Feletti se llevó el compromiso de los intendentes peronistas para colaborar en el control de precios

Tras la reunión que mantuvo en La Plata, con el gobernador Axel Kicillof y un grupo de jefes comunales oficialistas, el secretario de Comercio obtuvo respaldo para acelerar controles

La reunión de Feletti con los intendentes peronistas se llevó a cabo en La Plata
La reunión de Feletti con los intendentes peronistas se llevó a cabo en La Plata

El secretario de Comercio del Interior, Roberto Feletti, mantuvo una reunión con un grupo de intendentes del Frente de Todos que gobiernan municipios del conurbano bonaerense de la que también participaron el gobernador, Axel Kicillof, y parte de su gabinete. El encuentro, gestado por el funcionario de Comercio y el mandatario, tenía como objetivo obtener la colaboración de los intendentes para controlar el cumplimiento de la resolución 1050/2021 publicada en el Boletín Oficial que retrotrae al 1 de octubre, y congela hasta el 7 de enero próximo, los precios de unos 1.430 productos de consumo masivo en todo el territorio nacional.

Nuestra propuesta es trabajar junto a los municipios en materia de controles, ya que estamos observando un crecimiento muy acelerado de los precios que lleva a que, si bien las y los argentinos están mejorando sus ingresos, terminan consumiendo lo mismo”, aseguró el gobernador Axel Kicillof al finalizar el encuentro que se desarrolló en el Salón Dorado de la Gobernación en La Plata.

Más allá de la gestión, la foto también fue política. Es que la convocatoria a la reunión rápidamente se polarizó entre oficialismo y oposición. Mientras desde Juntos aseguran que no fueron invitados, en el gobierno sostienen que se cursaron las misivas. Pero los jefes comunales de la oposición pegaron el faltazo. Frente a los medios, en una breve rueda de prensa, Kicillof los cruzó.

“Pedimos colaboración, pero vimos que el diálogo no les gusta. Están más cómodos con la crítica permanente y la oposición a todo precio”. El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela (Juntos) cuestionó la convocatoria: “No voy a participar de ningún control de precios ‘militante’. Necesitamos un plan serio para bajar la inflación y crear trabajo. No movidas para distraer a la ciudadanía en tiempos electorales”, cuestionó.

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela
El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela

Una vez forzado el acuerdo con los empresarios del sector alimenticio, Feletti deslizó que “la medida requiere ahora de la presencia del Estado, con los diferentes organismos del Gobierno monitoreando que se cumplan los precios acordados”. Allí hacen su ingreso a escena los intendentes oficialistas.

Los intendentes tenemos que mostrar fortaleza para acompañar esta medida que nos permite llegar a quienes más nos necesitan”, dijo el jefe comunal de Ensenada, Mario Secco, luego de que el gobernador advirtiera: “Hay que ponerse a la cabeza del control de los precios: desde la Provincia y los municipios vamos a aportar territorialidad para cuidar el bolsillo de los y las bonaerenses”. En la misma sintonía se pronunció el alcalde de Almirante Brown, Mariano Cascallares, quien destacó que se acordó “continuar trabajando Nación, Provincia y Municipios como lo venimos haciendo para lograr la estabilidad de los precios de los productos de consumo masivo. Le decimos sí a cuidar a las familias argentinas”.

Por su parte, la subsecretaria de Comercio, Debora Giorgi, fue otras de las funcionarias que también pidió el acompañamiento de los intendentes en lo que serán los controles del cumplimiento al congelamiento de precios. “La Secretaría de Comercio Interior va a necesitar apoyo para llevar adelante las tareas de monitoreo, con el objetivo de que si se observa un incumplimiento se pueda ajustar el precio rápidamente”.

Aunque Feletti sostiene que la instancia de diálogo con los sectores empresarios nucleados -sobre todo- en la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), que conduce Daniel Funes de Rioja, aún no está cerrada, las alimenticias aseguran que la normativa publicada refleja la falta de voluntad por parte de las autoridades para realizar un acuerdo con el sector.

Más duro fue el presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, quien advirtió de un faltante de productos. “Va a haber desabastecimiento, no tengan ninguna duda. Cuando se le termine al que ya tiene fabricado a ese producto, si eso le provoca pérdida no lo va a volver a fabricar porque no hay manera”, aseguró este miércoles.

Sin embargo, la portavoz del gobierno nacional, Gabriela Cerruti, expresó desde Casa Rosada que “se llegó a un consenso muy amplio sobre una enorme cantidad de empresas, sólo algunas no entraron en el acuerdo”. La nueva funcionaria encargada de responder por el presidente aseguró también que no cree que la resolución provocará desabastecimiento.

Durante el encuentro en La Plata estuvieron presentes las intendentas de Lomas de Zamora, Marina Lesci; de Moreno, Mariel Fernández; de Presidente Perón, Blanca Cantero; de Quilmes, Mayra Mendoza; y los jefes comunales de Almirante Brown, Mariano Cascallares; de Avellaneda, Alejo Chornobroff; de Berisso, Fabián Cagliardi; de Ensenada, Mario Secco; de Escobar, Ariel Sujarchuk; de Ezeiza, Alejandro Granados; de Florencio Varela, Andrés Watson; de General Las Heras, Javier Osuna; de San Martín, Fernando Moreira; de La Matanza, Fernando Espinoza; de Marcos Paz, Ricardo Curutchet; de Pilar, Federico Achával; de San Vicente, Nicolás Mantegazza; de Tigre, Julio Zamora; y de Morón, Lucas Ghi.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR