Alberto Fernández se mantiene expectante por la reunión de Cafiero con Blinken y ajusta los detalles de la presentación en Washington

El Presidente estuvo en contacto por la mañana con el canciller antes de la visita al secretario de Estado de Biden para intentar destrabar las negociaciones con el FMI

El presidente Alberto Fernández sabe que la reunión que mantendrá este martes por la tarde Santiago Cafiero en Washington con el secretario de Estado, Antony Blinken, será clave para el futuro de la renegociación de la deuda externa argentina ante el Fondo Monetario Internacional. Por eso en las últimas horas ambos se comunicaron asiduamente para ajustar los detalles de la exposición que el canciller de nuestro país hará ante el alto funcionario de la Casa Blanca.

En la Casa Rosada son conscientes de la confianza que el presidente demócrata estadounidense, Joe Biden, tiene depositada en Blinken, del peso de sus opiniones y allí radica la importancia vital de este encuentro. Por eso Cafiero se juntó con el ministro de Economía, Martín Guzmán, el viernes donde le informaron sobre los últimos pasos de la negociación con el FMI. El Gobierno busca apoyo en Biden con el objetivo de superar las reticencias del staff del Fondo para llegar un acuerdo que permita renegociar los 44.000 millones de dólares del préstamo que pidió Mauricio Macri en 2018.

Cafiero, luego de entrevistarse con Blinken en el Departamento de Estado donde estará acompañado por el embajador argentino Jorge Argüello (será a partir de las 15 de Buenos Aires), se reunirá con Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes y aliada de Biden en la administración demócrata. El Gobierno de Fernández emprendió varias acciones en el Capitolio vinculadas a la negociación con el FMI, y Cafiero aprovechará la oportunidad con Pelosi para ratificar que no hay intención política de forzar un default en marzo.

Estos encuentros estarían finalizando casi a la misma hora en que Alberto Fernández llegará a la provincia de San Juan donde junto a alguno de sus ministros lanzará un organismo público-privado orientado a la generación de energías renovables. Estará secundado por los ministros Guzmán y Matías Kulfas, de Desarrollo Productivo y concurrirán los gobernadores de las seis provincias (Neuquén, Río Negro, San Juan, Mendoza, Catamarca y La Rioja) más involucradas en el proyecto.

Durante el viaje a territorio cuyano el Presidente y Guzmán conversarán también sobre las tratativas con el FMI y desde San Juan se comunicarán con Cafiero para evaluar los resultados de las reuniones bilaterales en Washington.

El lunes, ni bien llegó a Estados Unidos, el canciller mantuvo un encuentro con el embajador Argüello, y también con los representantes de la Argentina ante los organismos multilaterales, encabezados por Sergio Chodos.

Argüello publicó en la red social Twitter, la bienvenida a Cafiero y subrayó la “agenda intensa” que se desplegará con el departamento de Estado y las autoridades del Gobierno de los Estados Unidos.

”El encuentro con el secretario Blinken para abordar la rica y diversa agenda bilateral, marcará un paso adelante en la relación”, de los presidentes Alberto Fernández y de los Estados Unidos, Joe Biden, agregó Argüello, quien es otro de los funcionarios de Fernández que viene manteniendo reuniones políticas de primer nivel de cara a la renegociación de la deuda con el FMI.

Cafiero afrontará otro desafío ante Blinken. En el cónclave también estará Brian Nichols, subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, quien se ocupa de todos los temas relacionados con América Latina. Fue Nichols quien escribió en su cuenta de Twitter una crítica muy dura tras la asunción de Daniel Ortega. “En su ´inauguración´, Ortega-Murillo estuvieron acompañados por @DiazCanelB @NicolasMaduro y Mohsen Rezaei, un iraní implicado en el atentado a la AMIA en Argentina. El hemisferio no puede mirar al otro lado mientras Ortega-Murillo socavan la democracia y seguridad regional”, consignó en su cuenta oficial. Un dato que no es menor en vísperas de esta visita al departamento de Estado.

Porque Cafiero deberá explicar que el Gobierno que encabeza Alberto Fernández propone una agenda multilateral y que sus próximos viajes a Rusia y China no implican un alineamiento automático con Putin y Xi Jimping.

La cercanía con el líder chino causa incertidumbre en el Salón Oval. La Casa Blanca lo considera como un adversario global, y Estados Unidos le declaró el boicot político a los Juegos Olímpicos de Invierno que se desarrollarán desde el 4 de febrero en Beijing.

En plena negociación con el FMI, la eventual presencia de Alberto Fernández al lado de Xi causa -al menos- incertidumbre en el Salón Oval. Como sucederá con Putin, Cafiero explicará que Xi apoya al Gobierno con divisas, vacunas e inversiones, y que el Presidente aún no decidió firmar la Ruta de la Seda, una iniciativa geopolítica que preocupa -mucho- a Biden.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR