Los incidentes que se produjeron este jueves durante el desalojo de los trabajadores de PepsiCo terminaron con 15 policías heridos. Entre ellos, la de mayor gravedad es la sargento Natalia Tapia Almeyda, del Destacamento Azul, quien sufrió una fractura expuesta de tibia y peroné.

Las roturas fueron producto del golpe de un banco que los trabajadores arrojaron desde el techo de la fábrica, donde los ocupantes resistían el procedimiento.

Desde la cama del hospital municipal de Vicente López, donde continuaba internada, la oficial señaló que "Tiraron a matar". Consultada sobre sus sensaciones en esos momentos de tensión, relató: "Nosotros trabajamos, somos personas y tenemos sentimientos encontrados en estas situaciones. La orden era desalojar".

En el establecimiento la acompañaba su madre, quien sostuvo que lo que sucedió "es una pena". "Son trabajadores con trabajadores. Es triste lo que pasa en el país. Ella se preparó con sacrificio para esto, somos gente humilde. Es muy triste", consideró.

DyN
DyN

Además de la sargento Tapia Almeyda, hubo además cuatro miembros de la Policía Bonaerense y 10 efectivos de Infantería con lesiones en principio, de "carácter leve".

Entre los oficiales atendidos figuran Maximiliano Sotello y Nicolás Velazquez, del departamento de Infantería Pilar, y el subinspector Juan Antonio Daguerre y el sargento Carlos Cabrera, ambos del Departamento Infantería de Mar del Plata.

LEA MÁS: