Las diferencias entre Alberto Fernández y Rodríguez Larreta sobre cómo acelerar la vacunación de adultos mayores en la Ciudad

El jefe de Gobierno porteño pidió que la ciudad de Buenos Aires reciba más dosis porque tiene mayor proporción de grupos de riesgo. El Presidente propuso la intervención del PAMI para mejorar el proceso

Alberto Fernández, Diego Santilli y Horacio Rodríguez Larreta
Alberto Fernández, Diego Santilli y Horacio Rodríguez Larreta

El presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mantuvieron esta tarde un encuentro virtual en el que analizaron juntos los indicadores epidemiológicos de la ciudad de Buenos Aires para coordinar una estrategia común frente a la segunda ola de contagios de coronavirus.

Durante el encuentro de media hora, realizado a través de la aplicación FaceTime, ambos dirigentes coincidieron en los principales planteos que planteó el Gobierno porteño: proteger por sobre todas las cosas la educación presencial y, en segundo término, la actividad económica.

Por otro lado, en la sede de Uspallata mostraron satisfacción ante la buena recepción que tuvo otro de los pedidos que hizo Rodríguez Larreta. La Ciudad entiende que como los adultos mayores y el personal de salud está sobrerrepresentado en el distrito, el reparto de vacunas debería hacerse de otro modo, ya que utilizar la cantidad de población como único criterio los perjudica.

En ese sentido, argumentaron que la Ciudad necesita recibir más vacunas de cada lote -actualmente le destinan cerca del 7% de cada cargamento- porque tiene mayor proporción de grupos de riesgo. Además, explicaron que actualmente no se está aprovechando toda la capacidad instalada que tiene para aplicar vacunas, una variable clave en la carrera contra la llegada de la segunda ola.

Según pudo saber Infobae de fuentes oficiales, la Casa Rosada enfrenta un dilema: si le da más vacunas a la ciudad de Buenos Aires se arriesga a entrar en conflicto con los gobernadores en relación al tema más sensible de la actualidad.

Por eso, el Presidente planteó que una alternativa posible sería hacer llegar más vacunas al distrito a través de PAMI. Fernández confía en que por este medio podría sortear las limitaciones del reparto en base a la población. De hecho, tras el encuentro, publicó en las redes sociales: “Ante la inquietud, propuse analizar la posibilidad de involucrar al PAMI en la aplicación de las vacunas”.

En el Gobierno porteño no rechazaron de plano la propuesta pero tampoco aceptaron. Preferirían que la Nación simplemente les distribuya un lote más grande de dosis para robustecer su plan de inmunización. Incluso señalaron que es importante asegurarse primero que el PAMI esté en condiciones de poder aplicar esas dosis. “Estas no son las típicas vacunas que normalmente aplica a través de las farmacias, necesitan otra logística, frío, etc”, explicó un funcionario a Infobae.

Sin embargo, aclararon que las puertas a un acuerdo no están cerradas. “Si la intervención del PAMI sirve para vacunar más rápido a más gente, bienvenido sea, lo vamos tomar”, aseguraron. Las negociaciones continuarán en los próximos días y posiblemente haya novedades pronto.

Finalmente, Rodríguez Larreta le pidió a Alberto Fernández que la Nación haga su mayor esfuerzo para dar a los distritos más certidumbre en relación a la cantidad de vacunas que llegarán al país en las próximas semanas y al laboratorio al que pertenecen. Esto facilitará la coordinación de la logística y permitirá hacer planificar mejor la campaña de vacunación.

Este lunes, los jefes de Gabinete de Nación, Ciudad y Provincia, Santiago Cafiero, Felipe Miguel y Carlos Bianco, se reunirán para analizar en profundidad todos los indicadores antes de tomar cualquier medida. Los funcionarios porteños insisten en que la cantidad de nuevos casos no es un parámetro suficiente para evaluar la situación y proponen poner especial atención en la ocupación de camas UTI, en la edad promedio de los contagiados y en el avance de las vacunación de la población de riesgo.

SEGUIR LEYENDO: