Mientras busca hoteles, Axel Kicillof modifica su plan de aislamiento: deberán cumplirlo quienes salgan del país a partir de hoy

El gobierno bonaerense abrirá un registro de hoteles que aún no fueron seleccionados. Quienes viajaron antes del 1 de julio y aún están en el exterior no serán aislados en un alojamiento especial: podrán irse a sus domicilios cuando regresen a la Argentina

Viajeros llegan hoy al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni
Viajeros llegan hoy al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

A través de su propia normativa, el gobierno bonaerense pondrá en funcionamiento el artículo 3 de la decisión administrativa 643 de Jefatura de Nación que establece que los gobiernos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires pueden establecer lugares que servirán para realizar el aislamiento a quienes llegan del extranjero y que si implica algún tipo de costo será asumido por el viajante. Sin embargo, el gobierno de Axel Kicillof matizó algunos puntos que tienen que ver con la fecha de salida y llegada para hacer el aislamiento. Además, hasta este miércoles a la noche, todavía no había hoteles definidos para el alojamiento.

A partir de este jueves 1 de julio rige la resolución bonaerense que durará hasta el 31 de agosto. Según supo Infobae se establece que toda persona que salga del país a partir del 1 de julio tendrá que cumplir una cuarentena de siete días. Serán cuatro días en un hotel de la provincia de Buenos Aires y tres en su domicilio. Ahí aparece el primer matiz a lo anunciado originalmente, ya que la decisión administrativa de Nación establece que “los gobiernos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podrán establecer los lugares en los que, quienes ingresen al territorio nacional entre el 1° de julio y el 31 de agosto del corriente año deberán realizar la cuarentena”.

Sin embargo, la Provincia aclaró que el aislamiento obligatorio en hoteles será solo para quienes salen del país a partir de este jueves y no así para quienes ya se encuentran en el extranjero y regresarán al país en los próximos días o semanas. En ese caso, se irán a su casa.

Así, por ejemplo, el ex presidente Mauricio Macri -que se encuentra en el exterior y reside en Acassuso, San Isidro- podría regresar al país sin necesidad de aislarse en un hotel porque su fecha de salida de Argentina es anterior al 1 de julio y no firmó ninguna declaración jurada antes de tomar su vuelo a Europa.

A partir de este jueves también se abrirá el registro de hoteles. Ante la consulta de Infobae, no había mayores precisiones sobre cuáles serán los hoteles que se van a inscribir, aunque el gobierno trabaja a contrarreloj con el sector para aumentar la cantidad de plazas.

Por su peso demográfico, la Provincia recibirá alrededor del 45% del total de los 600 viajeros que se permiten ingresar al país, producto de las restricciones fronterizas para evitar el esparcimiento de la variante Delta de Covid-19.

Otro punto saliente es que el aislamiento en hoteles se aplicará a quienes den negativo en el testeo de Ezeiza. A partir de ahí se irán a un hotel que elegirán los propios pasajeros. El lugar de alojamiento deberá garantizar las cuatro comidas diarias y observar estrictamente los protocolos de prevención y cuidados.

El seguimiento de las personas se hará con equipos armados por el Ministerio de Salud provincial. Serán médicos, enfermeros para resolver situaciones que, deslizaron desde la cartera que conduce Daniel Gollan, no serán muy complejas.

Si no presentan síntomas, las personas que estén en hoteles podrán salir de sus habitaciones y mantenerse en el hotel por los cuatro días en los que transcurra la primera parte de su aislamiento.

El gobierno provincial decidió tomar esta medida luego de constatar la semana pasada, y la anterior también, que del total de personas a las que se le hizo un seguimiento telefónico por haber reingresado al país, había un 40% no estaba cumpliendo con el aislamiento.

Ante la amenaza de un brote de la variante Delta del coronavirus, traídas por personas que ingresan desde el extranjero, el gobierno bonaerense junto con la Dirección Nacional de Migraciones salió a fiscalizar casa por casa y se encontró un particular panorama. 4 de cada 10 no estaban en el domicilio.

En los controles domiciliarios realizados entre el 15 y el 23 de junio se evidenció que en San Vicente hubo 72% de cumplimento, en Almirante Brown 60%, en Tigre 85%, en Morón 69%, en Tres de Febrero 73%, en Quilmes 77% y en La Plata el 69%.

En Bahía Blanca se advirtió un alto desacato al aislamiento de las personas que volvieron del exterior: el 46% se encontraba en sus hogares, mientras que el 54% no. Una situación similar se dio en Mar del Plata, donde el 58% de las personas a las que se fue a buscar a su domicilio no se encontraban. Mientras que en Olavarría hubo un 75% de cumplimiento y en Villa Gesell un acatamiento del 66%.

Hubo 120 visitas a Vicente López, 30 en Almirante Brown, 20 en Tigre, 20 en Morón, 50 en San Isidro, 150 en La Plata, 40 constataciones en San Martín, 90 en Mar del Plata y 30 en Villa Gesell, entre otros puntos.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR