Para tonificar la zona del vientre y lograr transformar la adiposidad acumulada en músculos firmes y relucientes, los instructores recomiendan una serie de pautas básicas: desarrollar la técnica de manera adecuada, mantener la constancia del entrenamiento y complementar la tarea con una dieta rica y saludable.

Los consejos se enmarcan dentro de estas reglas. No obstante, luego tendrá importante incidencia la variante con que se trabaje el área. En ese sentido, existen diversos estilos para trabajar los abdominales. Pero no todos brindan los mismos resultados.

El crunch es el estilo clásico para trabajar la zona media
El crunch es el estilo clásico para trabajar la zona media

La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (Boston) realizó un informe que llamó "Core Exercises", en el que reveló que no hace falta sumarle al trabajo diario cientos de "crunches", el ejercicio abdominal tradicional.

Por el contrario, el estudio señaló como estilo más completo a los abdominales isométricos, también conocidos como planchas. Estos adquirieron mucha popularidad en el último tiempo, ya que además contribuyen a trabajar además la zona del la espalda y glúteos.

"Con las planchas -nombre popular con el que se conoce esta técnica- se logran trabajar de una forma más equilibrada todo el abdomen y la espalda -incluso los glúteos- con un solo ejercicio en lugar de aislarlo para tonificarlo como se hace con los 'crunchs', lo cual resulta mucho más interesante -y práctico-para nuestra vida real", remarca el informe.

Las planchas son una de las modalidades más populares
Las planchas son una de las modalidades más populares

En línea con ello, Jésica Cirio junto a la profesora Romina Traetta brindan tres variantes para ejercitar todos los músculos del área media, usando una pelota de 4 kilos y realizando series de 60 segundos de duración.

1. Plancha con extensión de cadera, más brazos en fuerza estática

Los isométricos se ejecutan en estabilización horizontal. Estando de boca abajo, se eleva el cuerpo sosteniéndose sobre la palma de las manos (o codos) y pies con el abdomen activado a pleno.

En este caso, al elevar las caderas se levanta un pie del suelo y tras ellos bajarlo y juntarlo con el otro pie. Luego repetir con la pierna contraria.

2. Plancha más estocadas, alternando piernas sobre pelota

Colocarse en posición de plancha sobre una pelota y realizar estocadas alternando ambas piernas. Intentar que el cuerpo logre ser una tabla de surf. Al realizar la estocada, la rodilla no tiene que pasar la punta del pie. Con esta variante se trabaja además los músculos cuádriceps, glúteos, deltoides y bíceps.

3. Bicicleta con pelota, alternando abdomen brazos y piernas

En este último caso, el ejercicio nace desde el crunch, el clásico "bolita" en el que se ejercita acostados boca arriba, con las rodillas flexionadas y los pies completamente apoyados en el suelo, separados el ancho de las caderas.

Sosteniendo el balón con las brazos extendidos, se sube la rodilla en la posición inicial para bajarla luego al momento que se eleva el cuerpo.

Con constancia, disciplina y dieta se pueden lograr los resultados buscados (Getty)
Con constancia, disciplina y dieta se pueden lograr los resultados buscados (Getty)

Agradecimiento: Open Park Rosedal

Seguinos en Infobae con una guía de entrenamiento que podés incorporar hoy mismo.

¡Sentirte saludable y en forma siempre te brindará salud y bienestar!