Casación confirmó la condena a siete años y medio de José López por los bolsos con 9 millones de dólares

La Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena al ex funcionario por enriquecimiento ilícito. También a su esposa y empresarios. López, que reclama excarcelación sin fianza, todavía debe enfrentar otras causas penales

José López, más complicado
José López, más complicado

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó este viernes la condena a siete años y medio de prisión para José López, el ex secretario de Obras Públicas de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, que había sido atrapado en junio de 2016 con los bolsos que llevó de madrugada a un convento de General Rodríguez en el que habían 9 millones de dólares, cuyo origen no pudo justificar. Apenas fue detenido dijo que el dinero venía de la política, pero fue recién al declarar como arrepentido que intentó justificar el dinero diciendo que se lo había entregado Fabián Gutiérrez, el ex secretario privado de los Kirchner que fue asesinado en julio en Santa Cruz y lo desmintió en vida.

López, devenido en “arrepentido” en la causa de los cuadernos, busca por obtener la excarcelación al haber cumplido las dos terceras partes de su condena en prisión. El Tribunal Oral le concedió ese permiso pero sólo si paga una fianza de 85 millones de pesos. Hasta ahora no consiguió juntar esa suma (tiene sus bienes embargados) ni que un fallo le permita salir bajo palabra, como pidió su defensa, sobre todo teniendo en cuenta que se encuentra bajo el Programa de Protección de Testigos e Imputados Colaboradores.

Lo cierto es que ahora, con la firma de los jueces Alejandro Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci, la sentencia por por enriquecimiento para López y el resto de los implicados fue confirmada. A la defensa solo le quedaría intentar suerte en la Corte Suprema de Justicia. Los jueces confirmaron el decomiso de la residencia de López de la localidad de Dique Luján en Tigre. También del dinero y objetos incautados (U$S 8.982.047 y 153.610 €; además $ 159.114), que se destinan al Hospital Garrahan y al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

Los fajos de dólares que López intentaba esconder en el patio trasero del convento
Los fajos de dólares que López intentaba esconder en el patio trasero del convento

En setiembre del 2020, el TOF 1, a cargo de los jueces Adrián Grünberg, José Michelini y Ricardo Basílico dispusieron que la condena se fijara en siete años y seis meses. Había sido sentenciado en la provincia de Buenos Aires a una pena de un año y siete meses de prisión por portación de armas en 2017; y en Comodoro Py le fijaron seis años de cárcel por el delito de enriquecimiento ilícito en 2019. La pena unificada no podía superar los siete años y siete meses que implicaría la suma aritmética de las dos condenas y que fue lo que reclamó la fiscalía.

“Lo que se tuvo por probado tras el debate fue que toda esa fortuna fue producto del ilícito enriquecimiento de López en su calidad de funcionario público, de manera tal que mal puede hablarse de un incierto punto de partida (del dinero)”, sostuvo el fallo. “Aun cuando se aceptara que la evidencia reunida no fue suficiente para determinar si fue producto de un cohecho o una malversación de fondos públicos, lo concreto es que en cualquiera de sus dos vertientes posibles se trató de un dinero cuya distracción o pago clandestino entorpeció el funcionamiento del Estado Nacional y, con él, el cumplimiento de sus finalidades de bien público”, añadió.

En la condena, los jueces hicieron especial hincapié en el agravante de haberse aprovechado del dinero de la ciudadanía, usando “las relaciones de poder que obtuvo con el cargo ocupado y el empleo de una casa dedicada al culto sostenido por el Estado Nacional para ocultar el producto de su ilícito enriquecimiento”. También destacaron “la alta jerarquía del cargo público que ocupó López entre diciembre de 2003 y el mismo mes de 2015”, como subsecretario de Obras Publicas y “el daño causado a los bienes jurídicos tutelados en la presente causa –no solo la administración pública sino la confianza pública y la ética y moral republicanas”.

La sentencia incluyó la orden de pagar una multa del 60% del valor del enriquecimiento y la prohibición perpetua para ejercer cargos públicos. Junto a él fue condenada su esposa, María Amalia Díaz, a dos años de prisión de ejecución condicional como partícipe secundaria. En la resolución firmada hoy por Slokar, Mahiques y Yacobucci, Casación ordenó que se le dicte una nueva pena, pero siempre de cumplimiento condicional.

La monja Inés Aparicio, quien lo ayudó a ingresar los bolsos al convento de General Rodríguez, fue absuelta por el delito de encubrimiento.

En el juicio se condenó a dos años y medio a los empresarios Andrés Enrique Galera y a Eduardo Ramón Gutiérrez -presidente del Grupo Farallón y dirigente de la Cámara Argentina de la Construcción- como partícipes necesarios de enriquecimiento ilícito. El juez Mahiques votó en contra de confirmar las condena de los empresarios por “falta de pruebas”. Los jueces Slokar y Yaocbucci en tanto, votaron a favor de confirmarlas.

Los empresarios Carlos Gianni y el abogado Marcos Artemio Marconi, sospechados de prestanombres para un departamento, fueron absueltos.

A López “lo odié como pocas veces he odiado”, dijo Cristina Kirchner en una entrevista que dio a Infobae en septiembre de 2017, cuando habló sobre lo que le provocó la aparición de esos bolsos y se candidateaba para convertirse en senadora.

Ya se convirtió en arrepentido en la causa de los cuadernos, al declarar contra la ex presidenta Cristina Kirchner, aunque permanece privado de su libertad cumpliendo la condena por enriquecimiento ilícito. No está, sin embargo, en el sector de la cárcel de Ezeiza donde estuvo hasta que decidió convertirse en imputado-colaborador en 2018.

Apenas fue detenido dijo que el dinero venía de la política, pero fue recién al declarar como arrepentido que intentó justificar el dinero diciendo que se lo había entregado Fabián Gutiérrez, el ex secretario privado de los Kirchner que fue asesinado en julio en Santa Cruz y lo desmintió en vida.

Hoy, José López enfrenta el juicio oral por la llamada causa Vialidad, en donde comparte banquillo de acusado junto a Cristina Kirchner, el ex ministro de Planificación Julio de Vido y el empresario Lázaro Báez. También aguarda qué suerte le tocará en las otras causas en las que está procesado y que aún no tienen fecha de juicio, como la causa de los cuadernos.

Noticia en desarrollo

Seguir leyendo

TE PUEDE INTERESAR