El doctor Máximo Zimerman, médico neurólogo, trabaja en Cites-Ineco en la rehabilitación de pacientes con distintas patologías (Cites-Ineco)
El doctor Máximo Zimerman, médico neurólogo, trabaja en Cites-Ineco en la rehabilitación de pacientes con distintas patologías (Cites-Ineco)

La neurorehabilitación es un tratamiento multidisciplinar y coordinado por distintos profesionales que tiene como objetivo la recuperación neurológica y funcional del paciente con distintas patologías, como por ejemplo la Esclerosis Múltiple (EM), el Accidente Cerebro Vascular (ACV), Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC), lesiones neurológicas de origen tumorales, infecciosas o patologías degenerativas como la Enfermedad de Parkinson.

Allí, los expertos trabajan las funciones motoras y cognitivas del paciente, que suele demostrar una mejoría de la función motora y de la calidad de vida sin que progrese su enfermedad.

“La ciencia detrás de la neurorehabilitación es la Neuroplasticidad. Mediante el empleo de protocolos intensivos de entrenamiento, es posible conseguir cambios neuroplásticos cerebrales, destinados a mejorar la recuperación de las funciones del cerebro. La terapia con asistencia robótica permite realizar el tratamiento en un amplio rango tridimensional, permitiendo una gran intensidad en el entrenamiento”, explicó el doctor Máximo Zimerman médico neurólogo (MN 107597), y director médico de Cites-Ineco uno de los centros de Neurorehabilitación más modernos del país.

Distintos motivos pueden causar un problema grave de salud que necesiten de una neurorehabilitación (Shutterstock)
Distintos motivos pueden causar un problema grave de salud que necesiten de una neurorehabilitación (Shutterstock)

"Presenta un feedback visual basado en ‘recompensa’, en el cual el paciente incrementa el aprendizaje motor de la tarea realizada", agregó el experto que presentó los últimos avances en la materia y cómo funciona Armeo, un exoesqueleto con realidad virtual de entrenamiento específico para el miembro superior (brazo y mano afectados), que permite nuevamente la recuperación, mejorando la funcionalidad en las tareas cotidianas.

¿Qué es y cómo funciona Armeo?

Armeo es un exoesqueleteo con realidad virtual para el entrenamiento del miembro superior afectado. Existe un soporte parcial de peso mediante este exoesqueleto que se adapta anatómicamente al miembro", adelantó.

Zimerman muestra el exoesqueleto en Cites Ineco
Zimerman muestra el exoesqueleto en Cites Ineco

Y agregó: “Es decir, cuando existe un problema de movilidad, como en las patologías descriptas anteriormente, lo que hace este exoesqueleto es mejorar y asistir al paciente para poder realizar una mayor cantidad de movimientos y mayores rangos de movimientos: mejora la funcionalidad del paciente. No se trata de suplantar las terapias tradicionales como terapia ocupacional o kinesiología, sino de hacer más redituable e intensiva la rehabilitación de cada paciente”.

Según el experto, que realizó su doctorado y Post-doctorado en Recuperación Cerebral y Neuroplasticidad en el Hospital Universitario de Hamburgo, Alemania, la sesión tiene una duración que oscila entre 20 minutos y 40 minutos, en los que se pueden realizar distintos movimientos repetitivos en distintas articulaciones, ya sea del hombro, del antebrazo, del carpo (muñeca) o de los dedos. Estas repeticiones de movimientos se hacen hasta 100 y 120 veces y tienen una finalidad concreta: el paciente lleva a cabo una actividad en un escenario virtual”.

El aparato ayuda a recuperar pacientes y darles una mayor calidad de vida (Cites Ineco)
El aparato ayuda a recuperar pacientes y darles una mayor calidad de vida (Cites Ineco)

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de tratamiento?

“La principal ventaja de Armeo es que posee un feedback, es decir, la posibilidad de que la persona pueda monitorear sus movimientos. Por otra parte, tiene un aspecto lúdico en el que el paciente puede realizar un juego que demanda mayor actividad. Una de las premisas de la neurorehabilitación es que el tratamiento intensivo hace una diferencia, mejora el aprendizaje motor, es como aprender a andar en bicicleta. Lo que permite este exoesqueleto inteligente es realizar un mayor número de movimientos y un mejor entrenamiento”.

¿Cuáles son los avances que se observan en los pacientes?

“Los beneficios que se observan son, generalmente, trasladables a la vida diaria del paciente. Al entrenar en un ambiente ecológico, recibe permanentemente una retroalimentación positiva. Puede ir de compras a un supermercado o desarrollar las tareas de la casa con el miembro afectado y todo remeda acciones de la vida diaria. Es por eso que la ventaja fundamental se traslada en mejorar actividades de la vida diaria con la frecuencia de uso”.

Placa de un problema neurológico de un paciente que necesita neurorehabilitación
Placa de un problema neurológico de un paciente que necesita neurorehabilitación

¿Esta terapia reemplaza la rehabilitación habitual?

“El entrenamiento físico sigue siendo la indicación fundamental que está llevado a cabo a través de terapistas ocupacionales y kinesiólogos. Bajo ningún punto de vista estos aparatos robóticos reemplazan la mano del hombre. Todo lo contrario: la función es complementar y asistir a las terapias. Es decir, cuando normalmente un paciente en una sesión de terapia ocupacional o kinesiología puede realizar una cantidad de movimientos (alrededor de 20 o 30), lo que hace este aparato robótico es multiplicarlo por 10 y optimizarlo. Este es el fundamento esencial que permite mejorar la reorganización cerebral”.

¿Qué otras tecnologías novedosas ofrece CITES INECO para la neurorehabiliutación?

"Más allá de Armeo, contamos también con otro dispositivo robótico que permite realizar una descarga de peso específica. Es decir, entrenar la marcha, el equilibrio, el balanceo y la deambulación de forma organizada, estructurada, mejorando la velocidad de la marcha, la estabilidad del paciente, disminuyendo el riesgo de caída. Este aparato se llama Andago y fue recientemente introducido en nuestro Centro, siendo el primero en Sudamérica que reúne estas características.

Un paciente, al usarlo, puede deambular por toda la institución a través de esta asistencia parcial de peso y el robot puede ir, de alguna manera, sorteando distintos obstáculos. Por otro lado, tiene una connotación muy importante porque remeda lo que es una marcha fisiológica, con los movimientos de cadera y la descarga de peso. La ventaja, comparado con otros aparatos que se utilizaban previamente en rehabilitación, es que se puede adaptar a las necesidades del paciente y el paciente no tiene que hacer los ejercicios arriba de una plataforma, sino que puede trasladarse de manera eficiente de un punto a otro de la institución mediante la deambulación.

Por otra parte, el paciente puede controlarlo absolutamente a su criterio. Es volitivo: puede decidir adónde ir, qué movimientos hacer y también la velocidad. Esto nos permite entrenar en un marco seguro la deambulación, el equilibrio estático y dinámico, el balanceo y la postura.

En Cites Ineco se realizan distintos estudios cerebrales
En Cites Ineco se realizan distintos estudios cerebrales

Para finalizar, en conjunto con Ortopedia Alemana presentamos un exoesqueleto robótico único en Sudamérica que permite a los pacientes con lesiones medulares, que nunca caminaron, pararse, realizar pasos, caminar en su ambiente cotidiano y en la vía pública, dar pasos hacia atrás y hasta subir escaleras. Tiene como finalidad asistir a los pacientes, mejorando su calidad de vida”.

Con información de Cites-Ineco

SEGUÍ LEYENDO: