Rogelio Frigerio deberá enfrentar una interna para consolidar su candidatura en Entre Ríos

Pese a gestiones hasta último momento para confirmar una lista de unidad, el ex ministro del Interior de Cambiemos tendrá que competir en las primarias de Juntos por el Cambio para llegar al Congreso

Rogerio Frigerio, ex ministro del Interior (Matias Arbotto)
Rogerio Frigerio, ex ministro del Interior (Matias Arbotto)

En las próximas legislativas, Entre Ríos renovará 5 de las 9 representaciones que tiene en la Cámara de Diputados de la Nación. Terminarán su mandato los radicales Atilio Benedetti y Jorge Lacoste, y Alicia Fregonese del PRO. También Mayda Cresto y Carolina Gaillard, por el peronismo.

En una elección tan polarizada, los frentes se aseguran colocar a los dos primeros de cada lista, y la disputa será por colar al tercero.

La alianza opositora en la provincia repetirá la estructura de elecciones anteriores: al acuerdo base entre la UCR y el PRO se sumarán el Movimiento Social Entrerriano y la representación provincial del GEN de Margarita Stolbizer. Hay negociaciones para que se adhieran otras fuerzas locales, como partidos conformados por ex peronistas y vecinalistas. Con el Socialismo siguen las charlas, pero ya anticiparon que no se plegarán.

Esta ampliación conlleva una novedad. Siguiendo la idea que surgió en la reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio, se baraja cambiar la denominación del frente. Pasaría a llamarse “Juntos por Entre Ríos”, con la palabra “Juntos” destacada por sobre las demás. El escenario podría repetirse en otros distritos.

Esto se terminará de confirmar durante la jornada de hoy, cuando concluya el plazo para registrar las alianzas ante la Justicia Federal.

Los gobernantes de las ciudades de Chajarí, Pedro Galimberti, y de Crespo, Darío Schneider, en plena campaña
Los gobernantes de las ciudades de Chajarí, Pedro Galimberti, y de Crespo, Darío Schneider, en plena campaña

En danza

Las miradas, sin embargo, están puestas en el 24 de julio cuando deban presentarse las listas de candidatos. Las estructuras partidarias de la UCR y el PRO trabajan en el armado de una lista encabezada por Rogelio Frigerio con Benedetti en el tercer escalón. El segundo lugar está reservado para una mujer que surgiría del aporte que debería hacer el fluctuante grupo de intendentes.

Hay muchos nombres en danza pero nada preciso, le dijeron a Infobae en el entorno de los dos candidatos confirmados.

Existe la intención de sumar a este armado lo queda de Construir, un esquema forjado por los intendentes entrerrianos de Juntos por el Cambio para hacer valer su peso territorial que se ha ido desgranando con el paso del tiempo.

Al frente de este grupo están los gobernantes de las ciudades de Chajarí, Pedro Galimberti, y de Crespo, Darío Schneider. Ambos enfrentarían a Frigerio en las primarias de septiembre con el apoyo de la disidencia PRO que encarna el empresario de Concordia Roberto Niez, distanciado del ex ministro, y del GEN que ya les confirmó su respaldo.

El nombre de la mujer que cerraría los tres primeros lugares podría quedar definido tras el encuentro que mantendrán el sábado en la ciudad de Rosario del Tala. Por lo pronto, los rostros de Galimberti y Schneider ya están en afiches que se pueden ver por todas las ciudades de la provincia.

El dirigente radical Atilio Benedetti
El dirigente radical Atilio Benedetti

Evaluaciones

En el grupo de Frigerio – Benedetti restan importancia a lo que puedan hacer sus eventuales adversarios. Entienden que los 22 intendentes de Juntos por el Cambio están repartidos por igual en uno y otro grupo. Y que la lista principal sumará más a medida que pase el tiempo.

Este martes pasó por Entre Ríos Martín Lousteau. Fue recibido por un grupo de presidentes municipales encolumnados detrás de Frigerio (Bruno Sarubi de La Paz; Domingo Maiocco de Victoria y Verónica Berisso de Gualeguay) y la diputada provincial Gracia Jaroslavsky (hija del legendario Chacho Jaroslavsky).

“Para hacer un mejor Juntos por el Cambio tenemos que hacer un mejor radicalismo. Un partido que no le tenga miedo a competir y a que vengan figuras de afuera”, les dijo Lousteau a sus correligionarios.

Galimberti y Schneider están convencidos de que aún cuentan con el aval de 15 mandatarios locales. Y con el temor de boinas blancas de quedar absorbidos en el PRO.

Además, entienden que la elección será más competitiva que lo que marcan las encuestas. Los últimos números mostraron a Frigerio con una intención de voto superior al 30% y a Galimberti por debajo del 10 por ciento.

Los operadores de Benedetti siguen trabajando en la idea de unidad. Pero del otro lado responden que sólo será posible si Frigerio se baja del primer lugar de la lista. Y si al frente de la boleta hay un radical.

Haciendo números

En todo caso, una disputa interna obligaría a quien pierda a superar el 25% de los votos para poder sumar nombres a la lista final. Este es el requisito que fija la carta orgánica de la UCR y que se toma de parámetro para la alianza. Si se traspasa ese umbral, las candidaturas se dispondrán aplicando el sistema D’Hont.

Está dicho que esta elección es para Frigerio un primer paso para llegar a la gobernación. Una meta que Benedetti, que perdió por amplio margen las dos veces que se postuló, no descarta. De allí la importancia del cuarto y quinto lugar en la lista. Es que en caso de que 2023 sea favorable a la oposición, el corrimiento llevaría al Congreso a quienes ocupen esos espacios.

SEGUÍ LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR