de abusos, confeccionado y decretado en abril por el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari y que fue establecido en todas las entidades católicas de la capital entrerriana.

El documento, denominado "Normas arquidiocesanas de comportamiento en el trato con menores de edad y adultos vulnerables" cuenta con puntos como "Límites apropiados", "Prohibición de castigos físicos o humillantes", "Comunicaciones virtuales" o situaciones de eventos como "Retiros, jornadas o campamentos".

El documento posee algunos puntos llamativos como las "Reuniones a solas con menores": "Un adulto nunca debe permanecer a solas con un menor o adulto vulnerable en una habitación u otro ámbito cerrado. Cuando esto no sea posible, la reunión tendrá lugar con la puerta al menos semiabierta, o asegurándose de alguna manera la posibilidad de ser vistos en todo momento. Nunca se mantendrán estas reuniones en dormitorios o habitaciones privadas, sino en sectores específicamente habilitados a estos efectos", rezó un fragmento.

"Lo mismo sucede con los secretos absolutos. Ese tiene que ser un detonante, una alarma para los propios chicos, y nosotros se lo decimos a ellos. Ningún adulto puede someterlos a guardar un secreto absoluto. No puede haber nada que ocurra entre los chicos y un adulto que no puedan comentarlo con sus padres", afirmó Franck.

De acuerdo a la coordinadora de la Comisión, muchos sacerdotes y curas demostraron tener un importante desconocimiento sobre lo que se considera abuso sexual y agradecieron el aporte informativo.

"Parte del objetivo del libro es poder ayudar a generar ambientes que sean seguros para los chicos. Ayudar a esos adultos a detectar posibles situaciones de abusos, así como alarmarse ante ciertos comportamientos de algunos pares de la iglesia. Hay gente que no tiene idea de lo que significa el abuso sexual. No saben que puede haber incluso abuso sexual infantil sin llegar a haber un contacto", aseguró Clarck, quien ejerce como profesora universitaria de Derecho y Ciencias Políticas.

El libro, en tanto, está repartido en siete capítulos y un apartado denominado Conclusión:

Qué es el abuso sexual infantil. Tipos y Características. Factores de riesgo y protección.

Causas y consecuencias del abuso sexual de menores

El abuso de menores en la ley argentina

La detección de situaciones de abuso sexual infantil actuales y potenciales

Qué hacer y cómo actuar cuando un menor revela un abuso a un adulto

El abuso sexual, internet y las redes sociales

Los programas de prevención ¿Qué hay que saber para prevenir los abusos?

Conclusión: Una palabra sobre la prevención en los ambientes eclesiales

La catedral de Paraná
La catedral de Paraná

En principio, la publicación se consigue en librerías de orientación religiosa en la provincia de Entre Ríos, pero los autores esperan que en los próximos meses pueda ser distribuido en el resto del país.

"Sabemos que para aquellos niños que sufrieron abusos sexuales por parte de representantes de la iglesia nada es suficiente. Nada que podamos hacer ni el perdón que se pueda pedir va a alcanzar para aliviar esas heridas que sufrieron. Y sabemos que la gente está indignada con la Iglesia por los casos que se hicieron públicos. Pero es nuestra responsabilidad atender el problema y tratar de aportar nuestro conocimiento para luchar contra este problema tan terrible", advirtió Franck a Infobae.

Y concluyó: "El adulto que abusa de un niño es una persona enferma, con una patología, y cuando un niño entabla una relación tan fuerte y personal con una figura que se presenta como autoridad, está en riesgo. Está en nosotros clarificar y poner sobre la mesa toda la información sobre cómo ayudar a los chicos y cómo prevenir que ocurran estos actos".

SEGUÍ LEYENDO: