Sin dudas, utilizar una situación delicada de salud para hacer el bien a alguien es una cualidad que pocos seres humanos podrían desarrollar.

Es lo que hizo Maximiliano Morales, de 32 años, que lejos de deprimirse porque los seis cambios de medicación y el autotrasplante de médula al que fue sometido no dieron los resultados esperados en el tratamiento del linfoma de Hodgkin que padece, "usó" su caso para generar conciencia sobre la importancia de donar órganos y desmitificar lo que implica una donación de médula ósea.

Lo hizo a través de un video, en el que mostró su propio trasplante.

El linfoma de Hodgkin es un tipo de cáncer del tejido linfático

El médico deportólogo padece un tipo de cáncer linfático que años de quimioterapia no pudieron curar. "Es un cáncer en los ganglios del cuerpo, tiene diferentes niveles (yo tengo nivel 2) y en base a eso es el diagnóstico y el tratamiento que se hace -contó-. El 90% de los pacientes se curan con seis meses de quimioterapia; yo tuve seis cambios de medicación y me hice autotrasplante, pero la enfermedad volvió".

Y tras asegurar que el trasplante de médula ósea "es un procedimiento sencillo", el joven grabó a su hermana en pleno proceso de trasplante.

Maximiliano pasó por seis tratamientos y un autotrasplante antes de llegar al trasplante de médula (Getty Images)
Maximiliano pasó por seis tratamientos y un autotrasplante antes de llegar al trasplante de médula (Getty Images)

"Por uno de los brazos le sacan sangre como si fuera una donación, pero en vez de ir a un recipiente, el líquido pasa a la máquina que se ve a la derecha de la imagen, que es como una enorme centrifugadora en la que la sangre gira muy rápido y 'expulsa' las células madre. El resto de la sangre, que no se necesita para el trasplante, vuelve al cuerpo de mi hermana por el otro brazo". Así explicó Maximiliano el procedimiento al que estaba siendo sometida su hermana menor, de 21 años, a quien se la podía observar en una cama, sonriente. "Ella no habla porque le da vergüenza", bromeó el joven.

"Esto es una donación de médula, un procedimiento totalmente inocuo", continuó la explicación, para dar paso a mostrar el catéter en su pecho a través del que le transfundieron la médula ósea, en un "procedimiento sencillo, que no demoró más de 20 minutos".

Maximiliano mostró en un video que el trasplante de médula ósea es un procedimiento sencillo

Maximiliano aclaró que lo que le trasplantaron es médula ósea, "que la producen los huesos, generalmente los de la cadera y el esternón, y está en la sangre". "En un trasplante de médula no te sacan la médula espinal", insistió.

Y luego de destacar que su función como médico es "promover la donación de órganos", el joven pidió un favor a quienes tengan acceso al video que él mismo grabó: "Publicamos tantas pelotudeces, póngale compartir a este video para de esta manera poder seguir ayudándonos entre todos".

SEGUÍ LEYENDO