Ganancias, biocombustibles, Pesaj y Día de la Memoria: las estrategias y negociaciones detrás de las próximas sesiones en la Cámara de Diputados

Sin mayorías, los bloques negocian en busca de los quórum. Las acusaciones de “show”, los festejos religiosos y la disputa por el combustible

La futura sesión del sábado 27 de marzo no sólo muestra la rareza de ver a los legisladores trabajando un fin de semana, algo que nadie recuerda, sino que señala el ajedredez constante que se juega en la Cámara de Diputados de la Nación en donde los dos bloques mayoritarios -Frente de Todos y Juntos por el Cambio- pugnan por conseguir los votos que les faltan para conseguir quórum en cada uno de los temas.

Ayer por la mañana el oficialismo sorprendió a todos llamando a sesionar el próximo sábado para tratar las modificación del piso de Ganancias, el puente de plata de Monotributo, la ley antidopaje y educación ambiental.

Para el bloque de Juntos por el Cambio la decisión de hacerlo un sábado forma parte de un show. El diputado Cristina Ritondo señaló que “se está haciendo algo que tiene que ver más con el show que con sacar gananciasen referencia a sesionar el sábado. “Podíamos hacerlo el jueves a la tarde, el viernes, o hasta el 24 de marzo a la tarde”.

Esta última fecha no fue dicha al azar. Diferentes fuentes del Palacio legislativo señalaron que el presidente de la Cámara y autor del proyecto, Sergio Massa, propuso sesionar el miércoles que es el Día de la Memoria en conmemoración del último golpe de Estado cívico-militar siendo feriado nacional.

En esta etapa de las negociaciones alguien recordó que el fin de semana es Pesaj, la pascua judia, y que hay legisladores que profesan la religión. En este punto, Marcelo Casaretto, diputado entrerriano del Frente de Todos, señaló que “no nos votan para que vayamos a nuestras iglesias a rezar. Nuestra iglesia tiene que ser el Congreso y nos votan para estar acá”, explicó Casaretto.

Pero el tema estuvo y está presente. En la reunión de bloque de Juntos por el Cambio muchos escucharon un chiste al respecto del diputado Waldo Woff, que profesa la religión judía. Pero eso que entre compañeros de banca fue algo risueño, se transformó en un pedido que se revea la fecha.

En una carta enviada al presidente de la Cámara, Wolff señala que “por el modo de vivenciar mi religión, sería un hipócrita si le dijera que ese día dejo de hacer mis actividades convencionales, y en especial porque desde que me desempeño como diputado de la Nación siempre subordino mis obligaciones en función de la prioridad que le doy al cargo que intento honrar con mi accionar”.

Waldo Wolff (Gustavo Gavotti)
Waldo Wolff (Gustavo Gavotti)

Sin embargo, el diputado del PRO señala que tiene la “obligación de dejar asentado que, teniendo tantos días hábiles en el calendario para llevar adelante una sesión ordinaria, me parece mínimamente un descuido o una falta de respeto, que descuento involuntaria, seguramente por desconocimiento. Me pregunto si haríamos una sesión un Jueves Santo o un Día de la Virgen. Tampoco estaría de acuerdo en desarrollarla esos días”.

A partir de esto, Wolff le solicita que “revea la fecha de la sesión citada por respeto a quienes pretendemos dar curso a nuestros rituales en días que son de público conocimiento. Si así no lo hiciera y sostiene la fecha de la reunión, yo asistiré y adecuaré mis compromisos familiares y religiosos a la citada sesión, sin pedir ningún privilegio tal como asistencia remota”.

El último punto, el del privilegio, no es menor y es una muestra de la pirotecnia que subsiste dentro de la Cámara ya que el que sí pidió un “privilegio” fue el diputado oficialista Pablo Yedlin quien también profesa la religión judía y le envió una carta a Massa para que “me autorice la posibilidad de asistencia remota a la sesión del día 27 de marzo del corriente”.

Máximo Kichner sigue de cerca algunos distritos bonaerenses (Franco Fafasuli)
Máximo Kichner sigue de cerca algunos distritos bonaerenses (Franco Fafasuli)

El diputado tucumano hace referencia a que vive en la provincia norteña y que la Pascua Judía “comienza ese mismo día y por lo tanto me será imposible asistir en forma física presencial dado que mi domicilio familiar es en Tucumán y el tema que se tratará es de enorme importancia para mí”.

Pero mientras en la superficie los legisladores discuten sobre la viabilidad de sesionar un sábado y se reorganiza el proceso de hisopado para los legisladores que asistirán, en los pasillos del Congreso el tema biocombustible toma relevancia.

Por un lado, Juntos por el Cambio más el peronismo federal y los legisladores que responden a el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, lograron un acuerdo para llamar a una sesión para le jueves a la mañana y tratar la prórroga de la ley de biocombustible.

Sin embargo, esto es algo que parece fallido porque el oficialismo no participará y el interbloque Federal para el Desarrollo que conduce el mendocino José Luis Ramón, no participarán y eso implicaría que la sesión cayó antes de comenzar.

Uno de los rumores que circulaba en los pasillos del Congreso es que el todavía diputado Martín Soria y futuro ministro de Justicia de la Nación, hizo llegar al bloque de la oposición que aportaba apoyo para prorrogar biocombustibles a cambio del apoyo para avanzar en la salida del procurador interino Eduardo Casal.

Eduardo Casal (Nicolás Stulberg)
Eduardo Casal (Nicolás Stulberg)

“Es imposible avanzar con un acuerdo de ese tipo. Además, ¿cuál sería el beneficio? ellos -por el Frente de Todos- lograrían poner a alguien de su entorno en ese sillón que es importante en las discusiones de las causas judiciales de corrupción a cambio de qué, que nosotros quedemos bien con un sector económico?”, se preguntaba un hombre fuerte del bloque de Juntos por el Cambio.

Mientras tanto, circula un borrador que se supone salió del despacho de Máximo Kirchner para trazar una nueva ley para el sector de biocombustible. “No se entiende mucho la razón. El proyecto que tenemos para votar llega con media sanción del Senado en donde el Frente de Todos tiene mayoría y es territorio de Cristina Kirchner, nada sale sin su visto bueno. Lo de Máximo es, como mínimo, extraño” explican desde Juntos por el Cambio.

El tablero de ajedrez de la Cámara de Diputado está en constante movimiento. Las jugadas no son tan lineales como parecen y toda decisión, tanto del oficialismo como de la oposición, tiene detrás una segunda intención. Por lo pronto, el sábado a las 10:30 de la mañana habrá labor parlamentaria y a las 11:00 comenzará a sonar la chicharra que avisa a los legisladores que se tienen que sentar y comenzará el debate.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS