Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y dirigentes de todo el arco político repudiaron la agresión que sufrió Alberto Fernández en Chubut

El ex Presidente y el jefe de Gobierno porteño coincidieron en que “la violencia no es el camino y la manera de expresarse”, después del ataque a piedrazos contra el jefe de Estado

Incidentes en la llegada de Alberto Fernandez a Chubut

Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta repudiaron la agresión que sufrió Alberto Fernández en su visita a Chubut para recorrer las zonas arrasadas por los incendios en esa provincia y en Río Negro, que dejaron como saldo una persona fallecida, más de 200 viviendas quemadas y daños importantes en el suministro de distintos servicios.

Los referentes de Juntos por el Cambio se expresaron en contra de los hechos de violencia después de que manifestantes en la localidad de Lago Puelo atacaran a piedrazos la camioneta que transportaba al máximo mandatario. Coincidieron con que esa “no es la manera de expresarse” y subrayaron la voluntad del diálogo para resolver diferencias.

“La violencia nunca es el camino. Repudio lo sucedido hoy en Chubut durante la visita del Presidente. Cualquier diferencia tiene que ser resuelta por la vía del diálogo”, escribió el ex jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

Unos minutos más tarde, el jefe de Gobierno porteño se sumó en la misma línea: “Repudio el hecho de agresión que vivió el Presidente en Chubut. La manera de expresarse no es a través de la violencia”.

Del mismo modo, miembros del gabinete de Fernández comenzaron a repudiar el ataque. Como el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien tuiteó: “Nuestro país necesita de más diálogos, más construcción colectiva, respeto por el otro y menos violencia. Tenemos un Presidente que trabaja cada día por una Argentina unida, más tranquila y con más oportunidades. Somos millones quienes queremos ese camino y lo vemos posible

También se sumó al repudio Agustín Rossi, ministro de Defensa, quien desde su cuenta de Twitter, escribió: “Repudio absoluto a la agresión desatada contra el Pte @alferdezy su comitiva. La violencia nunca es el camino”.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, por su parte, tuiteó: “Repudio la violencia contra el Presidente y su comitiva en Chubut, quienes viajaron para garantizar la respuesta del estado nacional frente a los incendios. Incomprensible el recurrente comportamiento antidemocrático de aquellos que se oponen a la minería en la provincia”.

Así, la Presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, también repudió la agresión contra Fernández: “El presidente @alferdez no sobrevuela zonas, sino que se presenta personalmente para poner ministerios y organismos nacionales al servicio de quienes padecen. La agresión a la comitiva presidencial en #Chubut, es absolutamente repudiable y fuera de todo contexto”.

También se sumaron al repudio gobernadores, como Gustavo Merella de Tierra del Fuego, quien tuiteó: “Repudiamos y rechazamos las agresiones al Presidente de la Nación @alferdez y a la comitiva presidencial. La violencia y las agresiones nunca pueden ser el medio para manifestarse”. Y siguió: “Este Gobierno Nacional ha dado muestras reales y concretas de federalismo, trabajo en conjunto y acompañamiento a las provincias patagónicas. Debemos apostar al diálogo y al consenso como el vehículo para seguir transformando el país. Debemos seguir trabajando para unir al país y poner de pie la Argentina”.

Gustavo Bordet, gobernador de Entre Ríos, también se sumó a la ola de repudios: “Repudiamos firmemente los hechos de violencia contra el presidente @alferdez en Chubut. El diálogo democrático que necesita la Argentina no admite expresiones de intolerancia como las de hoy”.

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, del mismo modo, se mostró en contra de lo ocurrido: “Repudio las agresiones y la violencia ejercida hacia el Presidente @alferdez en el día de hoy en Chubut. Sin importar la ideología política de cada uno, el respeto, la integridad y el diálogo, siempre serán el camino correcto para la construcción de la Argentina que queremos”.

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, también criticó el ataque y publicó en su cuenta de twitter:”Repudio enérgicamente la agresión a @alferdez, la violencia no es el camino. Mi total apoyo al Presidente de todos los argentinos”.

Como Macri y Rodríguez Larreta, desde el arco opositor, se sumaron al repudio más políticos. Así, el diputado nacional Fernando Iglesias, escribió: “Repudio todas las violencias políticas y todos los golpes de Estado y todas las piedras arrojadas contra los edificios institucionales y las autoridades presidenciales de nuestro país. Desde siempre”.

También lo hizo el senador nacional por Juntos por el Cambio, Martín Lousteau:”Repudio enérgicamente el ataque sufrido por el Presidente en Chubut. La agresión nunca es el camino para manifestar diferencias o críticas. Los argentinos aprendimos eso tras mucho dolor. No lo olvidemos”.

Por su parte, la diputada nacional opositora, Graciela Ocaña, también repudió lo ocurrido: “Paso con el Presidente @mauriciomacri, hoy le pasa al Presidente Fernández. El repudio contra la violencia debe ser igual. En democracia la violencia no es el camino”. Luis Naidenoff, senador por Formosa, tuiteó criticando lo sucedido: “Mi total repudio a la agresión sufrida por @alferdez en Chubut. Estas manifestaciones de violencia son inadmisibles”.

También el ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se expresó por lo ocurrido: “Mi solidaridad con el Presidente y su comitiva ante los hechos de violencia sufridos esta mañana en Chubut. No debe haber en Argentina lugar para ningún tipo de manifestación antidemocrática, siempre deben ser repudiadas”.

Alberto Fernández llegó esta mañana al aeropuerto de Bariloche e inmediatamente se subió a un helicóptero para trasladarse hasta Lago Puelo. Poco antes del mediodía, aterrizó en una cancha de futbol de la Escuela provincial 108 para comenzar la recorrida por los lugares afectados por el siniestro. La primera agresión ocurrió minutos después, en el camino hacia el centro de operaciones de esa localidad, donde manifestantes interceptaron la caravana y arrojaron piedras contra los vehículos.

La segunda fue durante el trayecto del Presidente y la comitiva que lo acompaña desde ese centro, donde estuvo reunido con autoridades y periodistas, hasta la camioneta, que fue caótico y a duras penas la custodia pudo evitar una agresión directa a su persona.

En la zona de los violentos incidentes circulan dos versiones sobre las motivaciones de los manifestantes: una afirma que se trataría de un reclamo contra el proyecto de minería del gobierno provincial de Mariano Arcioni, y la otra que los pobladores de la zona consideran que el gobierno nacional estaría avalando los reclamos y la metodología violencia de ciertos sectores mapuches que en los últimos tiempos han protagonizado muchos actos violentos.

Debido a los incidentes, la agenda de Fernández se vio alterada y se canceló una conferencia de prensa que se iba a realizar en la escuela donde aterrizó, ubicada a metros del municipio de Lago Puelo.

Más imágenes de la agresión de manifestantes a los vehículos que transportaban la comitiva presidencial

Este tipo de escena de violencia contra un presidente no es nueva. De hecho, el propio Macri vivió en carne propia un episodio similar durante su mandato presidencial, cuando también fue blanco de una agresión por parte de manifestantes. En 2016, militantes políticos y referentes sociales cercanos al kirchnerismo apedrearon el vehículo donde viajaba junto a la, por entonces, gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal tras encabezar un acto oficial en Mar del Plata.

En aquella ocasión, la Policía debió disuadir a otro grupo de activistas integrantes de CCC, del MTR y de la agrupación de izquierda “Votamos Luchar”, quienes con intenciones hostiles intentaron llegar a las inmediaciones donde se desarrollaba el acto, en el barrio Belisario Roldán.

SEGUIR LEYENDO: