Partidos de la oposición pidieron mayores controles informáticos para las elecciones

Lo hicieron ante la Cámara Nacional Electoral y la Dirección Nacional Electoral. También hubo una presentación de la red Ser Fiscal

Medidas de seguridad informática para las elecciones
Medidas de seguridad informática para las elecciones

Catorce partidos políticos y la asociación civil red Ser Fiscal pidieron que en las elecciones legislativas de este año, tanto en las internas como en las generales, se implementen medidas de seguridad informática sobre el escrutinio provisorio para que haya un mayor control. Lo hicieron en presentaciones en la Cámara Nacional Electoral y la Dirección Nacional Electoral, que depende del Ministerio del Interior de la Nación.

“Claramente una excelente forma de diluir el grado de desconfianza de buena parte de la sociedad sobre aspectos de la temática informática en elecciones es arbitrar mayores medios de control y que la auditoria no se encuentre dentro del ámbito del contratante en las Empresas participantes, en los diversos compromisos asumidos”, sostiene la nota a la que accedió Infobae.

La presentación fue hecha por la Unión Cívica Radical, el PRO, la Coalición Cívica -los tres partidos que integran Juntos por el Cambio-, el partido Socialista, Avanza Libertad, Libres del Sur, GEN, entre otros, y por la red Ser Fiscal, una organización que trabaja en la transparencia y la capacitación para elecciones.

En la nota, se solicitó que se analice la implementación de medidas en lo que llamaron “tres áreas claves de la seguridad física y lógica” del sistema que usa para el escrutinio definitivo. Propusieron que cada urna tenga un código QR que permita identificar su trazabilidad en las distintas etapas del proceso electoral. También el uso de inteligencia artificial sobre las actas de votación de cada mesa. Y “tener acceso a controlar las redes utilizadas para identificar cualquier comunicación entrante o saliente fuera de protocolo”.

“Para lograr este objetivo de forma profesional debemos tener acceso al control de logs, con herramientas de indexación en tiempo real y el poder analizar el código fuente en un ambiente definido por el proveedor del servicio, para verificar que no existen aplicaciones corruptas, contrapropuestas con el orden propio de un acto eleccionario transparente”, señalaron los partidos y la ONG en su presentación. Y concluyeron que “estas medidas garantizarán que sean más confiable el control y permita despegar las dudas razonables que los participantes y la sociedad tiene y que entre todos debemos disipar”.

La Cámara Nacional Electoral y Eduardo de Pedro, el ministro del Interior
La Cámara Nacional Electoral y Eduardo de Pedro, el ministro del Interior

“Nuestros fiscales ciudadanos nos reclamaban que dedicaban mucho tiempo del día a la fiscalización pero tenían percepciones diversas sobre la parte tecnológica del conteo .Con la incorporación de la Asociación de Lucha contra el Ciber crimen a la Red , le encomendamos la tarea de evaluar cuestiones de seguridad en el pliego de licitación y hallaron fallas a corregir que en parte integran la declaración que hoy se ha firmado”, explicó a través de un comunicado Claudio Bargach, coordinador Nacional de la Red Ser Fiscal.

En las elecciones el conteo de votos tiene dos etapas. Un escrutinio provisorio y otro definitivo. El primero se hace el día de la elección en base a los telegramas que desde cada colegio llegan a INDRA, la empresa encargada de hacer esa tarea. Con esos datos se conocen los resultados de la elección. Dos días después comienza el escrutinio definitivo. Está a cargo de los jueces electorales de cada provincia -que junto con el Ministerio del Interior de la Nación son los encargados de la organización de los comicios- en donde se analizan personalmente con los fiscales de los partidos esos telegramas. Si hay dudas o denuncias de que algún telegrama puede ser irregular o tener errores se abre la urna para contar esos votos. Luego la justicia electoral oficializa el resultado del comicio.

SEGUÍ LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR