El enfrentamiento político entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta dinamitó el acuerdo del Gobierno y Juntos por el Cambio por las PASO

La Mesa Nacional del frente opositor había acordado acompañar la suspensión por un mes de las elecciones, pero la pelea entre el Presidente y el Jefe de Gobierno porteño reconfiguró el escenario

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio había definido la semana pasada acompañar el pedido del oficialismo de postergar un mes el cronograma de las elecciones elegislativas. Estaba todo preparado para hacerle saber al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, al diputado Máximo Kirchner y al presidente de la Cámara, Sergio Massa, que el bloque mayoritario de la oposición iba a apoyar el proyecto de ley impulsado por el oficialismo. Sin embargo, el Decreto de Necesidad y Urgencia que planteó la virtualidad escolar hasta fin de mes para contener los contagios de coronavirus cambió los planes y el frente opositor decidió postergar el anuncio.

En el medio de esta discusión, los representantes del Gobierno se reunieron con los diputados Carlos Gutiérrez, Miguel Zottos, Luis Contigiani y Enrique Estévez, por el interbloque Federal; y Ricardo Wellbach, José Ramón, y Luis Di Giácomo, por el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo. También estuvieron los diputados Felipe Álvarez (bloque Acción Federal), Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista) y Nicolás del Caño (del PTS – Frente de Izquierda).

Luego de ese encuentro, y más allá de la paralización del acuerdo con Juntos por el Cambio por la pelea política entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, el oficialismo dejó trascender que encontró consenso para modificar las fechas. Y no sólo eso, sino que también logró sumar voluntades para que, en caso de ser necesario, suspender las elecciones primarias, abiertas y obligatorias (PASO).

Esto hizo que, por un lado, el oficialismo no necesite de Juntos por el Cambio y, por el otro, que en el interbloque que conduce Mario Negri se encendieran las luces de alarma.

Es una amenaza basada sobre algo rigurosamente cierto: el peronismo siempre tuvo como 135 votos para suspender las PASO, no lo hicieron porque Máximo Kirchner lo impidió”, explicó una fuente de la oposición. “Ahora se conoce que cuentan con los votos para dar de baja las PASO con el fin de que Cambiemos defina una posición, pero esto va a ser difícil que suceda en medio de la tensión entre la Nación y la Ciudad”, agregó la fuente consultada.

A pesar de que cierto sector de Juntos por el Cambio no quería acompañar el proyecto de ley que habían pedido al oficialismo, los sectores más dialoguista expusieron que el Frente de Todos contaba con los votos no sólo para posponer sino para suspender las PASO en 2021 y que era mejor negociar. Además, que las PASO iban a ser útiles para ordenar distritos como Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba en donde hay bastantes disidencias entre los miembros de la coalición.

“Esto viene atado a la pelea entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta y por ahora no va a hablar nadie del tema, por lo menos hasta que esto se solucione”, explicaron desde otro sector de Juntos por el Cambio. “Lo más probable es que se tenga que volver a negociar”, agregó.

El dilema que se le presente ahora a los legisladores de la oposición que ya habían acordado acompañar la intención oficial de posponer el calendario del 8 de agosto al 12 de septiembre para las PASO y del 24 de octubre al 14 de noviembre las generales, es que entienden que no se puede acordar nada en este momento de tensión porque sería “mostrar debilidad”.

En el oficialismo hay un sector que quiere avanzar sin Juntos por el Cambio y hasta propone suspender durante el 2021 las PASO, sin embargo, Máximo Kirchner y el presidente Alberto Fernández quieren que sea con el mayor consenso político entre todas las fuerzas políticas.

El punto también a dirimir son los plazos. Para que puede aprobarse en el Congreso una modificación del calendario electoral el plazo máximo es la primera quincena de mayo. Es cierto que aún faltan 10 días para que termine abril, pero es el mismo plazo que estableció el Decreto de Necesidad y Urgencia de Alberto Fernández que dinamitó los puentes entre las dos fuerzas políticas.

SEGUIR LEYENDO;






Últimas Noticias

MAS NOTICIAS